A Alberto Nolia se le fué el yoyo

Expresión muy caraqueña para quienes tenemos cierta edad, ciertamente me gusta el estilo de Alberto Nolia, palabras sacadas del andar en la calle, nada académicas, pero sí con bastante efectividad y aplicadas a quienes se lo merecían, su manera de abordar las cosas rompió con una forma de comunicación acartonada, estilo de conversación en cualquier esquina, disfrutaba cuando calificaba de papanatas a ciertos personajes del mundo de la oposición, el manejo acertado de la información periodística de la cual disponía, nos hacía entender enredos que la subliminidad comunicacional no lo permitía.
Siempre como hombre de la radio, me ha gustado la libertad para decir las cosas, entendiendo que la línea entre lo comprometedor de las palabras y la acción de gobierno es a veces muy delgada, por ello, es importante valorar en su exacta dimensión, lo que se pretende señalar como factor de corrección o de mejoramiento de tal o cual política, creo que es lógico que así sea. No obstante, es bueno decir que en cuanto y en particular el tema tratado por el conductor de Los Papeles de Mandinga, sobre La Ley Desarme, consecuencias, alcances, aciertos y desaciertos, es una política sobre la temática mas valorada como negativa por la población como lo es la inseguridad, de tal manera a de esta forma lo entiendo, es inédita la aplicación, por tanto es susceptible de mejorar.
Igualmente estadísticas establecidas en estudios serios en el vecino Estado Federativo de Brasil, la mayoría de casos de homicidios es precisamente por tratar de defenderse y no obtener los resultados esperados, en esta dirección no creo pertinente el razonamiento del estar armado para defenderse de la delincuencia, la propuesta adelantada por el hijo de Chávez el presidente Maduro, tiene sentido social mas que político, producto de la vivencia personal del presidente y de la cual como vecino del Valle que fui, conozco y entiendo la intencionalidad de requerir de la población armada rendir sus armas y entregarse a la vida social a través del trabajo creativo.
En este sentido muy a pesar considero que el camarada Nolia se le fue el yoyo, no solo en el planteamiento sino la manera de calificar el asunto, si una política es ridícula, obsesiva, etc, entonces como consecuencia los que la implementan caen en el mismo saco, en esto es que creo que pecó el comunicador, además y hay que decirlo que si estás en un medio donde se promocionan las políticas del gobierno y del Estado como tal, la manera de manifestar la inconformidad es decir tranquilamente que no estás de acuerdo con ella, sin calificarla y esgrimiendo los argumentos necesarios sin caer en excesos y llamándola de manera falaz.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8317 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a171487.htmlCd0NV CAC = Y co = US