Guantánamo: enclave para la violación de los Derechos Humanos

La presencia ilegal de los Estados Unidos en la Bahía de Guantánamo, territorio cuya soberanía corresponde a la República de Cuba, ha servido para mantener allí una enclave donde la violación a los Derechos Humanos constituye un sistema de proporciones mayúsculas, que a pesar de las denuncias mundiales y de escándalos que han sido publicados internacionalmente, se mantiene, burlando de esta manera la tendencia mundial por el respeto a estos derechos, consagrados en Tratados Internacionales y los valores humanos que progresivamente se han universalizado.

Hoy por hoy, esa base militar norteamericana, cárcel tenebrosa, constituye el más visible icono mundial de Violación a los Derechos Humanos. Allí se asienta todo mal, encarcelamiento infrahumanos, torturas, desapariciones y muertes, evidenciando una verdadera bofetada al Derecho Humanitario y poniendo de relieve la hipocresía del Imperio norteamericano, que pretende presentarse ante el mundo como un ejemplo de democracia y respetuoso de los derechos civiles y humanos en general.

Más de Setecientos (700) informes realizados por diferentes países, ONGs, y organismos humanitarios han develado ante el mundo las atrocidades que allí se cometen, algunas de las cuales han sido filmadas por los propios funcionarios que prestan servicio en esa mazmorra, haciéndose incluso selfis, donde ponen de manifiesto su crueldad y mentes torcidas, todo amparado por los gobiernos de los Estados Unidos (Demócratas y Republicanos) que los aplauden y los rotan en todo el mundo para que continúen en diferente latitudes haciéndoles el trabajo sucio que ellos tratan de ocultar como los gatos la caca.

Fue precisamente en enero, un enero de 2002, hace más de 20 años cuando George W. Bush, ordenó a apertura de este antro de terror, condenado desde un principio por la Organización de las Naciones Unidas y de especialistas en la materia, pero que la prepotencia imperial mantiene a pesar de las condenas mundiales, porque a ellos no les importa la crítica mundial y se encierran en su coraza militar intimidante.

La prisión de Guantánamo es reducto de cualquier abuso o atropello contra el ser humano, no importa que Ud. Sea haya o no inocente, porque allí lo envían por simple sospecha como peligroso para el gobierno de los Estados Unidos. Desde la tortura física o psicológica, proscrita en tratados internacionales es allí aplicada y los norteamericanos, muy propensos a nombrar observadores para inspeccionar a otros países, son incapaces de aceptar observadores internacionales para realizar inspecciones in situ detrás de estos tenebrosos muros.

Desde la alimentación forzada por las fosas nasales, ahogamientos, sometimiento a frío o calor intenso, violaciones, humillaciones religiosas, burlas, ataques con perros, desapariciones y muertes, cualquier cosa es posible en ese antro donde se actúa, contrario a toda norma de decencia, de respeto a la vida, del respeto a la conciencia del ser humano, en fin, contra toda norma Internacional Humanitaria e incluso contrario a normas del propio Derecho Penal norteamericano. Allí no existe el Derecho a la Defensa, ni ningún recurso procesal penal que pueda asistir a la persona detenida, no importa si se es culpable o inocente, no importa de qué país es Ud.; lo que realmente importa es aislar a los prisioneros, mantenerlos al margen de toda protección internacional, para realizar con sus cuerpos y con sus mentes los que le convenga. Guantánamo representa un ícono de la violación a los Derechos Humanos y los aliados de los Estados Unidos se hacen los sordos ante los reclamos mundiales para su cierre y entrega definitiva de ese territorio a la República de Cuba.

Muchas fotos se han filtrado sobre lo que pasa detrás de los muros de Guantánamo y revelan en su mayoría las huellas que dejan la tortura a nivel físico, cortaduras, golpes en brazos, piernas y pies de los detenidos, humillaciones sexuales, intimidación con perros y largos etcéteras. En muchas de estas situaciones se ha detectado la complicidad de personal médico que se presta violando su juramento hipocrático a estas prácticas deleznables.

WikiLeaks, también denunció a través de documentos dados a conocer en las redes sociales estos abusos que involucran a adolecentes, enfermos mentales, y personas inocentes en su mayoría. Igual denunció WikiLeaks, que decenas de nacionales de otros países sobre todo de España, secretamente visitaban a Guantánamo para interrogar a sus nacionales allí detenidos y esto se mantenía en absoluta reserva.

Según WikiLeaks, la Embajada norteamericana en España, por ejemplo, gasto millones de dólares, para impedir que los gobiernos de ese país, abrieran investigaciones sobre la presunta participación de funcionarios españoles en estas prácticas que se mantenían bajo estricto secreto y no se dieran a conocer al pueblo español. Así actuaron en otros países para mantener oculto estos procedimientos al margen de todo el Derecho Internacional. Luego se dio a conocer también, como con el consentimiento de los gobiernos europeos muchos detenidos en Irak, por ejemplo, eran torturados y encarcelados en retenes europeos, hasta que se filtró la información y generó un escándalo internacional.

Así actúa la nación imperial norteamericana, la que unilateralmente, hace listas de quien viola o no los Derechos Humanos y acusa a otras naciones de violar Derechos Humanos, que ellos, incluso desconocen porque no firman esos tratados, para actuar sin control y sin supervisión internacional. ¿Se ha visto mayor hipocresía?


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 608 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor