Acerca del canal 8

A raíz del inminente vencimiento de la concesión a Rctv, se ha desatado una tormenta de disparates sobre el rol de la televisión en el marco del socialismo del siglo XXI, entre los cuales se han puesto a circular críticas acerbas contra el canal 8, que en verdad resultan desproporcionadas o por lo menos injustas.

Haciéndole el juego al golpismo, y un flaco favor al proceso, hay quienes desde las trincheras del chavismo se erigen arbitrariamente en autoridades del pensamiento comunicacional para acusar al canal de "propagandista" y de "sectario" o "sesgado", usándolo como referencia de lo que no debiera ser jamás la televisora que se forme para operar la nueva señal del canal 2.

Quienes así se expresan definitivamente no conocen lo que es la televisión ni el papel que debe desempeñar un canal de servicio público en función del fortalecimiento del sistema democrático. No entienden, al parecer, que es una obligación del Estado proveer la más completa información sobre la gestión del Gobierno, ni que es un derecho inalienable de la ciudadanía el contar con esa información de manera expedita, suficiente y oportuna.

De allí que no sea propaganda lo que emite hoy por hoy el canal del Estado, sino una programación informativa, muy diferente a la programación banal a que se nos tenía acostumbrados en la cuarta república, cuyo contenido obedece a la naturaleza intensiva de una acción de gobierno caracterizado por la permanente generación de políticas y programas novedosos, que interesa por igual a la mayoría de la población. Algo que por supuesto la oposición quisiera ocultar de plano.

No existe en el mundo una televisora con programas de participación directa de la comunidad con más de 120 personas diariamente en el estudio, como lo hace "Canal Abierto", ni como "Conversatorio Vecinal" o "Al Soberano", en los cuales la gente expone sus problemas y sus ideas con la más entera libertad, sin mencionar el periodismo de altísima calidad que se ejerce desde "En confianza", "Contra golpe", "Dando y dando", "Al momento", o "Diálogo abierto".

Está bien, abramos el nuevo canal. Pero sin pisotear el enorme esfuerzo de VTV.


aaranguibel@msn.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3558 veces.



Alberto Aranguibel B.

Comunicador social e investigador. Conductor del programa Sin Tapujos, que se transmite por Venezolana de Televisión. Asesor Comunicacional y de Imagen en organismos y empresas públicas y privadas.

 albertoaranguibel@gmail.com      @SoyAranguibel

Visite el perfil de Alberto Aranguibel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Aranguibel

Alberto Aranguibel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a34202.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO