La ONU, la OEA y el Insulso de José Miguel Insulza

Es inmoral, despreciable desde todo punto de vista, la actitud del imperio sionista Norteamericano en Haití; también es vil y cobarde la inacción de la ONU y la OEA, organismos que sumisamente callan y se dejan desplazar por la arrogancia armada de las tropas invasoras al servicio del poder económico sionista y ante el atropello contra el pueblo Haitiano. No se puede catalogar si no como vergonzosa, la ineptitud de los títeres de Ban ki -moon y José Miguel Insulza. Este escenario, se termina de aclarar el panorama respecto al triste papel que esas organizaciones juegan en el escenario político mundial, explica sus actuaciones en el golpe de estado patrocinado por los sionistas yanquis en Honduras. Esto, sumado a la arrogancia del monigote Bush, al amenazar a la ONU antes de invadir a Irak, diciéndole que se apartara o, se atuviera a las consecuencias y ésta calló dócilmente.

Los asesinos sionistas en el poder en estados Unidos e Israel, a punta de bombas y fusiles se están abrogando el derecho a convertirse en el policía del mundo y de actuar donde sea a su conveniencia sin siquiera cubrir las apariencias. El descaro de la ocupación militar a Haití, en los momentos más doloroso de la nación mas pobre del hemisferio y casi del mundo, es altamente sospechosa. La agilidad con la que el imperio asesino yanqui, movilizó sus tropas y como ya tenían definidas las posiciones estratégicas a tomar para apoderarse del país destruido, ante la mirada atónita de todos los pueblos del mundo, incluso sus aliados en las andanzas de saqueo global se molestaron, los franceses, que desde la segunda guerra mundial hasta estos días andan junto a los ingleses, alemanes, australianos, españoles e italianos oliendo los peos al imperio y avalando los desmanes contra países pobres y débiles militarmente, criticaron la desgraciada arrogancia. Es indudable que lo de Haití es un reto directo a los países de la ALBA y UNASUR. Una repetición de la traición hecha a los países de la región como la hecha en el conflicto de las Malvinas, violando el tratado de asistencia reciproca suscrito entre las naciones del continente (T.I.A.R)

Me parece que los juegos de acomodo político, estratégico y diplomáticos, ya no funcionan, definitivamente el imperio está haciendo valer su poderío militar por sobre cualquier otra alternativa, es más, está jugando a la guerra múltiple, ve en esa maniobra una forma de superar sus crisis económica. El imperio sabe que su bagazo de moneda, irremediablemente tiende a ser desplazado del dinamismo económico y de transacción mundial. Eso es un gran golpe, quieren fortalecerse con lo único que les queda como fortaleza productiva: la industria militar, para ello necesitan guerras que consuman armas, destruyan infraestructuras, que les garantices después jugoso contratos de construcción. A esta táctica, las naciones que no quieran sucumbir ante la arremetida criminal, deben también asumir una actitud correspondiente. El imperio logrará sus metas mientras encuentre a naciones divididas y dispersas, enfrentadas entre si por diferencias pendejas, en muchos casos sembradas intencionalmente, de allí la utilidad del títere Uribe, de Micheletti, de Alan García, del recién nombrado presidente de Chile, la cobarde actitud de Funes en el salvador y el otro cómplice de panamá: Ricardo Martinelli.

Es urgente la creación de un pacto militar de defensa mutua entre Brasil, Argentina, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Venezuela, Cuba y los países del CARICOM, muy claro, abierto y especifico, para frenar las apetencias del imperio maldito sionista yanqui en la región, cualquier duda o tardanza al respecto seria un suicidio. Lo de Haití es un claro mensaje, el enemigo tiene sus planes hechos, actúa con rapidez, no quiere dejar nada al azar y usa el temor como herramienta de disuasión. Titubear es perder lo logrado y más: seria volver a los tiempos más difíciles de la guerra fría. En esta guerra los pueblos no pueden dejar la acción a los militares, esta es una guerra contra todos los pueblos (civiles y militares) èllos lo saben, por eso es que cada vez más, producen victimas civiles en sus ataques con toda alevosía.

Es peligrosa la situación mundial en este momento, los aberrados sionistas que gobiernan en las potencias militares están dispuestos a jugarse su carta del terror para controlar el mundo, su economía y los recursos naturales cada vez más escasos. En esas circunstancias, China y Rusia, están obligadas, repito OBLIGADAS a hacer un gran frente mundial anti sionista si quieren mantener un equilibrio mundial que les garantice una supervivencia a corto plazo. Los sionistas explotadores son una ínfima minoría egoísta, están dispuestos a hacer lo imposible por garantizarse la hegemonía, son sanguinarios y creen poder sobrevivir a una conflagración mundial. A este tipo de locura, solo con coraje y decisión se le enfrenta exitosamente; está equivocado todo aquel que cree en alianzas con esas alimañas sionistas. Ellos respetan las cosas mientras les convenga, si al sacar sus cuentas descubren que cualquier acompañamiento les estorba, no dudaran en salir de él (Saddam, Noriega, Trujillo, Hitler, etc.).

Capitulo aparte merece la cobarde y traidora conducta del secretario general de la OEA, INSULSO. Este zángano, al mejor estilo de traición pinochetista, se suma al coro de voces pervertidas, que junto al inmoral asalariado de la CIA, Vivanco, quienes han guardado el más pueril silencio ante el abuso del imperio, que hasta secuestra niños y se los lleva a otros territorios sin consultar con nadie, desarraigándolos de su nación, familias y costumbres. Conociendo lo discriminadores y racistas que son esas alimañas, se deduce que no es con buenas intenciones que se roban a los bebes haitianos. Pero los dos zánganos arrastrados antes señalados, no abren la boca, no hablan de derechos humanos, ni de derechos universales de los niños, que están por sobre cualquier cosa. Pero en cambio son prestos a declarar en contra de la nación más humanista del continente, por que aplicó la ley a unos delincuentes mediáticos, que usan el espectro radio eléctrico de los venezolanos para conspirar contra Venezuela. Unos holgazanes asalariados del imperio y que día a día atentan contra la salud de los venezolanos, además de la paz social. Allí si es rápido el mequetrefe de Insulza y de Vivanco en sumarse a la comparsa de mentirosos calumniadores del país de Bolívar, país que les queda grande y que el pueblo defenderá a capa y espada al lado del presidente electo por mas del 60% de los habitantes.

Venezuela no se negocia, no se entrega ni se rinde

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1690 veces.



Javier Del Valle Monagas


Visite el perfil de Gipsy Gastello para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: