El Comandante de Sony, ¿cuántos dólares se invirtió en esta campaña de desprestigio?

La verdad es que se quedó corta la crítica de Luigino a la serie de Sony El Comandante, recién estrenada por RCN, este lunes 30.

Queda más que claro, al menos en el primer capítulo, el propósito de mostrar la figura de un Chávez vacilante, inseguro, dudoso en las horas previas al 4 de febrero, cuando se ejecutó la insurrección militar del 1992. Se nota claramente el empeño de mostrar que entre quienes conducían la acción militar todos estaban dispuestos a llegar a las últimas consecuencias menos quien la comandaba.

Todo esto sin dejar de lado la caracterización que hace Andrés Parra del personaje principal, un acucioso podría concluir al respecto que  apenas logran la “caricaturización” del hombre que durante 20 años marco, para bien de muchos y para mal de otros, el rumbo de la política en Venezuela y en parte de Latinoamérica.

Este primer capítulo deja claro que apenas es la sexagésima parte de un enlatado, concebido en formato televisivo, y que presentarán en serie, en el marco de la campaña sistemática por desacreditar la figura de Hugo Chávez Frías y de la Revolución Bolivariana.

A pesar del esfuerzo invertido en mostrar los hechos del 4F como un golpe militar clásico, escenificando el enfrentamiento armado, con muertes y demás, la memoria de los venezolanos lo que más recuerda de todos estos hechos es la victoria política de Chávez al momento de su rendición y de su fugaz aparición televisiva de 4 minutos, en la que con su frase “por ahora” fue catapultado a la historia. Hasta los más acérrimos adversarios de Chávez reconocen su gesto de valentía estos hechos.

Algunos opinan que la serie “hará llorar de arrechera” a la gente. Es posible que muchas viudas de la cuarta al ver esa caricatura de Chávez sufran al no poder entender como ese “payaso” caricaturizado por Andrés Parra logró barrer 40 años de la pseudodemocracia que fundarán AD y COPEI a comienzos de los años 60 en Venezuela. Estos mismos serán los que celebrarán sin duda la “extraordinaria” producción televisiva de Sony.

Esperemos a que más allá de hacerle el juego a este enlatado censurándolo el chavismo apueste por la producción de calidad visual y estética que muestre a un Hugo Chávez más cercano del real y que sin dejar de lado el carácter ideológico propio del personaje, no se dediquen a hacer un refrito, como el de Sony, que aleje la propuesta de la historia política y social reciente de nuestros país. Talento y capacidad existe de sobra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1349 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: