Crítica ácida

Nuestra polarizada prensa peor que Colombia

Quienes han leído estas opiniones ácidas desde Junio 2006, conocen la posición crítica a los gobiernos de Colombia, incluso contra la prensa oligarca vecina, que ha descalificado vulgarmente a Chávez y Maduro. Duele elogiarles pero me parece lo correcto a raíz de una lógica informativa importante de revelar, porque el capitalismo de la democracia comunicacional venezolana toca límites y nadie parece querer criticar esa clase de mediocracia mediática. En "El Espectador" leo la referencia a enfrentamientos entre policías y manifestantes, surgidos por el asesinato del ciudadano Javier Ordoñez, al texto veo "No se trata de satanizar a la Policía. Nos duelen las vidas de los uniformados que fueron heridos, que se ponen a diario en riesgo. Su labor es difícil. La protección de la ley y el orden es fundamental. Hasta ahí acompañamos a los líderes de la Policía Nacional y al presidente".

Cuestiona "El Espectador" conceptos del Presidente Duque en torno a calificar de vándalos a manifestantes, y banalizar con disimulo digno hechos donde la muerte acompaña concentraciones lógicas en democracia, sin dejar de cuestionar como prensa a los que asaltan negocios, (igual que en Venezuela en las guarimbas), robando e incendiando propiedades públicas y privadas al grito de "libertad" "libertad". La prensa oligarca colombiana como "El Tiempo" publicó columnas que, en el mandato del Comandante Presidente Revolucionario Hugo, titularon escatológicamente "Las cagadas de Chávez", y luego "Las cagadas de Maduro", por ello afirmo que duele tener que elogiarles en algo, pero es evidente hay un poquito de conciencia informativa que no encontramos en la Venezuela de la infofrenia ultra radical de derecha en la oposición disociada sin remedio.

Entre nosotros y quizá por la bendición fascista de curas que dieron vivas al cáncer del Comandante Chávez, propietarios de medios que antes de Chávez colocaban fichas en gobiernos de Copei y AD a cambio de publicidad y negocios del presupuesto oficial, y diputados o senadores provenientes de las cadenas de prensa escrita, radio y TV, no rechazan con firmeza la quema de policías, militares, vigilantes, choferes del metro, etc., durante concentraciones violentas, agrediendo ciudadanos como la pintora ingenua Elsa Morales, quien casualmente transitaba por Altamira y como siempre vestía a la usanza indígena, le gritaron que era chavista, la digna mujer debió ser llevada a la Clínica El Avila de urgencia, por los golpes que le propinaron cobardes manifestantes opositores.

Dueños de medios locatos sin remedio, peligrosos con el poder real del dinero, formando matrices de opinión sin compasión ni razón, en el afán de volver al poder con apoyo de USA, se entregan a la hegemonía mundial de prensa comprometida con los magnates del capitalismo bestial, en el caso de Venezuela solitarios sin credibilidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 565 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: