Biden y Johnson desarrollan "guerra política" contra Putin

En el referente de la "Real Politik", el capitalismo se defiende a través de las decisiones de "Política de Estado" aprobadas en Washington y Londres, al unísono, al objetivar la realidad de la crisis profunda hacia su-total-final de "imperios decadentes" consecuencia del sistema capitalista en curso acompañado por la propia realidad del "cambio de Era" que exige la Historia en su inevitabilidad.

En ese orden, ambas capitales, en sus dirigencias actuales, han acordado "tomar decisiones absolutistas" de tratar de alcanzar el "renacer liberal manchesteriano" cual se les ha visto negado ante la realidad y los efectos de la pandemia de la Covid-19 acompañada con la "crisis del dólar". Ante esa realidad, Joe Biden y Boris Johnson precisaron la "contradicción fundamental", (léase: Federación de Rusia y Vladimir Putin), como el paso previo para el total y absoluto rescate del sistema capitalista.

Es, mejor, podría ser, un escenario más favorable cuando se considera a la Unión Europea como el conjunto de países, "socios y aliados", controlables que se los adscriben al proyecto imperial a alcanzar. Esta línea nos lleva a tener presente aquella decisión estratégica acerca del retiro de la Gran Bretaña de la Comunidad Europea para poder consolidar sus relaciones con la colonia de los "Padres Fundadores".

Cuando apuntamos a la "puesta en escena" de la "Guerra Política" contra Rusia y Putin, ante la realidad previamente descrita nos referimos con énfasis a esa decisión acordada por ambos centros del poder capitalista, Washington y Londres, a la aplicación del concepto de la "Real Politik" en ese conjunto binario formado por la "Guerra Política-Real Politik".

Es decir, lo conceptual que define la "Real Polítik" en lo referente a la "crisis sistémica total e inevitable" junto con lo conceptual de la "Guerra Política" en sus cinco escenarios según la metodología de Chiang Kaishek, se aúnan hacia una direccionalidad diseñada y buscada por la dualidad imperial de Washington y Londres en el objetivo de poder alcanzar la "desaparición política" de Vladimir Putin del escenario mundial con el necesario impacto en el Poder Político en la Federación de Rusia. No es de colores la acción sino la praxis de este nuevo diseño de golpe de estado cual es más complejo y profundo. Las experiencias y las intensidades son diferentes.

Lo inmediato anterior nos lleva a elevar la obligante pregunta sobre sí Vladimir Putin fue transitando hacia la imperativa necesidad de tener que tomar la decisión de Estado, como estadista, de tener que traspasar militarmente sus fronteras con Ucrania ante la objetiva realidad de la política en desarrollo desde Washington, Londres, Comunidad Europea y la OTAN cuyo objetivo es el de colocar "armas nucleares" en dicha nación europea, Ucrania, en sus fronteras con el "Oso siberiano". Aclaramos que la incorporación a tal política de los gobiernos de los países no europeos entra dentro del concepto obligante y sumiso de "socios y aliados". Es decir, ello nos lleva a una simple y sencilla conclusión referida a que no fue un plan preconcebido de Vladimir Putin sino el diseño de la Política de Estado del capitalismo-imperial que se ha ido desenvolviendo desde la "Crisis del Wall Street" con sus consecuencias "aguas abajo" del sistema capitalista en todas sus variables.

Lo escrito nos lleva a exponer con relativa precisión el cómo se ha venido implementando la "Guerra Política" desde ambas capitales imperiales ante la objetiva realidad de la crisis transversal del capitalismo global que ha "puesto en jaque" la propia supervivencia del sistema y, en consecuencia, la permanencia del imperio anglo-sajón como todo un concepto histórico ante los inevitables desarrollos socio-económicos en perfectibilidad histórica de las sociedades rusas y chinas como la aplicación de la propia dinámica sistémica ante esas realidades sociales y económicas en Rusia y China.

La geopolítica mundial ha venido evolucionando desde la "Caída del Muro de Berlín" hasta la entrada en la "crisis total" del capitalismo por las consecuencias de la "Crisis de Wall Street" cuando ha sido impactada por las consecuencias lógicas de sus desarrollos por dos realidades históricas: la política diseñada por Deng Xiaoping de "reforma y apertura" y las consecuencias político-sociales de las políticas de Mihail Gorvachov y sucesores.

Es decir, a diferencia de la expansión imperial británica ocurrida durante el siglo XIX y, posteriormente, la imperial-presencia y desarrollo sistémico de los Estados Unidos de Norteamérica post-Guerra-Mundial, donde no estaban presentes "contrincantes de peso" anulados por la "Guerra Fría", en la actualidad la presencia global de una "Rusia resurrecta" y una "China modernizada" están afectando seriamente y socavando lo conceptual histórico del capitalismo judeo-cristiano. Ante esa realidad es de toda lógica que el capitalismo como sistema reaccione en sus conductores en las personas de Biden y Johnson siendo ambos anti-comunistas y anti-rusos.

La praxis de la "Guerra Política", en sus cinco variables fundamentales que van desde las decisiones políticas pasando por la información dirigida hasta el desarrollo de una guerra de mediana intensidad en la búsqueda y consecución de un cambio de gobierno no-amigable viene siendo aplicada sobre Rusia y China desde la década de los años 90 del siglo próximo pasado.

En las actuales circunstancias nunca antes se habían aplicado dichas políticas en su totalidad conceptual con la firmeza y vehemencia como lo estamos observando con la Rusia-Putin y la China-Xi Jinping buscando un solo objetivo: la supervivencia del sistema capitalista bajo la conducción anglo-sajona británico-norteamericana.

Nos preguntamos: tendrá éxito la "Guerra Política" contra Rusia y China

Ambos países en sus gobernantes, Putin y Xi Jinping, han venido ejerciendo sus responsabilidades con absoluta objetividad y equilibrio ante las amenazas provenientes desde Washington y Londres. Reiteramos, los demás actores son "invitados-obligados".

En ese orden de ideas, Joe Biden, Boris Johnson y el Pentágono, consideramos, han equivocado la "estrategia de confrontación total" de utilizar a Ucrania como "Caballo de Troya" aun cuando comprendemos sobre la imperiosa necesidad de la supervivencia del sistema capitalista como del imperio anglo-sajón-judeo-cristiano. Como es una grave equivocación tratar de desarrollar una "OTAN-Indo-Pacífico" contra China sustentando esa argumentación en dos variables: la India y Taiwan. El primero por su enfrentamiento fronterizo y la segunda como "factor sicológico" contra Beijing sin descartar lo militar.

La aplicación de la estrategia militar que ha implementado Rusia en Ucrania se ha convertido en tema de estudio obligado en los centros académicos militares norteamericanos lo que significa que Rusia ha desarrollado toda una teoría militar de "nuevo tipo" lo que le ha permitido a Moscú evitar "caer en provocaciones" ante un escenario referido a una posible invasión de la OTAN sobre Ucrania como política justificativa sustentada en una supuesta realidad de la violación de los derechos humanos sobre la población ucraniana según diseño del Pentágono.

Una delegación norteamericana se ha apersonado (sábado, 06/03/22) en Venezuela para, según ellos, "suavizar sus políticas imperiales"; el petróleo…

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 947 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: