El poder, el gran demiurgo, que encierra los problemas centrales del mundo

Ciertamente, la claridad en el asunto del poder es de vital importancia para tener una visión más acertada de la nueva situación mundial. Sin esta claridad, nada estará totalmente claro. El carácter clasista de los Estados capitalistas, la esencia criminal y genocida de los ejércitos de aquellos Estados capitalistas y, en general, la cruel opresión de las burguesías, estarán completamente barnizadas.

La lucha por el poder, tras la aparición del excedente de producción, ha sido constante. Desde entonces, el poder de las clases opresoras ha marchado siempre en relación directa con sus crueles Estados. Así fue en la sociedad esclavista y feudal. Y así es en la sociedad capitalista.

En la actualidad la confrontación inter-imperialista y la confrontación estratégica entre el proletariado y la burguesía, es muy intensa. Esto con mayor razón, cuando en el plano mundial se ha ingresado a una coyuntura de definiciones históricas.

Para muestra, solo un botón:

Lo que está sucediendo últimamente en las confrontaciones inter-imperialistas. Cierto, recientemente están ocurriendo cosas extrañas en el ámbito internacional, concretamente en las contradicciones inter-imperialistas, en este caso, entre Estados Unidos y Rusia. Al parecer las fuerzas occidentales han empezado a sufrir serias derrotas militares. Según algunas notas internacionales que pude recopilar es extraño, extrañísimo, que un avión de combate de quinta generación británico se haya estrellado cuando intentaba interceptar a un Su-30 ruso que estaba cerca del portaviones británico HMS Queen Elizabeth que probablemente navegaba de forma provocativa cerca de las costas de Siria (1). También observar este enlace: (2). Extraño, extraño.

No olvidemos que Rusia en la actualidad es la primera potencia militar del mundo, con potente armamento no solo estratégico (armas nucleares y sus portadores) sino también convencional, como en los llamados sistemas de guerra electrónica, sistema de interferencias. En este caso, según algunas notas internacionales, últimamente aquellos potentes armamentos habrían sido trasladados a la parte sur de Siria. Las graves provocaciones estadounidense, que no cesan, así lo ameritaban. No por nada, incluso el comandante de las fuerzas aéreas israelíes, Amikam Norkin, observando aquel hecho (por supuesto siempre bajo directiva del pentágono), habría dado la orden de suspender todos los vuelos de entrenamiento, según el portal ruso de aviación Avia.pro, tras el accidente que también iba a sufrir un caza biplaza F-15 a baja altura en el desierto de Néguev, en el sur de los territorios ocupados palestinos (3). Los datos preliminares indican que las razones de esta decisión vendrían a razón de las interferencias que habrían empezado a sufrir los sistemas de combate Israel. El asunto es muy serio que empieza a hacer temblar de pies a cabeza a la vieja burguesía estadounidense.

Así, las graves confrontaciones inter-burguesas aplastadas por la ley de la Paridad Estratégica (Fricción Histórica), ahora, además, por la actualización de la tendencia histórica del proletariado, prácticamente, han terminado encajonando a la burguesía estadounidense. Cierto, esto ocurre cuando en la palestra mundial está alzada, tras la pérdida de la hegemonía mundial estadounidense (2010) e implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental (2016-2017), una nueva estructura economica del sistema capitalista encabezada por China. También esta alzada en esa misma palestra mundial cuatro máximas potencias militares del mundo en la que precisamente Estados Unidos ya no figura como la máxima potencia militar, sino, Rusia. Además, la gran República Popular Democrática de Corea (RPDC) aparece como la cuarta máxima potencia militar del mundo. Son hechos que en la actualidad pesan fuertemente.

Todo lo anterior, por supuesto, no es cualquier cosa, se trata de la lucha por la hegemonía mundial, a fin de cuentas, lucha por el poder, en la que están involucradas todas las burguesías sin excepción. No podemos dejar pasar esto, máxime si aspiramos a una mejor visión de los acontecimientos mundiales.

En esa medida, aquí un pequeño extracto del primer capítulo del libro: "El Letal Fascismo Estadounidense" de mi autoría, publicada en Edición digital el 20 de octubre de 2020, a fin de que ayude, aunque sea mínimamente, en aquel propósito. Enlace para leer el libro: http://www.enriquemunozgamarra.org/Articulos/234.pdf

-------------------------------

EL ASUNTO DEL PODER

El poder, el poder, el poder. "Si el pueblo entendiera el poder que tiene la burguesía para sojuzgarlo y oprimirlo, el mundo no sería como es ahora", reza el dicho popular. Es sabia la palabra del pueblo que, en la fibra más íntima de sus mejores hijos, palpitan muy vivas, el grito: "Salvo el poder, todo es ilusión".

Ciertamente, el asunto del poder es trascendental para entender los problemas centrales que conmueven el mundo. Esto es aún más importante en el asunto del fascismo. Hay que ser muy claros en esto. Cuanta basura ideológica esta acumulada en la imposición de la explotación del hombre por el hombre. A su amparo gimen los pueblos año tras año, década tras década. Cadenas que apretujan cada vez más su libre albedrio. Entonces, es una obligación moral entender lo que es el poder. Razón de sobra para iniciar este libro observando este tema.

Ya, de alguna forma, lo observe en mi anterior libro: "El Gran Golpe. Estados Unidos Busca Recuperar la Hegemonía Mundial", lo pueden encontrar en mi Página Web. En adelante hay que volver a observar esto e introducir nuevos elementos de juicio para un mayor entendimiento del asunto. Esto es crucial en el enfoque de este tema.

Ciertamente la claridad del concepto de poder es muy importante. Esto, en la presente coyuntura es doblemente importante. Solo entendiendo lo que es el poder es posible entender a cabalidad las complejidades que presenta la nueva realidad mundial. Por ejemplo, la lucha por la hegemonía mundial solo puede ser entendida, observando con claridad este concepto.

El problema del poder, es un viejo problema que data de hace 6000 años a. C (otros hablan de 9000 a 12000) en que se realiza la Revolución Neolítica en el mundo, cuando el hombre pasa de su condición de nómada a sedentaria. Aquello ocurre cuando descubre la agricultura y la ganadería.

Ciertamente, aquel hecho es trascendental en la vida del hombre porque conduce a la aparición del excedente de producción y con ello lleva a la propiedad privada, las clases sociales, el ejército, el Estado y la lucha de clases. Finalmente, aquello conduce a la aparición de la explotación del hombre por el hombre. Es el fin de la comunidad primitiva y la aparición de la sociedad esclavista. En otras palabras, la aparición de las sociedades clasistas. En realidad, un fenomenal cambio en la vida del hombre.

Desde entonces las castas dominantes han estado sumidas en el asunto del poder, el que ha partido siempre de sus deseos de preservar y eternizar sus privilegios. Esto demostraba que la propiedad privada, las clases sociales, el ejército y el Estado, no eran eternas, no siempre existieron, sino, como hemos señalado más arriba, su aparición solo se produce después de la aparición del excedente de producción.

Y lo más importante, los Estados no podían existir sin sus ejércitos, sus bandas armadas. Los que sostienen el Estado. En realidad, la columna vertebral de los Estados.

Consecuentemente, en los avatares de la Historia, el poder y el Estado siempre han marchado en estrecha relación. Los Estados han sido órganos esenciales de dominio y control, desde donde las clases que la controlaban imponían sus condiciones. Así debe ser entendido el Estado y el poder.

De este modo, lo central de las sociedades clasistas desde el esclavismo hasta la actualidad (la sociedad capitalista) es el poder que se personifica en el Estado. En realidad, la dictadura de unos cuantos bellacos, ladrones y truhanes contra las inmensas masas que componen lo que llamamos el pueblo. La dictadura es omnímoda. Dictadura de una mafia de truhanes. El Estado se encubre de mil formas, democrático, republicano, social-cristiano y hasta revolucionario. Sus truhanes mafiosos en los poderes estatales (judicial, electoral, etc) quedan oleados y sacramentados como benefactores de los pueblos. Pero eso si reservándose el derecho de sucederse en el manejo del poder cada cuatro o cinco años bajo farsas electorales. Sin embargo, la codicia del poder es inmensa. Aquella conduce a portentosas pugnas. En la actualidad es muy aguda entre las tres superpotencias capitalistas. La pugna entre estos truhanes (superpotencias capitalistas) por el control del mundo innegablemente es muy intensa

Las clases dominantes a lo largo de la historia de las sociedades clasistas hasta la actualidad (esclavista, feudal y capitalista) han maquillado los sistemas de explotación del hombre por el hombre. Esto implicaba adornar el Estado, su poder de opresión. El asunto era poner a tono el Estado, (modernizarlo) cada vez más y hacer de él, un órgano capaz y eficiente en el control y manejo de las sociedades. Ello implicaba en primer lugar el reforzamiento de sus estructuras militares que de hecho era su principal estructura, no por gusto era su columna vertebral, pero también, la adopción de una serie de artificios para exhibirlo como un órgano de bienestar general.

Por lo tanto, de acuerdo a esta última preocupación, el asunto era encubrirlo, llenarlo de superficialidades y, en general, blindarlo a fin de esconder sus objetivos de clase, de la clase al que pertenece. Esto nos lleva a la conclusión, que desconocer el concepto de Estado es desconocer la situación real del mundo.

Entonces, observar el Estado capitalista en su verdadera dimensión igual como en las sociedades precedentes, es muy importante Es una cuestión de vida o muerte. La burguesía necesita el poder para controlar el mundo. Aquello viene desde cuando encabezaba los movimientos anti feudales en la que su preocupación central era el establecimiento del Estado capitalista que le permitiera el control total de la sociedad capitalista. Por eso el asunto del poder es la principal inquietud de la burguesía.

El Estado es una auténtica maquinaria de dominación de clase, muy vivo y en gran movimiento en todos sus niveles, sobre todo, en las que se muestra como dadivosas y humanitarias. Toma entonces importancia su carácter clasista y su gran dinamismo que lo convierte en una institución altamente desarrollada y sumamente beligerante y agresiva en todas sus estructuras.

En la presente coyuntura histórica que vive el mundo, los ideólogos de la burguesía aspiran a que no se visualice ese contenido de clase que tiene el Estado, por el contrario, se esfuerzan por presentarla como una institución de bienestar y sin sentido de clase, además, esparciendo conceptos vulgares (Estado como representativa de todas las clases sociales) que el Movimiento de la Ilustración, aún allá, en el siglo XVIII, con Diderot y D'alembert, se encargó de pulverizarla.

Consecuentemente, cuando en la sociedad capitalista se habla del Estado debe entenderse como un Estado de la burguesía. Cuando se habla de la propiedad privada, debe entenderse como una propiedad burguesa que en la actualidad es la propiedad imperialista (monopolista). Cuando se habla de las clases dominantes debe hablarse de las burguesías, que en la actualidad es la burguesía financiera.

Sin embargo, la visión de la burguesía no queda en el marco de sus estados nacionales sino su visión de poder se amplia. Esto es aún mayor cuando el sistema capitalista llega a su segunda fase, la fase imperialista. En este marco hay un organigrama, una arquitectura que empieza a extenderse a lo largo del globo terráqueo. Aquello corre de acuerdo a las necesidades de las burguesías por el control del mundo.

De acuerdo a lo anterior, es decir, entendiendo la fase imperialista del capitalismo como la antesala de las revoluciones socialistas, se entiende lo urgente y necesarios que son para las burguesías sus redes de dominio mundial o hilos invisibles de poder mundial que envuelven el globo terráqueo a fin de contener, justamente, los peligros que este periodo conlleva para la existencia de su sistema. Entonces esto convierte a los Estados en unos entes u órganos muy sofisticados, altamente desarrollados y sumamente agresivos. Hay que ser claros en eso.

En estas condiciones los ideólogos de la burguesía están desesperados por esconder la composición real de los grupos que controlan los Estados capitalistas. En el caso de Estados Unidos se esconde miserablemente al grupo de poder fascista de Washington que controla al milímetro el siniestro Estado estadounidense. Aquí se esconden los verdaderos poderes de las crueles familias burguesas que realmente controlan aquel estado. Resalta en esto la familia Rockefeller profundamente ligada al sector finanzas, armamentística, energía de fósiles (petróleo), etc. El 16 de marzo murió David Rockefeller el último nieto vivo de John D. Rockefeller, en las afueras de Nueva York a los 101 años de edad, lo que indica que no son nada de dioses ni individuos de sangre azul. Es la gran burguesía financiera estadounidense que controla al milímetro el siniestro Estado norteamericano.

Consecuentemente la relación que presenta la revista Forbes como las más poderosas del planeta, entre ellas: Bush, Trump, Soros, Bill Gates, Mark Zuckerberg, Timothy Donald Cook, Warren Buffet, los grupos de Europa, Japón, Canadá, etc., no es más que para encubrir a aquel grupo criminal. En realidad, este último grupo es un grupo de oligarcas de segundo orden e incluso empleados, siervos, lacayos y testaferros de los primeros. Por eso, la economista francesa, Christine Lagarde, actual Presidente del Banco Central Europeo y ex Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), en realidad sirvienta de los primeros, se atrevió a decir recientemente cuidando los intereses de sus patrones: ―Los ancianos viven demasiado y eso es un riesgo para la economía. Tenemos que hacer algo ¡ya!

Por otra parte, es una obligación la investigación sobre los grupos de poder o burguesías que controlan los Estados de China y de Rusia (en realidad, burguesías de reciente data con ascenso vertiginoso). Estos países, como sabemos, son países capitalistas e incluso superpotencias imperialistas con aspiraciones en la hegemonía mundial. Aquello está pendiente.

La antítesis de la burguesía es el proletariado. Es, a decir de Marx, su sepulturero. Junto a él también están la pequeña burguesía, el lumpen proletariado, etc. Son las clases oprimidas y explotadas en la sociedad capitalista.

La situación de opresión de estas clases, particularmente de la clase obrera es lamentable. Con frecuencia se les encuentra en barrios insalubres y lúgubres, en unas condiciones infrahumanas y de hacinamiento con miserables salarios, sin estabilidad laboral, sin seguro social, con leyes laborales despóticas y absolutamente contrarias a sus condiciones de seres humanos.

Lógicamente aquello produce resquemor y ganas de luchar que en última instancia conduce a eso que a algunos no les gusta que se hable, la lucha de clases, que en este caso, en la sociedad capitalista, es entre el proletariado y burguesía. En realidad, es la confrontación que decidirá el destino de la humanidad hacia una nueva sociedad.

Por supuesto el proletariado en el curso de su historia ha logrado establecer su ideología y su programa. En esto han sido muy importantes los aportes de los más grandes dirigentes del proletariado, en realidad, grandes científicos como Carlos Marx, Federico Engels, Vadimir Ilich Lenin y Mao Tse-Tung, que corresponden a su desarrollo en sus diferentes etapas históricas.

Esto es lo que han querido esconder las crueles burguesías. A lo largo de la historia capitalista, aparte de desarrollar verdaderos genocidios, han instruido a sus apologistas y sus ideólogos toda clase de negaciones y falsificaciones de la lucha de clases y en general de la ideología del proletariado.

Por otra parte, hay que ser claros que en el curso de la historia de la burguesía existen las pugnas entre burguesías o lo que se llaman las contradicciones inter-burguesas. Y, cuando se trata de conflictos entre potencias imperialistas se llama contradicciones inter-imperialistas.

En la actualidad (2020) el asunto de la lucha por la hegemonía mundial es muy fuerte. Es una lucha de grandes e inmensos poderes que afecta la composición de los poderes imperialistas (contradicciones interimperialistas) que confrontan palmo a palmo, que, si no existiera la paridad estratégica, es decir, la paridad en el armamento nuclear, hace rato hubiera hecho estallar la Tercera Guerra Mundial que como sabemos es una guerra nuclear.

Lo sumamente difícil que es superar la paridad estratégica:

En primer lugar, la paridad estratégica no es cualquier cosa. Su entendimiento en la actualidad es de extremado valor, sobre todo, en el marco de las fuertes contradicciones inter-imperialistas que sacuden el planeta. Entonces la paridad estratégica explica muchas situaciones que ocurren en la actualidad, ejemplo, los miedos actuales de las burguesías financieras a la Tercera Guerra Mundial por el asunto del armamento nuclear, el fascismo en Estados Unidos visible desde 2001 y sus apuros por avivar sus células durmientes fascistas en el mundo concretadas en 2011 como escuadrones de mercenarios (bandas paramilitares) con la llamada Primavera Árabe, incluso la multipolaridad que tiene un buen sustento de la paridad estratégica, etc. Algunos no lo entendieron así.

En concreto la paridad estratégica está basada en la igualdad armamentística en el nivel del armamento estratégico que comprende el artefacto nuclear de hidrogeno y los misiles balísticos intercontinentales (ICBM) que tienen la misma capacidad destructiva de los que están en poder de Rusia, Estados Unidos, China y la RPDC. Sin olvidar que existen otros países tenedores de este armamento como por ejemplo Francia, Inglaterra, India, Pakistán, etc., pero cuyas operatividades autónomas y soberanas están en entredicho por la injerencia foránea establecida en sus niveles de poder, una situación totalmente diferente a lo que sucede en la RPDC.

Pero todo esto, no es nada del agrado de las burguesías financieras. Las leyes capitalistas sobre todo la referida a los monopolios empujan a estas burguesías a exasperarse y ha enardecerse buscando la hegemonía mundial. Entonces la paridad estratégica que para ellas es un lastre trata de ser superada imponiéndose entre ellas la cruenta carrera armamentística.

En esto son cruciales las proyecciones de las ciencias, aparte de las tecnologías, sobre todo en lo que refiere al avance y desarrollo del instrumento explosivo (arma nuclear) desarrollada en la actualidad hasta sus máximas capacidades de destrucción con un desarrollo enorme de las ciencias a este respecto.

Cierto, en la actualidad hay una polémica muy importante que gira en torno a que si la materia sigue siendo divisible o no. En efecto se han llegado a certeros conocimientos acerca de la expresión mínima de la materia. Para algunos aquello habría llegado a su fin cuando después de los neutrones y protones se encumbraron los descubrimientos de los quarks y leptones, algo así como el fin de ideologías en las ciencias sociales, es decir, para estos, desde luego bajo dirección de la CIA y el Pentágono, la materia ya no es divisible, aquello habría llegado a su fin. ¿Pero realmente es así? Para los marxistas que se basan en la ciencia para planificar sus perspectivas, la materia sigue siendo divisible y la misión de la ciencia es seguir desentrañando aquello que puede durar incluso miles de años más. Pues, de lo contrario la ciencia habría dejado de existir. Consecuentemente el advenimiento de nuevos hitos a este respecto probablemente llegue en tiempos prolongados. Esto simplemente la burguesía no lo entiende. Las provocaciones y las desesperaciones sobre todo de la burguesía estadounidense, son enormes.

Un apunte sobre esto:

"Nada es indivisible. Uno se divide en dos: Este es un fenómeno universal, esto es dialéctica." Mao: "La materia es infinitamente divisible, por eso los científicos tienen un trabajo que hacer para siempre, incluso después de un millón de años." Al preguntar a Qian Sanqiang la composición del núcleo nuclear, respondió que había protones y neutrones; Luego, Mao preguntó de qué estaban compuestos, y Qian Sanqiang respondió que en este momento la ciencia no lo sabía. Mao Tse--tung explicó entonces: "¡Los protones, neutrones y electrones se pueden dividir, porque «uno se divide en dos» y existe «la unidad de los opuestos»! No podemos probarlo aún por los medios experimentales, pero en el futuro, cuando tendremos mejores medios, seremos capaces de probar que son divisibles".

Continua: "Fíjense, el mismo átomo encierra todo un complejo de unidades de contrarios. Él es una unidad de dos contrarios: núcleo atómico y electrones. El núcleo atómico, a su vez, es una unidad de contrarios: protones y neutrones. Dado que existen protones, hay también antiprotones, y dado que existen neutrones, hay también antineutrones. En una palabra, la unidad de los contrarios es omnipresente" (lamento la fuente no está por el momento en mis manos).

Sin embargo, no podemos negar los rápidos avances alcanzados en el desarrollo de las armamentísticas desde el nivel de las tecnologías, en este caso, sobre todo, en la velocidad de los misiles balísticos intercontinentales hipersónicos que son muy importantes.

El asunto era que Estados Unidos estaba perdiendo poder a partir de los años 2008 cuando se inicia la gran depresión económica, sobre todo, tras los sucesos del 2010 en que implosiona su hegemonía mundial y luego cuando en 2016 empeora con la implosión de la estructura del dominio imperialista occidental.

Esto, por supuesto, ha tenido sus consecuencias. La vieja burguesía estadounidense no se queda con las manos cruzadas, reacciona. La respuesta fue su envalentonamiento con prolongadas y constantes provocaciones, pues, militarmente estaba desplazada por Rusia que en aquellos años se había convertido en la primera potencia militar del mundo y, en general aplastado, por la paridad estratégica. Entonces sus provocaciones han caído en saco roto. Por lo que se le había llamado, provocaciones, provocaciones y nada más que provocaciones. No podía ingresar a Irán y, más aun, este país lo tenía a raya, sencillamente porque había devenido en un gran poder geopolítico en Oriente Medio. No podía ocupar Siria, allí estaba siendo vergonzosamente derrotado. Prácticamente ya nada podía hacer por lograr el retorno de Crimea al seno de Ucrania, Rusia lo había derrotado con solo algunos desplazamientos de su armamentística estratégica. Entonces su cobardía había llegado a extremos indecibles: azuzaba a Europa con el cuento del fantasma de Rusia, llevando hasta sus fronteras tropas y armamento obsoleto. También había llegado con sus camastros (porta-aviones) a las fronteras de China, al mar meridional y al estrecho de Taiwán.

Entonces, la burguesía estadounidense estaba muy desesperada. Aquello provenía de su deseo de recuperar la hegemonía mundial que lo había perdido en 2010, pero en el fondo estaba su deriva económica que lo acogotaba muy fuertemente. La presión de la fase depresiva que venía desde 1973, sencillamente, era desesperante. Sin embargo, su mayor preocupación, en aquellos momentos, provenía del hecho de que algunos países estaban apertrechándose con misiles balísticos de mediano e incluso de largo alcance que en el caso de la RPDC podían impactar en territorio estadounidense. Esta era una de las razones por las que prácticamente estaba enloquecida, pues, según sus cálculos aquello traería de forma irremisible la deriva aun mayor de su obsoleta armamentística convencional del que probablemente acusaría a Rusia y China. Y en lo más inmediato (2020) el Pentágono estaba muy enojado por los misiles en Irán y Yemen.

De hecho, su armamentística convencional había perdido efectividad, por eso se decía que aquella armamentística era obsoleta, ejemplo, sus camastros portaaviones podían ser abatidos con un solo misil hiperveloz antibuque Khinzal o con un misil Bastión, proyectiles supersónicos P-800 Ónix de la armada rusa. Por esa razón en algunas notas escritas en ocasiones anteriores hemos señalado que la nueva situación mundial podía ser superada asumiendo posiciones firmes a las graves provocaciones del viejo ejército estadounidense. No fue por gusto.

Con esto creo que queda algo aclarado el asunto del poder. También del ejército como la columna vertebral del Estado. Y por supuesto del Estado"

NOTAS:

1.- "Caza británico se estrella al intentar interceptar un Su-30 ruso". Nota publicada: sábado, 27 de noviembre de 2021, en HispanTV: https://www.hispantv.com/noticias/el-reino-unido/502917/caza-britanico-intercepta-avion-ruso

2.- "Publican un video que muestra cómo se estrelló un F-35B británico en el Mediterráneo". Nota publicada el 30 de noviembre de 2021, en : Sputnik Mundo, 1920, 29.11.2021 https://mundo.sputniknews.com/20211129/publican-un-video-que-muestra-como-se-estrello-un-f-35b-britanico-en-el-mediterraneo-1118787826.html?fbclid=IwAR3rSLM2sMWJwZ-_-uQ84aLLmEwYDVrCVySG8sMk5TGtfoxyq5haPKjqKss

3.- "Aviación israelí, en shock: Siria intenta autodestruir un F-15". Nota publicada: domingo, 28 de noviembre de 2021, en HispanTV: https://www.hispantv.com/noticias/siria/502957/guerra-electronica-caza-israel



Esta nota ha sido leída aproximadamente 833 veces.



Enrique Muñoz Gamarra

Sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Autor del libro: "Coyuntura Histórica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos". Su Página web es: www.enriquemunozgamarra.org

 e3879459@hotmail.com

Visite el perfil de Enrique Muñoz Gamarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: