Rusia la solita libertadora de Europa

El destino de Rusia la ha llevado una y otra vez a ser la salvadora de Europa. Primero, frenando y absorbiendo las sucesivas hordas mongólicas que desde que la construcción de la muralla china les impedía invadir y saquear al Imperio Chino, se desviaban hacia el oeste; porque entre Asia y Europa no hay obstáculos naturales. Los Urales son más una cadena de cerros bajos que una cordillera de montañas. Rusia tiene un origen escandinavo. Los Rusos fueron una nación vikinga que se estableció primero en Kiev. Desde Kiev aprovechaban la abundancia de ríos y lo plano del terreno para trasladar sus embarcaciones haciéndolas rodar sobre troncos de un río a otro y como guerreros vikingos con ese sistema lograron cubrir y dominar grandes espacios incursionando por toda la opulenta rivera del Mar Negro donde desembocaba un ramal de la famosa Ruta de la Seda con que comerciaban Europa y China. Los Russ aparecen súbitamente en la historia el día que tomaron y saquearon Bizancio (856). Antes de eso se confundían con la nebulosa de pueblos que se movían en la estepa surcada por ríos que desembocan en el Mar Negro y el Caspio. Sus principales núcleos políticos eran: El Principado de Kiev y el Ducado de Moscú. Cuando a principios del siglo XIII llegó una avanzadilla del Imperio Mongol de Gengis Khan, un grupo de guerreros tártaros conocido como la Horda Dorada porque los mongoles denominaban los puntos cardinales con colores y dorado era el color asignado a occidente. La Horda dorada logró dominar la región de los Rusos; ocuparon Kiev y Moscú aunque se salvó de la ocupación pagando un tributo. Los mongoles se fijaron en la región con Batu Kahny ya no siguieron su marcha hacia occidente llegando hasta Viena a la que pusieron sitio y siguieron hasta el Adriático. El avance mongol fue frenado por querellas dinásticas. BatuKahn quedó dueño de la parte occidental del Imperio Mongol y recomenzó la marcha hacia el oeste, atravesó Hungría y puso sitio a Viena,eso coincidió con la rebelión victoriosa de Dimitri Ivanovich, Duque de Moscú.

En ese momento tenían lugar una serie de litigios entre los mongoles que Dmitri Ivanovich aprovechó para rebelarse y obtuvo varios triunfos militares sobre la caballería mongola. El primero fue a la orilla del río Vazha en 1378. Luego vino la victoria de Kolokovo en 1380 que marcó el final de la preponderancia mongol sobre Moscú y Kiev. Ivan II se negó a pagar tributo y luego hubo algunas batallas en que se impusieron los rusos a pesar de que los mongoles tenían el apoyo del gobernante del estado Polaco-Lituano Casimiro IV. La batalla sobre el río Ugra en 1480 fue la última para emancipar a los rusos y Europa de la amenaza mongol. En esta batalla ya se usan formas modernas, pues el lado moscovita usó cañones contra los tártaros. Esta es la primera vez que la madre Rusia salva a los pueblos europeos del yugo de un pueblo extranjero de cultura inferior

A partir de entonces la independencia y la paz de Europa no volvió a ser amenazada hasta la emergencia de Carlos XII de Suecia. Desde Gustavo Adolfo, cuando Suecia participó en la Guerra de los 30 años. Suecia era la mayor potencia militar del norte de Europa y eso había convertido el Mar Báltico en un lago sueco.

Carlos XII

En Suecia se inventó el cartucho para las armas de fuego lo que ayudó mucho en las victorias de Gustavo Adolfo durante la Guerra de los 30 años que dejaron a Suecia con un Imperio en el Mar Báltico.

En 1697 heredó el trono de Suecia Carlos XII un joven de apenas 15 años, pero de gran energía, valentía y talento militar. En 1697, también, fue elegido rey de Polonia, Augusto II, Elector de Sajonia. Creyendo inexperto al joven rey sueco. Dinamarca, Polonia y Rusia se aliaron contra él. La alianza organizó un ataque polaco sajón contra Riga que era posesión de Suecia. Carlos XII había ya derrotado a la coalición polaco-danesa en Dinamarca que le dejó el Schlevig- Holstein. Desde Riga emprendió una campaña contra Sajonia que derrotó a Augusto en Polonia y Sajonia; eso dejó toda la Europa Oriental en manos de Carlos XII quien la saqueaba sin escrúpulos.

En esa época reinaba en Rusia Pedro I, un ingenioso e inteligente reformador que buscaba aumentar el contacto entre Rusia y Europa. Para eso quería desarrollar puertos rusos en el Báltico, para lo cual fundó la ciudad de San Petersburgo, que debía ser la ventana marítima de Rusia hacia el resto de Europa.

Esto produjo enfrentamientos entre rusos y suecos. Los suecos tuvieron al inicio victorias militares; hasta que Carlos XII decidió partir de Polonia para atacar Moscú desde Ucrania. El ejército sueco avanzó con graves inconvenientes logísticos hasta llegar a Poltava, sobre el río Vodka, en el centro de Ucrania, donde su ejército ya no tenía vituallas y pertrechos creía poder abastecerse. En Poltava, Carlos XII fue rotundamente derrotado por el nuevo ejército ruso de Pedro I. ¡Después de vencerlos en Poltava Pedro I brindaba "por mis maestros suecos"!

Esa admiración la ignoraba Carlos XII, quien herido huyó para salvar su vida, hasta obtener asilo entre los turcos, cuyo imperio que entonces bordeaba Ucrania y donde transcurrió 8 difíciles años, hasta que escapó de allí y atravesó media Europa a caballo para regresar a Suecia.

En Poltova, Rusia salvó por primera vez la libertad de Europa de la prepotencia militar de un joven envanecido a quien sus victorias habían convertido en megalómano.

Napoleón

Napoleón Bonaparte era un oficial francés de artillería, proveniente de la recién anexada isla de Córcega.

Napoleón se distinguió en la victoria contra los ingleses cuando trataron de tomar por asalto la base naval francesa de Toulon.

Francia agotada su fe en los falsos profetas de su sanguinaria revolución y aburrida de la corrupta mediocridad del Directorio necesitaba un héroe para recuperar la fe en sí misma, en su nostalgia por la gloria de sus pasadas victorias bajo reyes y ministros ilustres. Después de Toulon la carrera militar de Napoleón progresó con rapidez gracias a una mezcla de buena suerte en las intrigas cortesanas en el Directorio. El puente entre Napoleón y el Directorio fue Josefina una dama martiniquense muy allegada a sus miembros. Fue así como el Directorio encomendó a Napoleón la represión de unos peligrosos disturbios en París, algo que como buen oficial de artillería Napoleón limpió las calles de desórdenes a cañonazos. Un hombre tan efectivo se le dio en recompensa el cargo de General en Jefe del Ejército de la República Francesa en Italia. Ese Ejército estaba acuartelado en el sur de Francia y para ir a Italia hubo que atravesar en invierno los Alpes Marítimos y cayó sobre los desprevenidos piamonteses y las tropas de la Segunda Coalición que ocupaban todo el norte de Italia obtuvo una serie de victorias: Marengo, Rivoli. Esa breve, pero victoriosa campaña de Italia dejó todo el norte de Italia en manos de la República Francesa. Las victorias dieron gran prestigio al General Bonaparte. Por ello, El Directorio estuvo de acuerdo en que se fuese con un fuerte ejército y una parte de la flota a interceptar la comunicación de Inglaterra con la India tomando el control de Egipto. Al poco rato del desembarco la flota que lo llevó fue destruida por la flota mediterránea del Almirante Nelson. La situación política en París era inestable y Napoleón dejó a sus tropas abandonadas para aprovecharla en derrocar al Directorio con lo que resultó ser el Golpe de Estado más moderno y famoso: el golpe de estado del 18 de Brumario. Cayó el Directorio y se instaló un gobierno republicano de tipo romano con 2 cónsules. Con Napoleón como Primer Consul, naturalmente. Poco después este Megalómano se proclamaba Emperador de los franceses y avasalló a toda Europa derrocando tronos para repartirlos a su familia en una especie de embriaguez de poder. Esta especie de Dictadura Europea asoló a toda Europa e hizo correr ríos de sangre en algo así como un estado de guerra permanente parecido al de los Estados Unidos hoy. La única resistencia que no pudo doblegar fue la de Inglaterra. Como en Inglaterra se iniciaba entonces la Revolución Industrial que necesitaba dar una salida comercial a su creciente producción de manufacturas, Napoleón optó por cerrarle los mercados europeos en lo que se terminó llamando el Bloqueo Continental. Napoleón y el Zar Alejandro se entrevistaron en Tilsit en 1806, de la cual salieron acuerdos que terminaban la guerra entre Francia y la Cuarta Coalición. Dichos acuerdos asumían que Francia apoyaba contra el Imperio Otomano y Rusia se sumaba al Bloqueo Continental.

Rusia podía comerciar con ventaja con Inglaterra, porque tenía mucha materia prima y poca manufactura. Se inició así un comercio intermediado por operadores neutrales. En 1812, Napoleón estaba en su apogeo. Reunió un ejército de medio millón de soldados, conocido en la historia como la Grand Armee, el mayor ejército visto en Europa. Un ejército donde había soldados de todos los estados vasallos del Imperio Francés en Europa; algo muy parecido a la OTAN (NATO) sólo que la Grande Armee de ahora, se compone de vasallos europeos de Washington. El Zar Alejandro estaba molesto con Napoleón porque su acuerdo de paz con Austria el tratado firmado tras la guerra austriaca contenía una cláusula por la que la Galitzia oriental de Austria era anexada al Gran Ducado de Varsovia, y el Imperio ruso consideró que esta disposición obraba contra sus intereses creando una entrada estratégica para lanzar una posible invasión contra Rusia. Algo así como lo que la revolución de color (2014) de Maidan contra Victor Yanucovich, convirtió a Ucrania en una avanzada desde la cual atacar a Rusia​.

Napoleón atacó a Rusia en junio de 1812, una grave equivocación porque pocos años y muchos muertos después, terminaba en abril de 1814, cuando Napoleón Ie firmaba su rendición en París.

Hitler

Hitler no es un producto alemán, es un producto de las absurdas y engreídas injusticias del Tratado (Dictado) de Versalles que crearon un justo resentimiento en la Alemania avasallada llamada entonces de Weimar; Alemania aún derrotada y humillada continuaba siendo la mayor potencia industrial, científica y cultural de Europa. El Tratado de Versalles y los otros disparates injustos impuestos a Alemania y Austria-Hungría e incluidos en los acuerdos de paz que concluyeron la primera guerra mundial garantizaban una Segunda guerra y la hostilidad y el odio entre Europeos; algo muy conveniente para Estados Unidos e Inglaterra que se habían liberado de la competencia del Imperio de Rusia había propiciado el establecimiento de una Unión Soviética de ideología marxista que aspiraba a la exportación del marxismo leninismo como modelo de gobierno para otros países. Un temor que aprovecharon Hitler para tener a miles de partidarios llenos de resentimiento y odio a las cláusulas de Versalles y de miedo al comunismo en toda Europa que lo aclamaban como un héroe.

Había reclamos alemanes sobre la entrega a Polonia de territorios poblados por alemanes que ahora separaban a Alemania de su Prusia Oriental.

Inglaterra envalentonó a Polonia firmando una ley que garantizaba las fronteras de Polonia. Alemania lo compensó firmando un Acuerdo de no agresión con la Unión Soviética que en realidad era acerca de la cuarta repartición de Polonia.

Alemania invadió a Polonia el primero de septiembre de 1938. Rusia lo hizo 15 días después, pero Inglaterra declaró la guerra sólo a Alemania. Así comenzó la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939.

Para junio de 1941 Hitler y la Whermacht de Alemania habían obtenido una serie de victorias militares que les permitieron ocupar militarmente a todo el continente europeo, menos a la Rusia Soviética. Hitler envanecido por sus victorias igual que Napoleón; en junio de 1941, cometió su gran error e invadió la Rusia soviética, pero tras una serie de victorias iniciales fue sucesivamente frenado en Laningrado y Moscú. En febrero de 1943, en Stalingrado, Hitler sufrió su primera derrota importante ante los rusos y perdió todo su VI Ejército. Después tuvo lugar en Kursk la mayor batalla de la historia que duró desde junio hasta agosto de 1943 donde combatieron decenas de miles de blindados y millones de soldados. Fue la batalla decisiva de la Segunda Guerra Mundial, porque a partir de entonces los ejércitos alemanes sólo ejercieron operaciones militares defensivas y los ejércitos rusos avanzaron sin tregua hasta Targau un punto en el centro de Alemania donde se encontraron con las avanzadillas angloamericanas.

La eterna ocupación norteamericana de Europa

En 1944 los angloamericanos desembarcaron en Normandía para evitar que fueran la Rusia soviética quien liberase París de la ocupación alemana-nazi. El desembarco en Normandia buscaba interponer los ejércitos anglosajones entre el ejército soviético y las partes más industrializadas de Europa. Para reservarse la parte de Europa con mayor importancia económica, los angloamericanos le dieron a la Unión Soviética el control de la Europa Oriental incluyendo la Alemania Oriental y todos los países ya ocupados por las tropas ruso-soviéticas entre Alemania y la Unión Soviética una concesión que sólo reconocía la situación real en el terreno que no era posible cambiar sin una guerra entre los aliados por los despojos de Europa. Los angloamericanos mantuvieron bajo su ocupación militar la mayor parte de la Europa occidental industrializada, ocupación utilizada para realizar una operación de lavado cerebral y subyugamiento cultural que convirtiese a los cultos europeos en una masa política de personas ignorantes y sin sentido crítico a imitación de los ciudadanos norteamericanos una masa gulible fácilmente controlable con los medios de información.

En 1948, el miedo a una invasión soviética se utilizó para imponer un régimen de obediencia política de Europa que llegó al punto en el que los gastos de la ocupación militar los pagaban los propios países ocupados, encuadrados como una alianza de estados vasallos bajo la ocupación militar estadounidense.

El resultado de la casi centenaria ocupación de Europa por Estados Unidos ha sido un lavado cerebral que incluye una interpretación orwelliana de los hechos. El lavado comenzó con el cambio de los pensums educativos rebajándolos al nivel de ignorancia de la población estudiantil norteamericana, para rebajar la capacidad intelectual crítica europea a un nivel en que sea manipulable por quienes controlan los medios de información: como sucede en Inglaterra y Estados Unidos. Un país maniqueo donde la comprensión de las cosas se reduce a términos de una lucha entre el Bien absoluto (ellos) y el Mal absoluto Demonizando a todos aquellos que presenten alguna resistencia a los dictados de su oligarquía gobernante.

Esa política de representarse a sí mismos como una virtuosa democracia que representa e interpreta los deseos del pueblo norteamericano con el uso de elecciones es en realidad una dictadura oligárquica como lo demuestra el hecho de que su política ha permanecido idéntica durante 300 años de vida independiente durante la cual ha invadido a la mayoría de los países con menor capacidad militar que la suya, generalmente usando un falso pretexto. En esos 300 años de historia sin variación sustancial tanto en política económica interna como en política internacional predatoria la clase oligárquica que representa intereses financieros anglo-americanos que es apenas un 1% de la población mundial ha logrado hacerse propietaria del 98 % de la riqueza mundial. El problema actual con Rusia, es que como Rusia es el país con mayor extensión territorial, bajo el gobierno de Rusia permanece necesariamente una parte importante de los recursos del mundo que escapa al control de la oligarquía financiera virtual que gobierna la economía mundial desde Washington.

El lavado cerebral de Europa ha llegado al extremo de que en medio de una lluvia de mentiras sofistas que convencen a los más estúpidos, como llamar Freedom Gas al gas licuado mucho más caro que venden las empresas petroleras norteamericanas, los gobiernos europeos que no quieren comprar el gas ruso mucho más barato y de suministro más seguro, es gracias a la extendida corrupción de la clase política europea que los gobernantes de las "democracias europeas" han olvidado cómo sacar cuentas elementales para saber cuál gas les conviene comprar.

Washington ha tenido éxito donde los déspotas que conquistaron a Europa en el pasado fracasaron, como lo demuestra su capacidad corruptora de sus empresas para doblegar las políticas de los gobiernos europeos a su voluntad, aunque su interés sea contrario al interés de sus propios ciudadanos europeos, como alegó hace pocos días el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov.

"No puedo evitar hacer estas comparaciones. En el pasado, Napoleón y Hitler tenían como objetivo subyugar a Europa. Ahora los estadounidenses lo han subyugado", señaló Lavrov.

Es así como Washington decide "lo que es mejor" para Europa, Lavrov mencionó la larga campaña estadounidense para impedir la construcción del gasoducto Nord Stream 2. Berlín suspendió la certificación del proyecto completo como parte de las sanciones contra Rusia por el ataque de Moscú a Ucrania. Como consecuencia de eso los europeos deben pagar el litro de gasolina para sus transportes a un precio que ya supera los dos Euros y seguirá subiendo, con un resultado desastroso para toda la economía europea porque la avidez de los dueños de las empresas que guían la política norteamericana es infinita. Todo esto es un reflejo de la corrupción absoluta de la actual clase política europea. Como ese subyugamiento lo dirige la Comisión Europea que además de ser sólo una máscara política de la OTAN es también algo como la sublimación de lo más corrupto de la casta política europea creada durante un siglo de la ocupación militar y política de Europa.

La operación militar que Rusia ha iniciado para liberar a Ucrania, ocupada políticamente por Estados Unidos desde el 2014 con el golpe de estado contra en Maidan que derribó con violencia a Victor Yanucovich, su gobernante legítimo.

Por ello, la liberación de Ucrania es un cambio irrevocable y necesario hacia la liberación de Europa de la ocupación militar, política y cultural que impone Washington a todos quienes derrotan con la supremacía, sin restricciones, de su fuerza aérea. Una situación militar que desde los acontecimientos en Ucrania han demostrado que ya no puede imponer. Ucrania marca un cambio de página en las relaciones internacionales; las cobardes sanciones contra Rusia son el principio del colapso del dólar que junto con la supremacía ofensiva de la US –Air Force son los principales instrumentos de la hegemonía mundial de los Estados Unidos de América. Los acontecimientos de Ucrania demuestran que ambos instrumentos han dejado de ser efectivos.

Washington ha estado tratando de detener el proyecto del gasoducto North Stream, que lleva gas de Rusia a Alemania, durante años, alegando que socavaba la seguridad energética europea y sugiriendo que las entregas de gas natural licuado estadounidense (alias Freedom gas) eran una opción preferible, a pesar de su mayor precio, señaló el ministro ruso Lavrov.

"A la Unión Europea se le ha mostrado su lugar subalterno. La historia de Nord Stream 2 ha demostrado perfectamente el papel de títere de Washington que tiene la UE en el escenario mundial. Eso y otras mentiras y falsas poses han dejado claras la operación militar rusa para liberar Ucrania de la tiranía del gobierno títere instalado allí por los Estados Unidos en 1914 con el golpe de Estado violento ocurrido en la Plaza Maidan de Kiev.

Las sanciones contra la economía rusa a las que Estados Unidos obliga a Europa demuestra el servilismo de la clase política instalada en Bruselas a dedo, sin pasar por un proceso electivo.

Políticos, analistas críticos y periodistas escriben que Estados Unidos se ha convertido en un Imperio de Mentiras.

Parece que el intento de usar a Ucrania para apoderarse de los recursos de Rusia y desde allí controlar a China para quedar como la única potencia económica y militar cuya oligarquía dicta sus órdenes al resto del mundo va a fracasar debido a los excesos genocidas del payaso títere que la conspiración de la CIA con la Secretaría de Estado instaló en Kiev como Presidente de Ucrania.

El territorio bajo ocupación militar soviética según lo acordado por los anglosajones en Yalta ha recuperado su libertad desde hace unos 30 años, pero ahora está bajo ocupación militar de EE. UU. (OTAN), armas estacionadas en sus territorios, con el riesgo implícito para su población de un ataque nuclear preventivo bien justificado, en total violación por parte de EE.UU. de sus compromisos bajo el Acuerdo de No Proliferación Nuclear.

Solo desde hace meses hemos estado escuchando a Washington hacer sonar la alarma con respecto a lo que han citado como una "inminente invasión rusa de Ucrania". Según la última llamada "inteligencia" estadounidense, esta semana se produciría una invasión a gran escala. Sin embargo, como algunos de nosotros hemos insistido durante meses que sería el caso, no se ha producido ninguna invasión, ni, creo, nadie es probable.

Moscú, ha anunciado que sus tropas se están retirando de la frontera de Rusia con Ucrania, ha negado constantemente que tenga alguna intención de invadir. Pero Washington, con sus repetidas acusaciones sobre un inminente incidente de bandera falsa, hasta el estacionamiento de tropas en Europa del Este, parece desesperado por presionar a Rusia para que haga tal movimiento. Cuanto más se niega el presidente de Rusia, Vladimir Putin, a morder el anzuelo, mayor es la desesperación en Washington.

¿Por qué Washington, y por extensión la OTAN y la UE, están tan obsesionados con Ucrania? ¿Qué es lo que esperan lograr? Una vez que uno comprende el mecanismo por el cual Washington deriva su poder real, sus acciones en relación con Rusia se vuelven más fáciles de entender.

Dejemos de lado todas las fanfarronadas que Washington arroja sobre los derechos humanos, la democracia y la soberanía, porque estos son solo temas que usa como tapadera y que rutinariamente ignora para lograr sus objetivos. ¿Qué es lo que realmente quiere Washington?

Quiere combinar y avivar el problema de Ucrania para contener a Rusia. ¿Por qué quiere contener a Rusia? Bueno, Washington deriva su poder global a través de su control del dólar estadounidense, también conocido como la moneda de reserva mundial. Este estatus especial le permite a Washington acumular déficits obscenos que de ninguna manera reflejan la verdadera capacidad productiva de Estados Unidos.

El dólar estadounidense ha sido absolutamente dominante como moneda utilizada para el comercio internacional desde que reemplazó a la libra esterlina en la década de 1920. Los productos básicos como el petróleo, el oro, los metales básicos y los productos agrícolas se valoran y pagan en dólares. Esto creó una gran demanda mundial del dólar, agregando un valor masivo a su valor, y creó una fuerte demanda de bonos del Tesoro de EE. UU. Todo esto le permite al gobierno federal estadounidense imprimir billones de dólares, pedir prestado sin límite y gastar sin límites.

El dominio del dólar le ha dado a Estados Unidos un gran poder global, pero ahora está bajo amenaza ya que nuevas potencias mundiales como China y Rusia están disputando este intercambio unificado de productos de verdadero valor de riqueza por Estados Unidos sin valor. Dólares y control total de todos los instrumentos financieros utilizados para chantajear políticas contrarias al interés real de las naciones europeas, como las sanciones de North Stream contra la construcción de una autosuficiencia energética fiable en Europa.

Muchos ahora buscan deshacerse de su dependencia del dólar, ya que Washington ha seguido abusando de su estatus como emisor de la moneda de reserva mundial durante décadas. Rusia es la única gran potencia militar europea que queda.

Así que Rusia debe una vez más salvar a Europa de un Tirano voraz, esta vez del psicópata Complejo Militar Oligárquico Industrial Estadounidense dominante en EE.UU., que exige a Europa un Tributo anual equivalente al 2% de su PIB, además de obediencia absoluta a las políticas internacionales dictadas por EE.UU. Que es, de hecho, muy similar al de cuando Napoleón dictó un bloqueo comercial continental contra Gran Bretaña.

La absurda aspiración de Estados Unidos de acorralar a Rusia después de terminada la Guerra Fría expandiendo su ocupación militar de Europa hasta incluir a Ucrania- Un territorio históricamente la cuna de la raza y la cultura rusa.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1982 veces.



Umberto Mazzei


Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: