El cinismo de la dictadora peruana

  • La dictadora boliviana Diana Boluarte, al igual que su homóloga de Bolivia Jeanine Áñez, arremete ferozmente contra su propio pueblo. Cincuenta (50) muertos en un mes. El estado de excepción, las declaraciones de emergencia y los toques de queda, son su sistema de gobierno, para ejecutar el genocidio, los homicidios y el sin número de lesionados que genera la ola represiva encomendada al ejército y la policía, para silenciar las protestas.

Falsedad y Desvergüenza, el de Diana Boluarte, la dictadora peruana, que al igual que su antecesora, pero en Bolivia, Jeanine Áñez, se han convertido en nuestra región, como las amazonas de la represión, contra sus propios pueblos y para congraciarse con los que las utilizan como marionetas, al final, desechables, no les importa masacrar a sus propios compatriotas.

En rueda de de prensa, donde se invitó sólo algunos periodistas de su confianza, que se prestan para estos montajes, poniéndose las manos en el pechó, sólo le faltó la Biblia que en su oportunidad esgrimió Jeanine, se preguntó: "¿En protesta de Que? Y –agregó- "No se está entendiendo lo que piden". Respondía de esta manera cínica a las informaciones que le suministraban sobre los primeros muertos que se habían ocasionado, producto de sus medidas represivas contra la población.

Y continuando con su perorata –enfatizó- que no entendía el porqué de las protestas, que por cierto ya se elevan a 47 los asesinados por sus órdenes directas al ejército y la policía para reprimirlos.

Sus intenciones son de presentarse a la opinión regional y mundial, como una víctima, porque ella, con el apoyo de la OEA, los Estados Unidos y los siguieses de Europa, solo defiende la Democracia, la Libertad, el mundo Libre y si para eso, hay que matar a unos cuantos y violar los derechos humanos, son daños colaterales sin importancia.

"No se está entendiendo lo que piden", enfatizó con cara de incrédula. ¿Será que esta dictadora tiene una disfunción cerebral que le impide captar la realidad?

Bueno, sea por disfunción cerebral, por pendeja o por cínica, nos vamos a permitir refrescarle la memoria y recordarle que se mire en el espejo de Jeanine Añez, que luego de reprimir a su pueblo, esconderse debajo de un colchón, de donde la sacó la policía, hoy paga cárcel por masacrar a su pueblo.

Debemos igualmente recordarle, que ella asume el cargo de presidenta, que en realidad es dictadora, luego que se encompinchó, con la podredumbre fujimorista y corrupta del Congreso Peruano, que juró tumbar a Pedro Castillo, Presidente Constitucional, desde el primer momento en que fue juramentado por las autoridades electorales de ese país.

En otras palabras, con su conducta, violó la Constitución de la República Peruana echando por la borda la normativa constitucional. Es decir su papel es de monigote (a) y eso lo entiende todo el mundo menos ella.

Debemos recordarle, porque ella no entiende, que el pueblo peruano que hoy está en la calle, pide como consignas de su protesta, respeto a la Constitución, restitución del Presidente electo Pedro Castillo, Disolución del Congreso Corrupto y su renuncia como dictadora usurpadora del cargo presidencial. Eso, al parecer, lo entiende todo el mundo menos la dictadora Boluarte.

Debemos igualmente, recordarle, que ya van 50 ciudadanos peruanos muertos, producto de la orden que ella ha dado al ejército y a la Policía, para reprimir todas las manifestaciones que hoy se realizan en Perú. Asesinatos de los cuales ella es directamente responsable y que más temprano que tarde, tendrá que responsabilizarse por estas masacres. Esto lo entiende, todo el mundo, menos la dictadora Boluarte.

Debemos igualmente, recordarle, que la más reciente masacre cometida, debido a sus órdenes fue en el Puno con 18 muertos un solo día y decenas de heridos, por lo que la Fiscalía Peruana, abre una nueva investigación a la Dictadora Boluarte. Todo el mundo entiende la ola represiva que se ejecuta en Perú, bajó sus órdenes, pero la Dictadora Boluarte, no la entiende.

De allí el descaro de esta mujer que no entiende el porqué de las protestas. Pero a lo mejor, en pijama de rayas, tras las rejas como su colega Jeanine, dictadora de Bolivia, logre entender, que al pueblo se le debe respeto, y que ningún gobernante, debe subestimar sus poderes creadores y liberadores, cuando se dispone a luchar y lograr su soberanía e independencia. A lo mejor la dictadora, tendrá suficiente tiempo, para entenderlo entre rejas. "Tarde piaras pajarito".

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1499 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor