Milei mueve la colita y lame las botas imperiales

  • Milei, con el uniforme militar que se calzó, para demostrarle a la Jefa del Comando Sur, cuanto los quiere y anhela, parecía un verdadero "Espantapájaros".

Quien lo veía, con aquel aparente carácter, el duro de la política argentina, el que venía a meter en el cinturón no sólo a lo que él denominaba la casta interna sino, que también se endurecería para exigir un justo trato de los países dominantes a Argentina y otros países de la región, resulta que resultó ser un soberano zalamero, que se arrastra como una sabandija y poco a poco va demostrando el verdadero propósito que le fue asignado por la política imperial.

Y ese verdadero propósito, es dividir a nuestra región donde se venía perfilando una tendencia anti imperialista que reforzaría nuestra independencia y soberanía, exigiendo un justo trato, igual por igual a los países que tradicionalmente no vienen explotando.

Esa es la tarea que le han asignado y el pretende cumplirla a toda costa, sobre la base de amenazas, de impedir la unidad de nuestros pueblos y tratando de hacer, lo que no pudo el bocón de Macri, quien se proclamó, como el que iba a barrer la izquierda de este continente, pero resultó que el barrido fue él y no tiene juicio en su contra por corrupción, por lo descompuesto que están los poderes en Argentina y la actitud pusilánime del presidente saliente Alberto Ángel Fernández, quien ve ahora los toros desde la barrera, en su auto exilio en España.

Así, engatusando a la gente, el hombre de carácter, quien gritando que es libertario (lo que el mismo ni siquiera define), llega Moto Sierra en Mano, a poner todo en su lugar. Ya no era la escoba de Macri para barrer a la izquierda, ahora era la Moto Sierra, al estilo de los capos colombianos, para cortar cabeza y ombligos.

Pero que observamos ahora, el hombre de talante, al que asesoran sus perros muertos, resulta que parece un corderito al momento de tratar con sus pares extranjeros sobre todo (norteamericanos e israelitas). Cuando los tiene al frente, se mueve y ondea como una gelatina en parihuela, termina babeándose, adulándolos y apoyándolos en sus tropelías, como esperando, que estos a futuro le metan la mano, no se por donde y lo ayuden a afilar la Moto Sierra que ya se le está amellando en Argentina y al Ómnibus, convertido en dura Ley, que ya se encuentra atascado, pidiendo que por favor lo auxilien, le den un empujoncito.

Ud. lo ve cuando va a Estados Unidos y donde sólo se reúne con Trump, le echa una mirada seductora al copete del ex presidente, lo abraza efusivamente y en privado, no sabemos lo que ambos se prometen, pero sale como esas gallinas que se sacuden, después que pone un huevo o el gallo la pisa.

Cuando vuelve a la Argentina, y despierta de ese escenario casi romántico, se encuentra de nuevo con la realidad, el avispero prendido, creciendo los sectores sociales que lo rechazan, las leyes propuestas atascadas en el Congreso, La Madres de Mayo, a quienes subestimo y ofendió se le enfrentan y para desahogarse, vuelve por lo suyo, a la fanfarronería, a intentar enviar militares a su Embajada en Venezuela, porque sus perros muertos. que lo asesoran, le dicen, en su sueños, que los diplomáticos están en peligro, disfrutando en las playas de nuestro país, la Semana Santa.

Cuando se reúne con Netanyahu , Ud. lo ve moviendo la colita, jadeando desesperado, ofreciendo aviones para trasladar la embajada del país a Jerusalén , lanzando dentelladas contra Hamas e Irán, ofreciendo su Moto Sierra para descabezar a cuanto palestino se le atraviese, el escenario en cuestión parecía un verdadero aquelarre.

Falta Ahora que vaya al Reino Unido, en actitud de genuflexión, y moviendo la colita a ofrecer a Las Malvinas, para congraciarse con la Monarquía Inglesa y cerrar el ciclo entreguista.

Recientemente en uno de esos estados de delirio, en los que acostumbra a caer dijo, refiriéndose a la tragedia en Gaza: "Israel no está cometiendo ningún exceso", afirmación en la que cae en la complicidad con todos los crímenes de lesa humanidad que ese país está cometiendo contra el pueblo palestino. Aquí no fue que jaló, sino, que se guindó, de las que te conté de Benjamín Netanyahu, del que pienso, dijo para sí: "Que jala mecate es este hombre".

Bueno pero ese es el liderazgo, que soporta hoy el pueblo argentino, en algún momento reaccionaran y se acordaran de una figura que los marcará para siempre, El Che Guevara, un sentimiento que recorrió el mundo, cuya fotografía estaba hasta en las prendas intimas de las chicas norteamericanas y europeas que se contoneaban en minifaldas, a la sazón.

 


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 724 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor