Petkoff e hipocresía



Los seguidores de Petkoff. Se lanzó Petkoff. Era un lanzamiento esperado. Con él llegan a cuatro los candidatos presidenciales de la variopinta oposición venezolana. Roberto Smith, William Ojeda y Julio Borges son los otros tres. Veo a dos de ellos dirimiendo su liderazgo entre la masa opositora. Pero primero tienen que convencer a sus seguidores de que vale la pena votar. La única forma de que la base de la oposición vuelva a confiar en el CNE es que lo presida la María Corina. Aunque las pruebas del supuesto fraude nunca aparecieron, la base de la oposición más nunca creyó en el organismo electoral. Uno de los errores más costosos y con más secuelas en los que ha incurrido la dirigencia opositora. Porque además tampoco dejaron de mirarse el ombligo.

Y es que nunca entendieron que mientras en las mesas de votación del este de Caracas la cosa era 80% a favor del Si y 20% por el No, en las mesas del oeste de Caracas se invertía. No quisieron ver el pequeño detalle: los chavistas fueron más. Los del oeste eran muchos más. Y Petkoff, para mi asombro, repite el ritornello de Súmate con respecto al CNE: "hay que eliminar las máquinas de votación, revisar manualmente las papeletas y realizar una auditoría independiente" (www.globovision.com, 22-04-06). Así lo dijo el día de su lanzamiento. Coincide con Súmate. ¿Su estrategia electoral cuál es? ¿Pidan lo imposible? El referéndum lo ganó el No, aunque la clase media se deprima. Con base en eso, ¿el chavismo tendría de aceptar las elecciones manuales? ¿En materia electoral, en el país se debe hacer sólo lo que dice el “amplio sector” que mencionó la Unión Europea en su informe? ¿Y la opinión de los chavistas no cuenta? El sector de la oposición, aunque “amplio”, está de capa caída por culpa de su dirigencia. No es culpa de la directiva del CNE la ristra de equivocaciones que ha hecho que la oposición ni siquiera representación parlamentaria tenga.

Parte de la oposición detesta a Petkoff. Los anticomunistas jamás votarán por él. Y son los mismos que querían despellejar a los chavistas el 12 de abril de 2002. Esa gente dice que Teodoro es un chavista reencauchado, que tiene su corazón rojito, que es un terrorista (remenber tren de El Encanto) y que lo que quiere es ayudar a Chávez a legitimar el régimen castro comunista, autocrático, asesino y despilfarrador que hay en Venezuela. Es decir, no le creen nada. Sus votos pues, tiene que buscarlos en la mayoría pobre del país. Por eso sorprende (a mi, que todavía logro sorprenderme) que Petkoff coincida con el ritornello de Súmate. La rancia oligarquía no vota por ex guerrilleros.

Hipocresía e integración. No dudo que el Presidente Chávez pudo llamar a sus homólogos andinos para deliberar sobre el retiro de Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones(CAN). Tampoco dudo que los otros tuvieron, tienen, sus razones para suscribir su adhesión al Tratado de Libre Comercio (TLC). Bolivia muy probablemente no tiene las mismas oportunidades económicas de Venezuela y es probable que le “beneficie” más pertenecer al TLC que a la CAN. Imagino que Evo reflexionó sobre esos asuntos. Pero ¿Quién llamó a una reunión con sus homólogos andinos para anunciar su adhesión al TLC? Y, para seguir con Bolivia, ¿todos esos internacionalistas criollos que se rasgan las vestiduras por la decisión de Chávez, no son los mismos que casi mueren por la rabia que les produjo los 30 millones de dólares aquellos? No me vengan a hablar de integración, quienes botan espuma por la boca por la política integracionista de Chávez. La hipocresía se viste de antichavismo.

*Periodista


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4558 veces.



Mercedes Chacín (*)


Visite el perfil de Mercedes Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mercedes Chacín

Mercedes Chacín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a21461.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO