Presidente español aplaude la represión del gobierno marroquí

  • El apoyo dado por el Presidente Pedro Sánchez, al trato inhumano y humillante al que fueron sometidos cientos de personas que intentaban ingresar a España, en busca de una esperanza de vida que se les niega en Marruecos, desdice la conducta de un gobierno liderizado por un partido que se dice Socialista y Obrero y merece el repudio no sólo de los españoles sino, de todo ser humano sensible a la grave situación de estos migrantes.

A pesar que el Gobierno Marroquí prohibió la presencia de periodistas en la zona fronteriza entre España y Marruecos, conocida como Melilla, se filtraron los datos de la intensa represión que se ejecutó contra miles de pobladores marroquíes que intentaron ingresar a España, situación que allí es permanente porque millares de personas intentan cruzar la frontera entre ambos países para mejorar su esperanza de vida.

Los ciudadanos marroquíes, sobre todos miles de jóvenes hacen lo imposible por cruzar esta frontera, muchas veces en forma desesperada, gracias a las graves condiciones económicas que atraviesan en su país y la falta de todo tipo de libertades, situación que se mantiene en escandaloso silencio, por parte de los medios internacionales.

Personalmente, aprecié esta situación, viniendo de Marruecos para España cuando nos trasladábamos en un bus turístico. Durante el trayecto, el chofer del bus, nos dijo que tenía la impresión, de que debajo del bus estaban algunas personas de la que acostumbran utilizar esta modalidad, a escondidas, para ingresar a España.

Al llegar a la Garita e instalaciones fronterizas, en Ceuta, que separa a ambos países, el chofer del bus recurrió a las autoridades aduaneras que hicieron un inspección y se pudo constatar que aproximadamente cinco jóvenes venían incrustados debajo del bus, con la esperanza de ingresar a España. Las autoridades los capturaron y pudimos apreciar que además de famélicos, los muchachos estaban llenos de hollín de pies a cabeza.

Imagínense lo que significa meterse debajo de un Bus que anda por horas en carreteras donde las temperaturas pasan de los 40 grados. Soportar todas estas incomodidades y el extenuante calor para pasar a España. Esto sólo lo pueden hacer personas desesperadas por su situación económica y social.

Al ver lo que ocurría, un grupo de nosotros, los turistas, recogimos entre todos, dinero y hablamos con las autoridades aduanales, para que no detuvieran a los muchachos y les dimos dinero para que regresaran a sus respectivas ciudades en Marruecos. Eso se acordó y logramos por lo menos que no fueran apresados.

Ahora bien, nos decía el chofer que esto sucede prácticamente a diario, porque son miles de personas que desean salir a como dé lugar de Marruecos, tal es la situación que existe allí de hambruna, falta de libertades y represiones permanentes.

Incluso, antes de entrar a Marruecos, cuando llenábamos la planilla obligatoria que se le da a los Turistas, para formalizar su ingreso, el propio guía nos dijo, que los que eran Abogados o Periodistas no podían colocar esas disciplinas en el renglón de profesión, porque para ese momento, el Rey, habían tenido diferencias con esos profesionales y estaban siendo objeto de medidas represivas.

En todas las ciudades que visitamos de Marruecos pudimos observar, que alrededor de las lujosas instalaciones monárquicas, lo que había eran cinturones de miseria y gente que persigue a los turistas por centavos de dólar.

Todo eso lo conocen los españoles y por supuesto es de conocimiento de Ejecutivo Español y del propio Presidente. No obstante a ese conocimiento, acabamos de ver como Pedro Sánchez, aplaudió la represión que la policía y los agentes fronterizos marroquíes hicieron contra centenares de pobladores que pretendieron ingresar a España. Aunque a los periodistas no se les permitió el acceso a los hechos, los datos filtrados reportar más de 45 personas muertas y decenas de heridos.

El Presidente Social "comunista", como le dicen en España, aplaude la represión y muerte de decenas de jóvenes marroquíes que buscan mejorar su forma de vida ingresando a España, pero por el contrario, no hace nada por profundizar las investigaciones contra una Monarquía corrupta en España, donde su figura más emblemática el Rey Juan Carlos, es denunciado por graves hechos de corrupción y va viene desde su exilio dorado a España, sin que lo toquen ni con el pétalos de una rosa. Mientras aplaude la represión contra el pueblo Marroquí, permite que raperos españoles sean perseguidos y encarcelados, porque en las letras de sus canciones, critican al gobierno y a la Monarquía corrupta. Así marcha la justicia en España, de espaldas al pueblo, al progresismo y de frente con la corrupción y el oportunismo. Hay que buscar con una lupa, las diferencias entre Sánchez y Rajoy o entre el partido que se llama socialista y el derechista de los populares. La ONU ha pedido una investigación tanto a Marruecos como España, por la Masacre de Melilla, aplaudida por el Presidente Español, Sánchez, veremos hasta donde se realiza y si se determinan responsabilidades por estos crímenes. Permítanos dudar, desde ya, de la imparcialidad de esa investigación, si es que al final se realiza.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 351 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor