Por un rolex le está llegando la hora a la dictadora peruana

  • La “justicia” peruana allana la casa de la dictadora peruana Dina Boluarte, buscando un Reloj lujoso, pero no investiga las masacres que ha cometido en Puno, Sacaba y Sankata, donde fueron asesinados y heridos decenas de peruanos por  sus ordenes directas a las fuerzas policiales y militares.

  • Al Capone, héroe de los Estados Unidos, luego de asesinar a decenas de personas y extorsionar y sobornar a miles de comerciantes, fue juzgado por evadir impuestos, ahora a la dictadora de Perú que ha provocado varias masacres, seguramente la juzgan, por comprar un Reloj lujoso, con dinero del estado.

 

Se vistió de gala la dictadora peruana Dina Boluarte, para recibir a las tropas norteamericanas, a las cuales les hizo una invitación para que violaran la Soberanía de ese país y en contraprestación el gobierno de los EEUU, le lavaría el rostro con sus poderosos medios de comunicación y su diplomacia la defendería a capa y espada en los estrados internacionales.

Las tropas entraron a Perú y le hicieron un desfile de sables para que la dictadora, acompañada de sus asesores pasaran por los sables en alto y al final ser recibida por los representes del Comando Sur, que le entregarían un sable, en su honor y por los servicios prestados.

Pero al entregarle el sable, todos se percataron, no podía la dictadora, ocultarlo, cuando estiro la mano para recibirlo, con los rayos de sol peruano, relumbró, el costoso Reloj, marca Rolex, que había adquirido, luego de llegar ilegítimamente a la presidencia del Perú, una demostración de que ya le estaba echando la mano al erario público, porque según las investigaciones que se adelantan, no es uno, parece que son tres, pero al final, parecen que son muchos y no los tenía cuando era parlamentaria.

La dictadora, trato de ocultarlo, retirando la mano rápidamente, casi se le cae el sable, pero ya la prensa presente había captado la preciosa joya, parte de su galantería y como pólvora se regó en Perú, el rumor,  la Boluarte, anda con un reloj de 14.000 dólares, que no tenía cuando era parlamentaria. Sonaron las alarmas y comenzó la investigación y ya van por tres los relojes Rolex, de la que es propietaria y no se sabe cuántos más  y si hay otros bienes de por medio en manos de aguantadores.

Uds. Se preguntarán con extrañeza y por un Reloj, la van a Juzgar? Y se responderán, por esa bagatela.

Pero, parafraseando al Quijote: “Cosas veredes Sancho”.  Pasan cosas, como dicen algunos.

No recuerdan Uds. El caso de “Al Capone”, héroe de la cultura estadounidense, endiosado en decenas de películas de Hollywood, un delincuente que robo hasta más no poder, chantajeo y sobornó a miles de comerciantes honestos, para obligarlos a vender licor de contrabando; asesino a decenas de personas (Remember, La Masacre Chicago, conocida por esos lares como “La Masacre de San Valentín” y a pesar de  todo ese amplio curriculum, sólo fue juzgado por no pagar impuestos. Es decir, que si hubiese pagado impuestos al gobierno norteamericano, quizás lo hubiesen candidateado para Beato, ante el Vaticano.

Así son las cosas, queridos amigos, cosas de la “Justicia”, que el caso de la República del Perú, además de Ciega es Sorda y no lleva en su mano la clásica antorcha sino, un lujoso Rolex.

Sus Ministros, que pudiéramos llamarlos sus compinches, porque ella se ha rodeado de aduladores que la apoyan en todas sus tropelías, han tratado de minimizar el escándalo. La misma prensa peruana lo dice : “Sus ministros aludieron que había temas más importantes que tratar e incluso su primer ministro, Gustavo Adrianzén, abandonó enfadado una conferencia cuando los periodistas insistieron en preguntar si los relojes habían sido comprados o recibidos como regalos”

Y en eso, de que hay temas más importantes, les damos la razón a sus compinches, por que los hay, y el pueblo peruano, exige mayor seriedad a la justicia.

Por ejemplo, el pueblo peruano exige una explicación y pide justicia Por:

La primera masacre a los cuatro días que ella asume el cargo en Abancay, donde matan a siete jóvenes en un solo día. 

Pero a los tres días, Ayacucho otra región del sur, se levanta y se da la segunda matanza, donde en el aeropuerto, los militares — que no los policías, los militares —  matan a seis jóvenes, dos menores de edad y dejan como 50 heridos. Segunda matanza. 

Y la tercera matanza de  Puno , donde fueron asesinadas 22 personas. En 3 horas murieron 15 personas disparadas. Disparos en la cabeza, en el pecho, en el cuello. Y una de estas balas, bueno, varias de estas balas, eran balas explosivas que entraban al cuerpo y explotaban. 

También el Pueblo Peruano, pide justicia por la violación a la Soberanía de ese país: El Gobierno de Dina Boluarte autorizó el ingreso a territorio peruano de tropas de EE.UU. para «realizar actividades de cooperación de entrenamiento con las Fuerzas Armadas», como parte de un acuerdo que se hará efectivo entre el 1 de junio y el 31 de diciembre, pero en el fondo lo que hace la dictadora en legitimar la presencia de tropas norteamericanas que pretenden tener dominio en la región y en contraprestación, el gobierno de los Estados Unidos, le lava la cara y la apoya en las instancias internacionales.

Igualmente el pueblo peruano exige se aplique justicia en el caso de: la masacre de Sacaba ( Cochabamba) y Senkata, en la ciudad de El Alto, como consecuencia de la intervención de las fuerzas conjuntas integradas por la Policía y las Fuerzas Armadas, que dejó el saldo de decenas personas fallecidas. En un acto considerado como terrorismo de Estado. 

Los 5 últimos presidentes de Perú, están algunos siendo investigados por corrupción, otros huyendo con la protección de los Estados Unidos, por los servicios prestados al imperio. Otro tema al que debe abocarse la justicia peruana para adecentar la corrompida política que allí impera.

Estas son algunas de las tantas cosas importantes a la que debe abocarse la “justicia” peruana. A lo mejor terminan juzgando a la Dictadora, no por los graves crímenes cometidos, sino, por el raterismo, de extraer dinero de los peruanos para comprarse un Rolex y llevarlo al desfile de Sables para lucirlo.  Eso lo veremos.  “ Cosas Veredes Sancho” 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 862 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor