Algo hay que hacer

Pildoritas 115 (año 03)

Yo no sé por qué tanto enredo, tanta declaradera, tantos argumentos que cada quien emite a su libre albedrío, ante un hecho claro y sin discusión que es que estamos ante dos delincuentes de cuello blanco, ladrones los dos, especuladores los dos, golpistas los dos, explotadores los dos, ambos miasma que sale de la misma cloaca.

Que si el relator del Derechos Humanos de la ONU dijo tal o cual cosa, que si un representante del congreso gringo declaró en un pasillo contra el gobierno venezolano que si patatín, que si patatín. Yo me pregunto por qué darle tantas largas al asunto, si tenemos en nuestras manos el sartén, tenemos las pruebas, videos, documentos, expedientes y demás, que bien podemos meter en un simple CD, y yo no sé si se podrá, pasárselo a la OEA y ONU, en pleno para matarles el gallo en la cueva y de una vez por todas ponerle un freno a una matriz de opinión que como la pólvora se extiende por los cuatro puntos cardinales.

Bien podemos reproducir un CD por cada miembro de esos organismos, para que se enteren de la verdad, incluso por la confesión de parte, de uno de los capos quien dice que él “especula pero da empleo” y el otro, con solo mostrar cómo dejó el banco, bastaría para desvirtuar la especie de que a los dos se les persigue por que son dueños de un medio de comunicación. Ya está bueno de permitir que un tal Cantón o De la Rue, o cualquier carajo a sueldo, seguramente bien pagado por estos y otros delincuentes del mundo, para que salgan a defender lo indefendible, pues las pruebas son tan abrumadoras que no les quedó de otra que salir volando para evitar la acción de la justicia.

Algo tiene qué hacer el gobierno venezolano, para de una vez por todas terminar con tanta patraña que desde aquí monta la canalla y que es repetida por personeros de organismos totalmente sesgados, que no se molestan en confirmar lo que les llega, pues lo que les interesa, por estar al servicio del imperio, es contribuir con la maléfica campaña contra nuestra Revolución.

RELACIONES TAL VEZ, PERO…………

Y como era previsible, no podía ser de otra manera, fraude masivo incluido, Santos es el nuevo presidente de Colombia, es el autor intelectual de crímenes de lesa humanidad, y aunque haya expresado, sabemos que por conveniencia, que buscará reconstruir las relaciones con países vecinos como Ecuador y el nuestro, por lo menos en lo que nos atañe, no va a ser nada fácil, por un lado porque el nuevo gobierno como el anterior no goza de autonomía pues bien sabemos y es algo que Uribe se encargó de potenciar, ese país es un satélite del imperio gringo y su dependencia y supeditación es tal que el saliente gobierno, rubricó con la entrega de la soberanía al permitir la instalación de siete bases militares, en su territorio que sumadas a las ya existentes llegan a quince, algo excesivo al punto de que no han podido convencer a nadie, de que se usarán única y exclusivamente para enfrentar la guerrilla y el narcotráfico.

Por otro lado las relaciones comerciales existentes antes de la crisis que obligó su ruptura, de manera unilateral, por nuestro gobierno, bien sabemos que a quien benefician es a Colombia, de donde continuarían exportándonos millones de dólares en bienes con costos superiores a los que nos ofrecen muchos otros países de la Región e incluso de Europa, lo cual sería un obstáculo en la lucha que actualmente la Revolución libra contra la inflación.

De restablecerse las relaciones, seria en condiciones y términos totalmente diferentes, tales, que no representen desventajas que nos puedan afectar y que tomen en cuenta aspectos como la exportación indiscriminada de los problemas que el conflicto bélico, que allí lleva décadas y de los cuales los gobiernos colombianos se han hecho de la vista gorda.

Igualmente el nuevo gobierno debe olvidarse de continuar con la práctica potenciada por Uribe, de ser un parlante de los ataques y montajes de matrices de opinión que, continuamente, salen de los laboratorios de guerra sucia que el imperio mantiene con bases mediáticas de allá y con origen en los medios de la derecha venezolana, que son a su vez repetidos por los medios de comunicación colombianos.

Venezuela no puede seguir colocando la otra mejilla cada vez que recibe ataques arteros a través de medios como RCN y CARACOL que son dominados por el gobierno colombiano, mientras, y como si nada, mantener unas relaciones que en un alto porcentaje a quien benefician es al satélite imperial.

Por ello antes de restablecer todo tipo de relación el gobierno venezolano debe exigir al nuevo mandatario apagar el ventilador de boñiga dirigido hacia acá, que hace rato prendieron y dejar sentado un propósito de enmienda para dejar de ser una especie de organismo internacional con la misión de intentar minar un proceso que de manera democrática y libre, nos hemos dado los venezolanos y que exige absoluto respeto de todos los gobiernos del mundo.

Ne es fácil, porque los vínculos del nuevo gobernante con el imperio no van a modificarse, es más, con toda seguridad se van a fortalecer y en ese fortalecimiento, es predecible que los planes imperiales contra nuestro país sigan aplicándose sin modificaciones. El nuevo presidente no es autónomo, se le nota que está ganado para intentar ser un freno a la ola de cambios, que en la última década ha caracterizado a la Región, y el imperio no va a aceptar por parte de su nuevo títere el menor asomo de desvío en una guerra que nos tienen declarada.-

La cosa no es fácil y luce extremadamente compleja.

Chávez ha demostrado que se puede cerrar la puerta de entrada a los productos colombianos sin que colapsemos, lamentablemente muchos venezolanos, especialmente en la frontera nos habíamos acostumbrado a consumir sobre todo productos alimenticios como la leche y sus derivados, con el cuento de que son de mejor calidad que los nuestros, craso error, que se puede subsanar con mayor producción y acceso a tecnología, por ejemplo por parte de Lácteos los Andes para producir leche líquida SIN LACTOSA, que lamentablemente es una variedad que aquí no se produce, por lo demás no tenemos nada que envidiarle a muchos de los rubros que tradicionalmente se venían importando antes de la crisis-

En cuanto a los vehículos, ya sabemos cuán costosos resultaban los importados de allá, lo cual obliga a aumentar nuestra capacidad de ensamblaje que es lo que hacen en el pais vecino y aquí también, pero ya está visto que podemos diversificar marcas como lo que se hace en VENIRAUTO y sustituir las importaciones colombianas por las de otros países, cuyos gobiernos no se prestan para hacerle el juego a las pretensiones imperiales, de acabar con la Revolución Bolivarianas.-

Si les convienen las relaciones con nosotros, y bien sabemos que sí, pues ellos son los más beneficiados, entonces que agachen la cabeza y acepten que nos han agredido al no respetar nuestra soberanía y la decisión mayoritaria de un pueblo, demostrada en ya más de una decena de elecciones libres..-

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1987 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: