El jardín marchito de Borrel

El alto representante de la Unión Europea Josep Borrel, declaró en el marco de un evento internacional: "Que Europa era un Jardín y que la mayor parte del resto del mundo era una Jungla", sin especificar, que países integraban, ese despectivo resto del mundo al que se refiere.

Así mismo agregó: "Los jardineros tienen que ir a la selva. Los europeos tienen que comprometerse más con el resto del mundo. De lo contrario el resto del mundo nos invadirá, por diferentes vías y medios".

Al parecer, según las informaciones que manejamos, Josep Borrel, es un flamante miembro del Partido Socialistas Español, pero que su lenguaje no tiene nada que envidiarle a la ultra derecha española que en boca de Pablo Casado dijo: " España no puede parecerse a las Repúblicas Bananeras". Expresiones que si la comparamos significan lo mismo: la jungla de los países bananeros, para referirse a ese despectivo "resto del mundo".

Desde ese resto del mundo apreciamos las difusas líneas, tan inconfundibles que a veces con Lupa, no pueden apreciarse, que supuestamente separan a los que se denominan "socialistas" en Europa, de la ultra derecha franquista, conservadora y elitista.

Ambas tendencias. Cuyas diferencias parecen ser sólo nominales, a pesar de que estamos en el Siglo XXI, continúan siendo discriminadoras, racistas y menosprecian hasta más no poder a todos los demás pueblos que ellos, despectivamente consideran "resto del mundo".

Ambos, deberían moderar más su lengua cuando se refieren a nuestras naciones, porque de alguna manera, ellos olvidan, que ese supuesto jardín, al que hace referencia, el Alto representante de la Unión Europea, representante del partido "popular", perdón del "socialista", pero que para mí son la misma vaina, lo han venido forjando sobre la explotación y saqueo, a ese despectivo, resto del mundo.

Los colonialistas europeos y eso está más que documentado y incluso reposa como testimonio de muchos de sus propios cronistas que acompañaron a sus colonizadores, denominados por ellos "descubridores", a sangre y fuego, utilizando muchas veces a la religión, la cruz, la espada, el caballo y los perros, asolaron a ese resto del mundo, quedando esas actuaciones, como el peor genocidio en la historia de la humanidad. El Antropólogo Brasileño, Darcy Ribeiro, a quien conocí personalmente en su visita a la UCV, durante los años 60, años de la Renovación Universitaria, investigador del tema, afirmó: que el conquistador europeo en la época de la conquista, encontró aproximadamente 70 millones de indígenas y siglo y medio después quedaban sólo tres millones.

Eso, ni Borrel ni Casado, caimanes del mismo pozo, pero que uno se hace llamar socialista y el otro popular, por más estatuas que le manden a ser a sus "ídolos" colonizadores, por más días de la hispanidad que celebren, podrán borrar de la memoria colectiva de nuestros pueblos.

Y han llegado estos que se califican de auto-jardineros libertarios, a tal desvergüenza, que hoy en pleno Siglo XXI, no solamente nos miran de soslayo y en cualquier oportunidad que tienen nos estigmatizan y descalifican,sino, que tienen el tupe de exhibir en sus Museos, y cobran por eso, la obras de arte, la artesanía y piezas del patrimonio cultural de nuestros pueblos, que se han robado, y se niegan a devolver. ¡El Colmo del Descaro¡.

Así que señor Borrel, Ud. será muy encumbrado por estar como representante de un Alto Cargo de la Unión Europea, pero Ud. es un jardinero chimbo. Olvida, que el supuesto Jardín, del cual Ud. se cataloga como jardinero, está abonado con la sangre de millones de indígenas, expoliados y asesinados por las hordas de sus "héroes" colonizadores, que menos mal, hoy con mayor conciencia de lo ocurrido, nuestros pueblos derrumban sus estatuas y las someten al escarnio público.

Y esa conciencia señor Borrel, hoy también, la tienen otras naciones en otras latitudes, que han sido igualmente, expoliadas y masacradas por las bandas europeas y sus emperifolladas Monarquías, que todavía, cuando ya pensábamos que estos procederes estaban superados, vemos que en la elite europea, siguen vivitos y piensan venir por otros recursos, porque ya se les agota los que robaron y ambicionan otros.

Se le olvida a Ud. también, señor Borrel, que ese resto del mundo, al que Ud., se refiere despectivamente y califica de Jungla, le abrió las puertas a los europeos, cuando ustedes, con una mano delante y otra atrás vinieron a nuestros pueblos, huyendo de sus guerras internas y de las dos guerras mundiales que han provocado y aquí no se construyeron muros, ni ghettos, para echarlos, sino, que se les tendió la mano y se abrió el inmenso corazón, que tienen nuestros pueblos para adoptar a cualquiera que venga huyendo de la miseria y del hambre y quiera construir un nuevo nicho para su familia. Refiriéndose a la conquista: "...A la tierra le robaban el humus y a los trabajadores los pulmones. Pero siempre había nuevas tierras para explotar y más trabajadores para exterminar". Eduardo Galeano. Las Venas Abiertas de América Latina.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 823 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: