La batalla de la verdad contra la mentira

Más allá del silencio que –otra vez– Granier aplicó a la voz del pueblo, las imágenes del excelente reportaje Todo 11 tiene su 13, transmitido por VTV, los testimonios de humildes venezolanos recogidos en los 45 minutos de duración de este documento por demás irrefutable, mostraron la evidencia de la participación protagónica del presidente del grupo económico 1 Broadscating Caracas en el golpe contrarrevolucionario de abril 2002.

Desmoronada queda la soberbia de Granier ante la afirmación de un suboficial de la Guardia de Honor que dice frente la cámara: "Aquí, en este pasillo, estaba el señor Granier el 13 de abril en la mañana con los demás golpistas. No diga que no estaba, yo lo vi". El militar habla desde los espacios contiguos a la fuente del pez que escupe el agua. ¿Cómo queda la ira de Granier ante la reportera de VTV que le recordó ese día? Granier le espetó: "No diga cosas que no sabe".
¿Dirá lo mismo ante la afirmación del militar? Ta’ pillao.

Para la televisora del doctor Granier no existe el reporte histórico Todo 11 tiene su 13. Lejos de la verdad contenida en el reportaje, la versión granieriana del golpe contratrrevolucionario del 11A y de la revolución del 13A es tan inverosímil que llega al extremo de inundar la pantalla con la mentira podrida según la cual fue este escribidor el que dio un golpe de Estado al juramentar al vicepresidente Cabello como presidente provisional mientras era rescatado el jefe del Estado en La Orchila. Goebbels ha resucitado en Bárcenas.

Viejo truco el de formar un berrinche para distraer la atención del pueblo. Pero la verdad no cede ante la injuria, el vilipendio, la difamación... En Bárcenas han usado la concesión que les otorgó el Estado venezolano para conspirar contra la democracia antes, durante y después del putsch del 11A. Esa televisora ha devenido en una agencia de propaganda destinada a difundir el pensamiento único del más rabioso neoliberalismo, asumido como ideología legitimadora de posturas autoritarias fundadas en la exclusión de las mayorías nacionales de los asuntos públicos, es decir, para negar los derechos democráticos del pueblo.

A Granier le envenena la sangre que los medios de comunicación del Estado enarbolen la verdad sobre el 11, 12 y 13 de abril de 2002; que revelen la prepotencia típica de su estilo de gerencia expresada en el trato despótico a los trabajadores de RCTV; que le pongan los puntos sobre las íes a él que cree estar por encima de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión y de la Constitución bolivariana... Y Granier insulta con un aquelarre de mentiras buscando intimidar a los funcionarios del Estado.

Pero por más que amenacen los oligarcas no asustan a los revolucionarios; ni siquiera pudieron hacerlo cuando el 11, 12 y 13 de abril de 2002 silenciaron la verdad y parapetearon a Carmona en Miraflores.

Embriagado de soberbia, Granier sueña despierto con ver el 27 de mayo venidero la repetición del 11A. En sus neuronas es un hecho que ese día habrá una marcha hacia Miraflores y se oirá una voz atronadora que dirá a los cuatro vientos: "Fuera Chávez. Viva Granier". En sus sinapsis ya está escrito que una chorrera de militares se pronunciará desconociendo al Presidente y, nuevamente animados por buenas intenciones, lo secuestrarán... Todo para que a Granier le sea renovada la concesión de RCTV. Empero, los sueños, sueños son, escribió Calderón de la Barca; y soñar es un derecho.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5480 veces.



William Lara


Visite el perfil de William Lara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Lara

William Lara

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a33469.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO