Al borde de una guerra nuclear

  • El panorama bélico se agrava aún más, con el saboteo a los gasoductos rusos, Nord Stream, calificados por el ex presidente Trump, como un hecho que puede provocar una Tercera Guerra Mundial y denuncia que la administración actual, del Presidente Joe Biden, puede estar detrás de esta actividad terrorista. Así como vemos, todos tenemos las manos en el fuego y no tomamos conciencia de la magnitud del desastre que nos acecha.

En la medida que podemos conocer con mayores detalles los pormenores del conflicto que hoy afecta a Rusia y Ucrania, cobra con mayor fuerza, la disyuntiva: si lo que estamos observando actualmente en el escenario de los hechos es una guerra que enfrenta a Rusia vs Ucrania o una guerra donde se enfrentan entre bastidores Estados Unidos vs Rusia, conflicto bélico donde los norteamericanos llevan a Europa arrastrados.

La preocupación es pertinente por cuanto al analizar las informaciones de la prensa internacional sobre los acontecimientos, se aprecia el interés de Los Estados Unidos y su aparato expansionista, la OTAN, de profundizar el conflicto por intereses geopolíticos, para lo cual, dotan sistemáticamente a Ucrania, de armamento de todo calibre y al parecer ponen obstáculos para que Ucrania, por si sola, tome iniciativas para por vías pacíficas y buscar una solución a un conflicto que la ha disminuido ya, territorialmente ( Ya 4 regiones del este y sureste de Ucrania mediante referéndum, con un 97 de aprobación se adhieren a la Federación Rusia).

La OTAN que obedece fundamentalmente a los intereses de los Estados Unidos, viene realizando una expansión provocadora, que muchos analistas datan, de finales de la llamada Guerra Fría. Esa expansión ha llevado a la fuerzas de la OTAN, peligrosamente, a las puertas de Rusia, trayendo a su seno a republicas que antes formaban parte de de la Unión de Repúblicas Socialistas (URSS).

Este es un hecho que puede corroborarse y demuestra entonces, que la expansión de la OTAN, que viene produciéndose antes del conflicto que hoy enfrenta a Rusia y Ucrania es causa de la actual confrontación.

Es posible que la OTAN, maniobrada por Los Estados Unidos, pueda alegar, que lo hace por razones de defensa de la libertad y seguridad de los países que agrupa, pero consideramos más bien, que esa expansión, es una provocación. Tentar a Rusia, ver su capacidad de respuesta, porque saben que los gobernantes Rusos no va permitir, que en esos territorios puedan colocarse armas nucleares que puedan en pocos minutos impactar su territorio, vulnerando su seguridad y defensa. Allí, si puede hablarse de razones de seguridad, porque Ucrania es fronteriza con Rusia, pero muy alejada de los Estados Unidos, que busca tocarle la puerta a los Rusos, teniendo instalaciones de misiles y escuadrones militares cerca de sus fronteras.

Observamos también, desde esta óptica, los multimillonarios recursos que Los Estados Unidos, está destinando en armamento para blindar a Ucrania, al mismo tiempo que la confrontación le permite experimentar nuevas armas.

Estados Unidos ha enviado, y eso lo reconocen públicamente, sistemas blindados, obuses, cohetes, personal militar para asesoramiento y preparación de soldados ucranianos, en varias oportunidades y su liderazgo político también admite que continúan y continuaran suministrando armamento. Millones y millones en armamento se envían permanentemente, los cuales a la larga, como es la política de "ayuda" de los Estados Unidos, terminará pagando el pueblo ucraniano.

Es tal la influencia de los Estados Unidos y su parapeto la OTAN en el actual conflicto, que la figura de Zelensky, se ve minimizada, se ve manejada, de tal manera que Ucrania y su presidente por iniciativa propia no podrá buscar salidas a esta este conflicto, sin la anuencia y permisología de los Estados Unidos.

Son los Estados Unidos, en su afán expansionista, sus propósitos de hegemonizar al mundo, los que están en Guerra y la mantendrán hasta donde consideren ellos, que sus intereses saldrán fortalecidos. Por eso, en este conflicto, apreciamos que la Guerra Actual, en el Papel y en los medios aparecen son Ucrania y Rusia, pero los verdaderos protagonistas son Los Estados Unidos y Rusia y los Estados Unidos, con toda su intención de cercar y debilitar a Rusia, para luego, de lograr sus propósitos, ajustarle cuentas a la República Popular de China.

Mientras tanto, la maquina comunicacional occidental trabaja para crear una matriz de opinión, haciendo ver que la Federación Rusa, y muy en particular su presidente Vladimir Putin, es el responsable de cualquier conflagración. Revise Ud. la presa Internacional y Redes para que corrobore lo que aquí afirmó. Encontrará titulares como estos: ¿Moscú se volverá Nuclear?, "Putin amenaza a Occidente ", "Esto es lo que sucederá si Putin, ordena un ataque nuclear a Ucrania", "La Alerta Nuclear en Rusia es escalofriante" y sacando a los Estados Unidos del Juego, como lavándose las manos "Es hora de que Rusia y la OTAN dejen de jugar a la Guerra Nuclear".

Ya existe una sensación que se universaliza, presente más en los países más cercanos a una posible conflagración, pero que se convertirá en una verdadera psicosis universal, en la medida que la gente tome conciencia de que en una guerra de esta naturaleza no hay ganadores y que todos perderemos hasta los que se sientan mas alejados.

A todas estas, en su afán de consolidarse como estado hegemónico, Los Estados Unidos, que lleva bozaleada a Europa a esta guerra, parece importarle poco poner al mundo al borde de una conflagración mundial. "La Guerra siempre trae consigo, dolor, miseria y sufrimiento"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 666 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor