Occidente hace trizas el derecho a la libertad de expresión

  • El sistema de medios occidentales al censurar a las cadenas informativas que informan en vivo y en directo sobre la crisis de Ucrania, viola sus propias normativas éticas que los obliga a informar veraz e imparcialmente y asesta un duro golpe a los Derechos Comunicacionales en general.

La crisis de Ucrania ha puesto sobre el tapete la frágil defensa y protección del Derecho a la Libertad de Expresión, de la cual se ufanaban los Estados Unidos, Europa y la Alianza que se ha formado para aislar a Rusia del resto del mundo.

No podía ser de otra manera y ya lo veníamos advirtiendo, cuando a propósito de analizar la postura de estos países, frente a este derecho, que hoy forma parte del amplio elenco de los Derechos Humanos, lo habían con un doble rasero, siempre utilizándolos para afianzar sus intereses y nunca con el sano propósito de garantizarlo imparcialmente como derecho universal.

No, la imparcialidad, dista mucho del comportamiento de estos países, primero están sus intereses, segundo, sus intereses y tercero su intereses. Bajo esa óptica ven al resto del mundo, poniendo siempre sus intereses por delante aunque esto signifique atropellar y menospreciar los derechos de los demás e incluso el Derecho Internacional.

Y una ligera retrospectiva de su comportamiento en los acontecimientos a nivel mundial pone de relieve lo que afirmamos. Con respecto a la Organización de las Naciones Unidas, vg., aceptan sus acuerdos, cuando estos no los afectan, pero cuando están en minoría, frente a la discusión de una materia de importancia y son derrotados por el voto de la mayoría, desconocen las decisiones, no las cumplen y no hay poder que les impida hacer lo que les venga en gana (Ejemplo, Invasión a Irak; El bloqueo a Cuba, Imposición a granel de sanciones a todo el que se les ocurra, entre otros casos).

Y no es solamente, ahora, con relación a la crisis ucraniana, sino que es una conducta reiterativa, que la podemos apreciar también en materia de los Derechos Humanos, Drogas, entre otras cosas.

En materia de Derechos Humanos, Estados Unidos no firma la gran mayoría de los Convenios Internacionales sobre la materia, ya los hemos enumerado en otras reflexiones, pero se dan el lujo de unilateralmente, hacer listas negras con los que cumplen o no con la protección y defensa de estos Derechos. Muchos países europeos, por su parte han creado muros de contención contra los migrantes y aprobados normas que impiden su ingreso a los países, atropellando también de esta manera el Derecho Humanitario. Así mantienen un doble rasero, dicen defender estos derechos y por otro lado, se los desconocen a millones de personas.

Este doble racero, hoy, se pone claramente en evidencia, frente a la crisis ucraniana y con un Derecho, que cada día se hace más prioritario como lo es El Derecho a La Libertad de Expresión, que en su ejercicio garantiza u orienta el que los ciudadanos tengan acceso a la Verdad.

Y es precisamente, limitar el acceso a la Verdad, los que pretenden los Estados Unidos, la Unión Europea y sus aliados cuando bloquean la Cadena Televisiva Rusia Today y a la agencia de noticias Sputnik, que transmitían en directa las operaciones militares que se desarrollan desde el escenario de conflicto.

Estas medidas de censura, tienen un doble propósito, por un lado, impedir que millones de personas se enteren de la realidad de los acontecimientos y por otro lado, impulsar el proceso de desinformación de los medios occidentales, estigmatizando a Rusia y al mismo tiempo descalificando a decenas de comunicadores sociales y medios que tratan de informar imparcialmente, para que la ciudadanía se fije sus propios criterios sobre los hechos.

Pero esta medida de Amordazar y censurar a los medios, además de violentar los Derechos Comunicacionales en general, censura en específico al Derecho a la Libertad de Expresión, que es un Derecho Humano, contemplando en la Carta Internacional de los Derechos Humanos; atropella, igualmente, otros derechos estrechamente relacionados con este, como por ejemplo, El Derecho de Accesar a cualquier medio para obtener informaciones, opiniones y noticias; El Derecho a Recibir Información por cualquier medio y el Derecho que tiene todo ciudadano, de formar su propia opinión, sobre cualquier acontecimiento, para lo cual requiere investigar y tener acceso a las informaciones correspondientes; el Derecho a Pensar libremente, porque el ser humano requiere la información para la reflexión y la fijación de criterios propios.

Como soldaditos de plomo, vemos que los medios occidentales siguen al pie de la letra estas medidas de amordazamiento y observamos por ejemplo, a las Cadenas norteamericanas de noticias como CNN y sus homólogas europeas, se acoplan a las medidas de censura. Lo mismo lo hace Youtube y Google, todos, de la mano, censurando e impidiendo que millones de personas en el mundo se informen, negando su propia esencia, como medios de comunicación, que tienen la obligación ética de informar imparcial y verazmente los pormenores de cualquier acontecimiento de interés nacional e internacional.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 894 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: