Cuídate Petro: así empezaron aquí en Venezuela


En los más de cincuenta años que la Derecha Oligárquica colombiana se mantuvo en poder, haciendo y deshaciendo, sus partidarios se mantenían mustios, medrando, disfrutando algunos de ellos de las mieles del poder y otros de las migajas que le repartían para compensar el silencio.

Todas las organizaciones de la vida civil controlada y financiada por la oligarquía a demás del manto de silencio frente a los crímenes de los gobiernos oligárquicos, nunca ejercieron la denuncia, por el contrario, la evitaban y hasta perseguían a los que se osaran denunciar cualquier anomalía de los gobiernos de turno.

Pero ya pasando el vaporon de la derrota, la sorpresa no verse ahora, en el Poder y estar conscientes que se le evaporan los nexos, las complicidades, las dádivas que recibían, el tráfico de influencias y otras prebendas, intentan reorganizarse para intentar nuevamente, alcanzar el poder perdido y el entarimado de corruptelas de las que se beneficiaron por largo tiempo.

Es así, como ya han iniciado manifestaciones públicas, para generar desconfianza contra el nuevo gobierno, crear situaciones de conflicto e ir creando focos de violencia que desestabilicen a la sociedad colombiana y pongan en aprietos al gobierno presidido por Gustavo Petro.

No hay dudas, que eso es lo que pretenden, así empezaron en Venezuela. Ya en Colombia, puede Ud. observar en las manifestaciones promovidas por los viudos de la oligarquía, como se cuelan carteles que rezan: “No al Comunismo”, cuando ni siquiera se ha tocado todavía el sistema anterior.

Pero así son ellos, “El Comunismo”, ha sido la gran excusa en este continente, para que los grupos de ultra derecha y oligarcas, continúen engañando al pueblo, con la tradicional advertencia “Viene el Coco”, y sobre la base de la ignorancia, que ellos mismo promueven, porque es su caldo de cultivo, arremeter contra los gobiernos progresistas que los han alejado de las prebendas del poder.

Ya vendrán en Colombia, el sonido de la cacerolas, el fomento de odio contra los sectores que apoyan al presidente Gustavo Petro, la formación de focos de violencia para desestabilizar, y los laboratorios de guerra sucia, donde utilizaran los servicios públicos, y cualquier falla administrativa gubernamental para formar escándalos y justificar sus acciones desestabilizadoras y subversivas.

¿Cómo Así? Cómo se los estoy advirtiendo, desde ya, estos sectores que agrupan a los viudos de la oligarquía colombiana, que agrupan a los que ya no pueden utilizar los recursos del estado para sus beneficios; que agrupan a las roscas de confianza de Uribe y Duque; que agrupan a los narcotraficantes que ahora no tienen la complicidad oficial, se reagruparan para actuar contra el gobierno de Petro.

¿Cómo Así? Cómo se los estoy advirtiendo, desde ya, y de esto no le quede la menor duda, la Embajada de los Estados Unidos en Colombia, estará a la caza de estas situaciones, llevará a su seno a los antipatriotas, para progresivamente intervenir de lleno en la política colombiana y controlar grupos que actuaran a su servicio y al servicio de los intereses norteamericanos.

Ya están arremetiendo contra la familia de Petro, esto forma parte de la estrategia, desmoralizar al Presidente y su entorno. La están tomando contra su hijo, acusándolo públicamente, pronto lo harán contra alguno de sus ministros, contra su entorno de funcionarios cercanos y poco a poco intentaran minar la confianza hacia el gobierno y sus colaboradores.

Tratan de caldear el ambiente político, ya vendrán las acusaciones contra Petro y sus presuntas vinculaciones con el tráfico de drogas, ya vendrán las denuncias sobre supuesta corrupción de su gobierno, ya los laboratorios de guerra sucia afinaran los bulos y el estercolero, propio de su arsenal “ideológico”, para empantanar al gobierno, minar su confianza popular e ir creando escenarios para la desestabilización.

Por eso es importante, que el gobierno de Gustavo Petro, se ponga las pilas, concientice la situación y les dé la respuesta adecuada: mantener al pueblo informado y movilizado en las calles. No permitir, que la oligarquía tome las calles de las principales ciudades colombianas, porque desde allí le preparan escenarios de violencia, atizados por la mediática nacional e internacional, para acorralarlo y emboscarlo.

De esas actuaciones conocemos mucho los venezolanos, las hemos sufrido en carne propia y con toda la solidaridad del mundo y el aprecio por el nuevo gobierno, lo advertimos oportunamente. ¡GUERRA AVISADA NO MATA SOLDADO!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1618 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor