Una vez más: Solidario con Aporrea.org.

En estos tiempos de profunda crisis en lo político, en lo económico, en lo social, pero profundamente para mí, en lo ético y lo moral, estoy cumpliendo con lo prometido y expresado por mí a través de mi cuenta tuiter, de escribir este artículo en solidaridad con aporrea.org.

Lo hago porque me siento parte de aporrea. Desde el 10 de diciembre de 2003, cuando salió mi primer artículo a través de esta cartelera del movimiento popular, han sido muchas las experiencias, anécdotas y puertas que gracias a esta novedosa forma de comunicación popular me ha concedido a lo largo de estos casi 13 años de ser parte del staff de articulistas de dicho portal.

Y como lo expresé en mi último artículo, he estado en unas dinámicas de conversatorios, de reuniones con diversos movimientos populares, colectivos, diversas formas de organización popular que me han mantenido un tanto alejado de las teclas. Y cuando ayer domingo pude retomar esta faena, y revisando nuestro portal, me enteré de ese ataque que sufrió y de las horas que tuvo que mantenerse fuera del aire.

No podía permanecer indiferente ante tal hecho. Aporrea.org con sus aciertos y virtudes, errores y defectos, no ha dejado de ser referencia en la comunicación alternativa y revolucionaria.

En Aporrea.org se han visto reflejadas todas las corrientes del pensamiento revolucionario: Desde marxistas, maoístas, trotskistas y hasta los defensores de las tendencias reformistas han tenido espacio en dicho portal. Eso es algo que no se puede negar.

Sin duda, como articulista y lector de aporrea.org, podemos criticarle muchas cosas, porque como toda obra humana, no es infalible. Pero, de ahí a querer eliminarla, a dejar la expresión del movimiento revolucionario y popular sin una de sus ventanas, me parece extremadamente peligroso, en un momento donde las amenazas contra nuestra Revolución y  nuestro país se ciernen con una fuerza inusitada.

No olvidemos que los enemigos de clase de nuestro proceso, tanto los que están abiertamente identificados y hacen vida en la Mesa de la Ultraderecha (MUD), como los que se ponen boina roja, y que a nombre de la Revolución nos están haciendo muchísimo daño y matando la esperanza de un pueblo, cuando se dan este tipo de coyunturas, contra lo primero que se van es en contra de los medios con los que el pueblo pueda comunicarse para revertir tendencias, para informar, pero sobre todo para formar y contribuir a la elevación de la conciencia de nuestro pueblo, para poder resistir, luchar y vencer en estos momentos particularmente complejos.

No es acallando las voces críticas y las voces que formulan propuestas como vamos a salir del atolladero en el que nos encontramos. Pese a toda esta fase de contraataque imperial, en el horizonte se nos presentan oportunidades para poder superarla. Tengamos altura del momento político que vivimos. No dejemos que las miserias humanas, el sectarismo y la persecución de las voces críticas propositivas nos hagan perder la perspectiva de todo el bosque que algunos ya estamos viendo.

Sin duda, aporrea.org tiene muchas cosas que revisarse, muchas cosas que corregir, cosas que mejorar. Pero no es enmudeciéndola como esto se puede lograr.

Me parece extremadamente peligroso que ante la posibilidad de un zarpazo contra el proceso revolucionario, bien sea a través de un Golpe de Estado o de una invasión militar yanqui en la tierra de Bolívar y Chávez, en vez de aumentar nuestro poder de fuego comunicacional, más bien lo reduzcamos. Mucho cuidado con esto.

Siempre en mis escritos he tratado de caracterizarme por hacerlo de acuerdo a lo que me dicte mi corazón y mi conciencia. Esto lo señalo porque es probable que por opiniones como las aquí expresadas, no le complazca a algunos compatriotas y camaradas que se dicen revolucionarios y revolucionarias. Lo lamento por ellos y ellas, pero esta praxis que tengo, no exenta de errores y fallas propias de la naturaleza humana, me las enseño el comandante Hugo Chávez.

Y también aclaro, porque algunos incluso han tratado de criminalizarlo a uno por ello, no soy parte ni integrante de Marea Socialista. En lo absoluto, si conozco a algunos de sus miembros, tanto hombres como mujeres, e incluso son amigos y amigas personales, y hemos coincidido en algunos planteamientos y actividades, en otros no, pero nos respetamos profundamente. Siento que hay que ubicarse bien en los contextos para poder identificar bien a los verdaderos enemigos y enemigas en estos momentos.

Cuando salgo a través de estas líneas a defender Aporrea.org y a solidarizarme con los que la hacen posible, no defiendo la idea primigenia de la Asamblea Popular Revolucionaria que hizo posible la reversión del Golpe de Abril de 2002 desde lo comunicacional. Cuando defiendo a Aporrea.org lo hago defendiendo la comunicación alternativa, revolucionaria, popular y comunitaria. Esa comunicación que, a veces trabajando con las uñas, con pocos recursos, y en una pelea totalmente desigual con las transnacionales de la comunicación hegemónica, serán la vanguardia y las primeras en salir, si fuere el caso, si los enemigos de la Revolución se abalanzan en contra de la Patria de Bolívar y Chávez.

Yo nací políticamente hablando en un medio comunitario. En radio Llovizna 95.7 FM (hoy 104.7 FM) en San Félix, en el estado Bolívar. Y mal puedo yo, que nací en un medio popular, comunitario, revolucionario y alternativo, no defender a los medios alternativos y comunitarios, y dentro de esa lista esta aporrea.org.

Cuenten mis hermanos y hermanas de aporrea.org con este soldado, con este servidor en lo poco que pueda serles útil. No olviden que solo al árbol que da frutos es al que le tiran piedras, porque no he visto hasta ahora a nadie que le tire piedras a un árbol que no da frutos.

¡Que viva por siempre Aporrea.org, símbolo de la comunicación alternativa y popular!

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2024 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Medios Alternativos y Comunitarios



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a229401.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO