La anarquía se posesiona en la lucha contra las drogas

De hacerse un diagnóstico del panorama actual en materia de drogas pudiera concluirse en que la lucha contra las drogas ha devenido en un fracaso estruendoso. Si algo se evidencia a primera vista, es la frágil estrategia que se usó para combatirla, basada fundamentalmente en la Represión.

Y digo que se basó en la represión, porque hasta el nombre escogido desde su inicio no dejó lugar a dudas: La Guerra Contra las Drogas y en la práctica fue así, millones y millones de dólares invertidos, movilización de ejércitos, fuerzas policiales, policías especializadas y armamento de todo calibre y el panorama actual es desalentador.

Si hacemos una ligera retrospectiva de ese lapso, pudiéramos constatar que ahora hay más consumidores, más países involucrados en la producción y tráfico, más fortalecimiento de los carteles, países enteros cautivos de los traficantes al punto que no pueden poner seguridad ni en sus propios territorios, más interés en convertir a las drogas en la panacea, para resolver la crisis económica de muchos estados, que hoy ven la producción de drogas como una opción para superarla.

Quizás pueda pensarse que la muerte o captura de algunos capos del Tráfico de Drogas, pueda anotarse como un punto a favor de la Guerra iniciada, pero si miramos a fondo el problema veremos, que un Gran Capo, es sustituido por otro Capo quizás con más poder y se ha producido la mini-cartelización, de hay cientos de "capitos", émulos de sus antecesores y la corrupción producto de esas actividades llega a niveles de escándalo en las fuerzas policiales y el mundo político que es financiado y apadrinado por los carteles. Resulta imposible pensar, para poner un ejemplo que el Narcotráfico haya llegado a los niveles que hoy presenta en Colombia y México, sólo por nombrar sólo dos de nuestra región, sin ir de la mano de los políticos, como dos noviecitos en el Parque del Este, hoy, Generalísimo Francisco de Miranda.

Las redes del narcotráfico se han expandido más aún por la corrupción política y desde allí ha penetrado el mundo financiero internacional, ergo, Los Estados Unidos, para luego ser legitimada en cualquier negocio que pudiéramos imaginar, siempre contando con el manto protector de los grandes intereses financieros, a los cuales no les importa la partida de nacimiento de ningún capital, si le pueden sacar provecho y beneficios.

Cruda realidad, pero realidad al fin, las drogas no pueden ser vencidas por las armas, cuando hay países, que supuestamente están involucrados en la lucha contra ellos, pero por debajo de cuerda, son los que le proporcionan armas a los Carteles para consolidarse en los países denominados productores y exportadores.

Cruda realidad, pero realidad al fin, cuando se aprueban estatutos legales contra, por ejemplo, la Legitimación de Capitales, conocida en los medios como Lavado de Dinero Sucio, pero los mismos países que aprueban estos estatutos, abren sus sistemas financieros, para que los grandes Capos, puedan Lavar el dinero ilícito obtenido, amasando con esa actividad grandes fortunas por las Comisiones recibidas.

Cruda realidad, pero realidad al fin, cuando los organismo internacionales que tienen comisiones especializadas al respecto, dejan, por ejemplo, que el tema de la legalización quede a capricho de cada Estado, sin emitir ninguna directriz ni orientación, sino, que cada país, en forma anárquica tome decisiones tan graves, en materia de drogas, perjudicando a veces a su propios vecinos que mantienen las normas tradicionales para contener el avance de las drogas.

Cruda realidad, pero realidad al fin, que vemos como se desmorona ante la vista y el sentimiento de todos, la cacareada y emblemático eslogan de " Las Drogas son dañinas para la salud", mientras se avanza en una especie de legalización que en muchos casos es llevada en forma engañosa a la opinión pública: Primero dicen que es recreativa (lúdica), luego dicen que para controlar la violencia y luego ¡EUREKA!, milagrosamente le descubren cualidades medicinales (Ergo, la Marihuana), cuando decenas de investigaciones, incluso realizadas en los Estados Unidos demuestran sus efectos nocivos al ser humano, en particular a los jóvenes. Lo que nunca explican los países que aprueban esta permisibilidad es : ¿Quién las va a producir?, ¿Quién la va a vender o comercializar?, ¿Los carteles que ya traficaban con Marihuana, los legalizaran?, ¿ Cómo quedan los detenidos por producirla, cuando ya la están legalizando?, ¿Habrán pensado en los conflictos regionales que se generarán, cuando la legalicen en algunos países y sus vecinos fronterizos mantengan las restricciones?, ¿El estado se encargará de asumir los gastos por los daños a la salud, que esta droga produce y están ya demostrados?,¿ La verdadera razón de la legalización, no es la millonada en dólares que ellas generan y que ahora los Estados en crisis pretenden capitalizar?, y otras interrogantes de gran interés.

Frente a esta realidad ¿Cómo queda el discurso de la ONU? ¿Cómo queda el discurso de la OMS y demás organizaciones regionales? Me pregunto si no es el primer paso para legalizar todas las drogas, lo que constituiría una acción de suma gravedad que tiene que ser abordada necesariamente en forma global y no como está realizándose ahora, en forma parcial, local, sin ninguna orientación y control internacional. ¿ABRIRÁ EL SIGLO XXI LA LEGALIZACION A TODAS LAS DROGAS?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 973 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor