Offshore u offchoros

  • Moral sui generis: Presidentes y ex presidentes. Mientras obligan a sus pueblos a pagar impuestos, ellos los evaden en paraísos fiscales.

Un nuevo escándalo sacude a la opinión pública Internacional, con la revelación de una investigación realizada por aproximadamente 600 periodistas independientes, donde se pone en evidencia actividades financieras en las denominadas empresa Offshore, que involucra a políticos de alto nivel, presidentes y ex presidentes y empresarios que utilizan los paraísos fiscales, para beneficio personales y en perjuicio de sus propios países.

Es una extraña maraña financiera, donde los involucrados depositan multimillonarias sumas de dinero, en empresas que son legales en los países donde existen, pero que encubren y lavan dinero de los inversores, que tratan de evadir sus responsabilidades impositivas en los países de origen. Esa maraña financiera, es una especie de "Corrupción Legal", que pone en evidencia la verdadera catadura moral de los que la utilizan para burlar leyes de impuestos en su países, sin importarles, en muchos casos, los cargos políticos de alta relevancia que tienen y la responsabilidad que deben a sus pueblos.

Esta evasión de impuestos multimillonaria, podría servir, para que las propias instituciones del Estado, donde tienen altos cargos, los involucrados, pudieran ser utilizadas en beneficio de sus pueblos. Pero eso les importa poco a ellos. Lo importante es amasar fortuna utilizar sus influencias y su poder, para realizar estas negociaciones que no pueden justificarse moralmente en ninguna sociedad y que solo un estado de complicidad colectiva, puede permitir que salgan indemnes por tales hechos.

Veamos algunos nombres de nuestra región exhibidos en la Joyería de Los Papeles de Pandora:

Sebastián Piñera, presidente de Chile, Guillermo Lasso, presidente de Ecuador, Luis Abinader, Presidente de la República Dominicana. Algunos (Ex), César Gaviria y Andrés Pastrana de Colombia, Marta Lucía Ramírez, actualmente vice presidenta y canciller de Colombia; Pablo KLuczynski de Perú; Ricardo Martinelli y Ernesto Pérez de Panamá; el amarquesado Vargas Llosa, entre otras perlas.

Todos los mencionados, hablando claro y raspao, utilizaban paraísos fiscales, que les tenían el privilegio de secritud, del ocultamiento, del origen de los bienes y otras prebendas, para NO PAGAR IMPUESTOS.

En el caso de los presidentes vigentes, los (EX) y los que tienen altos cargos ejecutivos, tal proceder no tiene nombre, porque por otro lado, obligaban a sus pueblos a pagar los impuestos, mientras ellos, bajo la protección de poderosos bufetes de abogados, que le hacen la cama "legal", evadían el pago, verdaderos Offchoros o en criollito, verdaderos CHOROS.

Pero hay también una extrañísima coincidencia, si no la adivinan, yo se las digo. En lo nombrados con anterioridad y otros que se me escapan de la memoria, al escribir estas líneas, la coincidencia es que Todos, absolutamente Todos, están contra la Revolución Bolivariana y desde diferentes frentes han criticado y solicitado sanciones para Venezuela, e incluso intervención militar. Se han prestado para la estigmatización de nuestro país y nuestro pueblo, haciéndole comparsa al Imperialismo norteamericano en todos los atropellos que ha cometido contra Venezuela.

La verdad es que panorama político mundial y regional es tétrico, adecentar la política será a futuro una tarea titánica. Con mucha razón, aumenta cada día y de manera alarmante, el número de ciudadanos, que rechaza la política, asqueados de tanta inmoralidad.

Cuando las investigaciones independientes lleguen a otros paraísos fiscales, porque no es solamente Panamá, también Las Islas Vírgenes, Bermudas, Países Bajos, Isla Caimán, Irlanda y 40 países más, el escándalo será un Tsunami Político de proporciones inimaginables y serán también, muchos los nombres, ocultos hasta ahora, los que salgan a flote. La Oxfam, que ha venido investigando e informando sobre este caso, calcula que la evasión fiscal, por recaudos no percibidos para los Estados, oscila entre 500.000 a 600.000 millones de dólares y quizás se quedan cortos, porque una de las primeras normas de esos países calificados como paraísos fiscales, es impedir investigaciones in situ. Boicotean cualquier iniciativa para esclarecer el nombre de los "inversores", el origen de las fortunas" y los respectivos montos.

Los directivos de Oxfam (Organización que lucha contra las injusticias y la pobreza), se preguntaran, cuantos millones de pobres se beneficiarían, si los presidentes y ex presidentes involucrados en esta maraña de "Corrupción Legal", no serían beneficiados, si estos impuestos que evaden, ingresaran y fuera bien administrados por los Estados. El tema más que legal, y los involucrados, pagaran a bufetes especializados para su defensa, es moral. Y es precisamente moral lo que les falta a los Offchoros.





 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 908 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: