¿Ven por que el imperio las tiene papaya?

         "Si Allende hubiera sido buen político no habría pasado lo que le pasó"
 Patricio Aylwin  


       Este es el meollo del asunto. Un pueblo elige a un hombre digno, responsable y honesto para gobernar. Lógicamente ese hombre gobierna para reorientar a esa sociedad, en la cual las mayorías viven y son tratadas como ciudadanos de segunda. Ese solo hecho irritó las glándulas de los egoístas, éstos se buscaron a su matón favorito de la vecindad y el hombre bueno, terminó asesinado dentro de la casa de gobierno.  Ciertamente que sucesos como ese, no es la primera vez que pasa. Ya antes había ocurrido en ecuador con Jacobo Arbens y luego con Omar Torrijos en Panamá o con Patricio Lumumba en la República Democrática del Congo, entre otros miles de casos conocidos. En los tres episodios, el factor común es el matón yanqui.

       Patricio Aylwin Azocar: es un militante de la democracia cristiana chilena.  Es el sucesor del dictador asesino y ladrón Augusto Pinochet en el poder. Este demócrata de pacotilla, tiene sus simpatías desde siempre con el régimen sanguinario de su antecesor, incluso colaboró y asesoró a las sombras a la dictadura. Era un consejero  oculto del dictador.  Esa es la razón por la cual el monstruo le entregó el poder sin mucho remilgo.

        Patricios Aylwin hay muchos en el mundo, ellos se caracterizan y se reconocen por que van de la mano del matón norteño.  El problema es que los pueblos, aunque los reconocemos, torpemente los elegimos. Y los elegimos a sabiendas de cual será su conducta y a quienes favorecerán. Pero allí vamos, dándonos cabezazos contra el muro una, dos o mas veces, hasta que nos decidimos, comulgamos con algún Salvador Allende bonachón, lo elegimos  y entonces viene el matón y nos lo arrebata, nos masacra y luego nos impone a su patricio. Y es que el problema es que pese a que los ponemos allí, a los Allendes, como que no les viene muy en gana la confianza en los pueblos y teme armarnos para que nos defendamos. Así nos pasó en el chile malayo de 1973. El pueblo pidió a su presidente denos armas para defendernos y el presidente creyendo que  protegía a su pueblo de la masacre, se las negó. La masacre llegó y el pueblo no pudo defenderse.

     ¿Es que le puede suceder algo peor a algún pueblo, que un gobierno de derecha o una dictadura disfrazada de democracia representativa, tutelada por el matón norteño? Como ejemplo vayamos a la comparación del régimen de Pinochet y el de Piñera. En ambos se persigue al pueblo, se criminalizan las protestas, se imponen medidas para favorecer a los ricos, se les niega acceso al estudio, salud, trabajo, vivienda, alimentación,  derecho a la tierra a los pobres.

     Pero también tienen sus diferencias: a Pinochet lo impuso el matón del norte, a Piñera, lo puso el pueblo.  Mientras las cosas transcurran así, el imperio del matón del norte, las tiene fáciles, además, los demás pueblos solo somos espectadores inactivos, a veces opinadores desde la distancia, pero no nos involucramos en la pelea que algún pueblo hermano tenga para sobrevivir al ataque del matón y sus secuaces ¿entonces se podría deducir: que tenemos los pueblos mucha culpa de nuestra desgracia?

      ¿Existe alguna diferencia entre nuestra acción global de pueblo entre aquella época del año 1973 en Chile, y la del año 2011 en Libia? Les recuerdo, que es el mismo actor principal (el matón norteño) el que ejecuta lambas acciones y con los mismos resultados en ambos tiempos.

      Hoy en pleno medio año del 2012, nos encontramos con otros Patricios Aylwin en Siria. Y ¿adivinen que? El protagonista es otra vez el matón del norte. Las consecuencias son las mismas y el objetivo también. Ahora el allende del pasado, dejó de llamarse así, tampoco se llama Gadafi. Para denominarse Bashar Al Asad. Mientras tanto, nuestra posición colectiva de pueblo, nuestra respuesta, es casi la misma también. Escuchamos las retoricas mentiras del matón y sus secuaces y solo criticamos. Pero eso si.  Nuestros países siguen vendiendo a precio regalado las materias primas al matón del norte, les seguimos comprando sus basuras desechables, y seguimos siendo amenazados, es espera del momento en que el matón decida dar el zarpazo definitivo. Por que algo es cierto. el matón mientras amenaza, actúa de manera sagaz, para ir debilitando nuestra resistencia y para preparar al mundo  a que no se sorprenda cuando de su acto de agresión definitivo. El matón norteño mientras tanto vive tranquilo y sin nervios, mientras, el amenazado de turno permanece en zozobra y expectante.  Al margen de eso, solo opiniones débiles y dispersas, denuncian la hostilidad del matón, pero éste, como tiene a todo sentenciados y chantajeados, en los foros internacionales solo murmuran, sin oponer resistencia a las macabras acciones del matón del norte es decir: en los foros internacionales abundan los Patricios Aylwin que juega garrote.  Y repiten a coro bien duro, para que el matón norteño oiga "Si Allende, Torrijos, Jacobo Arbens, Patricio Lumumba, Manuel Zelaya, Juan Bosch,  Augusto Cesar Sandino,  otros, y los que faltan, hubieran sido buenos políticos no habría pasado lo que le pasó"
 
 (*)Abogado Revolucionario
javierdelvallemonagas@gmail.com
http://planetaenpeligro.blogspot.com/2012/05/ven-por-que-el-imperio-las-tiene-papaya.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1403 veces.



Javier del Valle Monagas Maita *


Visite el perfil de Gipsy Gastello para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: