Marco Enríquez-Ominami ¿será el próximo presidente de Chile?

Un joven diputado del Partido Socialista ha decidido lanzarse como candidato independiente. Según encuestas, Enríquez-Ominami tiene el 14% de la intención de voto para las elecciones de diciembre, lo que lo coloca cómodamente tercero, detrás de Piñera, con el 36% y Frei con el 29%. Enríquez-Ominami le quitaría en la actualidad un 3% de votos a Piñera y 6% ó 7% a Frei. Ante la amenaza que para la caduca situación política de Chile significa esta candidatura, los partidarios de las dos derechas ya están albergando la esperanza que Marco se transforme en el fiel de la balanza y decida, en una hipotética segunda vuelta, quién entre estos dos señores sea el presidente de Chile, que no creo que sea la intención de Marco.


Marco Enríquez-Ominami, con sólo 35 años, ya es una figura famosa en Chile, donde es un reconocido cineasta. Es hijo de otra famosa cineasta, Manuela Gumucio y del fundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), Miguel Enríquez, que hizo de la lucha armada contra la dictadura su bandera, y cuando fue hecho prisionero fue ejecutado por Pinochet. Hace unos años adoptó también el apellido de su padrastro, el actual senador socialista y ex ministro de Economía Carlos Ominami.


La creciente popularidad de Enríquez-Ominami es un reflejo de la necesidad de cambio que tienen muchos chilenos, hartos con la política tradicional y atentos a las consecuencias que para Chile pueda tener la crisis económica mundial, que ha atado umbilicalmente a Chile con el imperio, de modo que recibe inmediatamente todas las consecuencias negativas. De hecho, recientemente se ha anunciado que prácticamente Chile es el primer país de la América Latina en entrar en un período de recesión económica. Inicialmente Piñera alcanzó altos índices de popularidad, quien es el candidato de la oposición de derecha que hasta ahora ha liderado la intención de voto, pero las controversias que surgieron en torno a la multimillonaria fortuna del empresario le fueron restando apoyo popular, en un país donde el 50% del electorado es independiente, lo cual podría favorecer la candidatura del diputado. Un 15% a 20% del electorado que está indeciso y es el voto de esta minoría el que podría definir la próxima elección.


Evidentemente que es muy temprano para hacer pronósticos, pero Marco Enríquez-Ominami tiene todo a su favor. Sólo falta saber si ese capital será bien administrado en pro de una causa noble, que pudiera ser, por qué no, la misma por la cual dio la vida su padre.


Correo: omar1montilla@gmail.com

Internet: http://lapaginademontilla.blogspot.com/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2268 veces.



Omar Montilla


Visite el perfil de Omar Montilla para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: