Dignidad contra indignidad

El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, conocido en los medios como AMLO, en menos de un mes y con su hablar pausado ha dicho dos verdades muy sentidas en nuestra región. La primera, calificando a la Organización de los Estados Americanos (OEA), como un organismo parcial, dependiente de los Estados Unidos, agregando que debía ser sustituida y la segunda, solicitar, que la élite política de España, debería pedir perdón, por las atrocidades cometidas durante la conquista de México y en general en toda América.

Reparar la verdad, debería ser el norte de la elite política de España, al reconocer el oprobio y la explotación a que sometieron, por ordenes de sus monarcas a los indígenas de nuestra región, pagándoles a sus propios aventureros, con privilegios y los bienes productos del saqueo que cometían en América, pero la prepotencia y arrogancia de la derecha de ambos partidos (Popular y Socialista), lo impiden e incluso justifican el saqueo, los crímenes, la esclavitud y la explotación.

Y la verdad, dicha por los propios españoles que acompañaron a los conquistadores y en muchos casos fueros sus confidentes, es que lo menos que pueden hacer, no es sólo pedir perdón, sino, indemnizar por los gravísimos daños ocasionados, reflejados en millones de indígenas torturados, vejados, muertos y de una riqueza incalculable extraída y saqueada de nuestras tierras.

Fue precisamente un sevillano, nacido en el barrio de Triana por allá en el año 1474, fray Bartolomé de las Casas, quien hasta los últimos días de su vida, fue un hombre que defendió a nuestros indios y escribió páginas donde describe la brutalidad de la conquista española, contribuyendo de esta manera a formar lo que se ha llamado la leyenda negra, que reveló la conducta tenebrosa de sus conquistadores aventureros, con la anuencia de la Corona que los estimulaba y financiaba con ánimos de extender su dominios y apoderarse de todo cuanto hallaban.

En 1552 se publicó "La Brevísima relación de la destrucción de las Indias"( http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/brevsima-relacin-de-la-destruccin-de-las-indias-0/html/847e3bed-827e-4ca7-bb80-fdcde7ac955e_18.html,) donde se relata la explotación, crueldad y los abusos que cometían los conquistadores contra la población indígena. De allí extraemos en el propio lenguaje español de la época lo siguiente:

"En estas ovejas mansas y de las cualidades susodichas por su Hacedor y Criador, así dotados, entraron los españoles desde luego que lo conocieron como lobos y tigres y leones cruellisimos de muchos días hambrientos. Y otra cosa no han hecho de cuarenta años a esta parte hasta hoy, y hoy en este día lo hacen, sino despedazallas, matallas, angustiallas, afligillas, atormentallas y destruillas……."

" Tenía este esta costumbre: que cuando iba a hacer guerra a algunos pueblos o provincias llevaba de los ya sojusgados indios cuantos podía, que hicieran guerra a los otros, y como no les daba de comer a diez a veinte mil hombres que llevaba, consentíales que comiesen a los indios que tomaban y así había en su real solenísima (celebración) carnicería de carne humana, donde en presencia se mataban los niños y asaban y mataban el hombre por solo las manos y pies que tenían por los mejores bocados. Y con esta inmanidades (locuras) oyéndolos las otras gentes de las otras tierras, no sabían donde se metían de espanto…."

De la Española: "Los cristianos dábanle de bofetadas de palos hasta poner las manos en los señores de los pueblos. Y llegó esto a tanta temeridad y desvergüenza que al mayor Rey Señor de toda la Isla, un capitán cristiano le violó por la fuerza su propia esposa..,"

Y esto lo escribe un español como Fray Bartolomé de las Casas, quien pudo hablar con suficiente autoridad por haber cruzado catorce veces el océano, ser confidente de conquistadores y que dejó plasmadas estas crueldades en el libro mencionado y también "Historia de la Indias", textos, que sugiero leer con detenimiento.

Relata también Fray Bartolomé, que en muchas islas conquistadas, la población era esclavizada y diezmada, de miles de integrantes, a casi desaparecer sus habitantes originales.

Frente a la justa solicitud de AMLO, salió como una fiera a responderle, el ex presidente de España, José María Aznar, quien intentó mofarse del Presidente Mexicano, primero, haciendo una cantinflada con su nombre y apellido y luego diciendo a todo gañote que "El no pide perdón". Gesto propio, de un fanático del franquismo, el propio gorila político, que más bien se ufana y se siente orgulloso frente a la crueldad y el saqueo a que fueron sometidos nuestros pueblos.

Seguramente, Aznar, tampoco, pedirá perdón y se siente también orgulloso, por otros crímenes cometidos durante su presidencia, como fue por ejemplo, apoyar a los Estados Unidos en la Invasión a Irak, bajo la supuesta, presencia en suelo Iraquí, de Armas de Destrucción Masiva, que todavía andan buscando, provocando destrucción de sus ciudades, zonas arqueológicas y provocando millares de muertos.

Con toda razón, El ex presidente Catalán, Carles Puigdemond quien hoy es perseguido por su afán independentista, lo caracterizó , a propósito de su mofas contra el Presidente de México, de la manera siguiente: "Miserable, Repugnante y Xenófobo".. "De la Peor Derecha Europea".

Y por esta razón titule este trabajo Dignidad e Indignidad, porque al contrastar las opiniones, podemos ver un Presidente Humanista y digno de nuestra región, contra un Ex presidente Racista, Corrupto e Indigno, como lo es el señor José María Aznar, que le hace honor a su apellido, con el perdón del asno.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 472 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor