Presidente Lasso deroga el estado de excepción

(VIDEO) Ecuador: Asamblea Nacional aplaza sesión sobre destitución del presidente Lasso

Alrededor de 30 congresistas se pronunciaron a favor y en contra del presidente Lasso en el primer día del debate sobre el pedido de destitución.

Alrededor de 30 congresistas se pronunciaron a favor y en contra del presidente Lasso en el primer día del debate sobre el pedido de destitución.

La Asamblea Nacional de Ecuador suspendió hasta la tarde de este domingo el debate sobre el pedido de destitución del presidente Guillermo Lasso presentado por un grupo de asambleístas de oposición.

El presidente del Parlamento, Virgilio Saquicela indicó que la sesión se reanudará a partir de las 16H00.

Al momento de suspender la sesión, Saquicela señaló que aún quedaban más de 40 pedidos de diputados para expresar su opinión sobre el pedido para destituir al presidente ecuatoriano.



Durante más de ocho horas, alrededor de 30 congresistas se pronunciaron a favor y en contra del presidente Lasso en el primer día del debate sobre el pedido de destitución presentado por la bancada de Unión por la Esperanza (UNES) acusando al mandatario de la grave crisis política y conmoción interna que sacude al país desde el inicio de las movilizaciones convocadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie).



El pedido presentado contra el presidente Lasso por los diputados de UNES contó con el apoyo de las 47 firmas necesarias para pedir la salida de Guillermo Lasso del poder a poco más de un año de ser electo presidente.



Una vez concluido el debate sobre el pedido de destitución, los legisladores ecuatorianos tendrán 72 horas para votar si procede o no la medida contra Guillermo Lasso, para ser aprobada esta requiere al menos 92 de los 137 apoyos posibles en el Congreso.

De ser aprobado, el poder lo asumiría el vicepresidente Alfredo Borrero y se llamarían a elecciones presidenciales y legislativas para el resto del período (hasta 2025).

En medio del debate parlamentario, el presidente ecuatoriano derogó el estado de excepción impuesto en seis provincias del país a raíz de las movilizaciones de la Conaie.



Por su parte el líder de la confederación indígena, Leonidas Iza negó la reanudación del diálogo con el gobierno y reiteró que las manifestaciones continuarán hasta que el Ejecutivo de respuestas a cada una de la diez demandas expuestas en el pliego de peticiones.



Según la Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos desde el inicio de las movilizaciones y protestas, al menos seis manifestantes han fallecido y más de 300 han resultado heridos debido a la represión de la Policía y el Ejército.

Lasso deroga el estado de excepción

la noche del 25 de junio, el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso derogó el decreto con el cual, el 20 de junio, declaró el estado de excepción en 6 provincias para enfrentar las protestas indígenas contra su Gobierno.

"Declarar la terminación del estado de excepción por grave conmoción interna en las provincias de Chimborazo, Tungurahua, Cotopaxi, Pichincha, Pastaza e Imbabura", dice el decreto firmado por el mandatario ecuatoriano.

Lasso afirmó que con su decisión ratifica la disposición de garantizar la generación de espacios de paz en los cuales los ecuatorianos puedan retomar paulatinamente sus actividades.

La decisión se da en el día número 13 de protestas, y luego de que el 25 de junio hubo un acercamiento al diálogo entre el Ejecutivo y la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), con la mediación del presidente del Congreso, Virgilio Saquicela.

Saquicela dijo en la legislatura que cree que hay predisposición de las dos partes al diálogo sin condicionamientos.

"Este es el momento (…) Ojalá podamos iniciar mañana mismo la mesa de diálogo (…) Aspiramos que esos acercamientos puedan cristalizarse por el bien del país", señaló Saquicela.

A la reunión de acercamiento, asistieron el ministro de Gobierno, Francisco Jiménez y el canciller, Juan Carlos Holguín, y por el movimiento indígena el presidente de la Conaie, Leonidas Iza.

Para lograr la destitución del presidente, un mecanismo constitucional que obliga a realizar elecciones anticipadas tanto presidenciales como legislativas, se requieren de 92 de los 137 votos que tiene la Asamblea Nacional.

UNES tiene 47 legisladores, pero a ellos podrían unirse 25 del bloque Pachakutik, el brazo político de la Conaie, 1 de la Izquierda Democrática (centro) y 2 legisladores independientes.

El 24 de junio, Lasso denunció que Iza quiere derrocar a su Gobierno, pero aseguró que se mantiene abierto al diálogo con el movimiento indígena.

Con información de Telesur / Sputniknews



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3075 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter