La impunidad fortalece la delincuencia y el crimen

El estado nace como una necesidad de aliviar los excesivos abusos que las clases sociales dominantes imponen a las mayorías débiles. No es que el capitalismo en si, esté en contra de la explotación y el abuso contra los débiles, si no, que los exceso eran tales, que algunos pensaron en menguar un poco la presión para preservar a sus servidores – mercancías (Concepto que tiene la burguesía de los obreros y campesinos). Lógicamente que una institución nacida a la sombra del capitalismo o de sus sistemas económicos y sociales de origen, no podía ser eficaz ciento por ciento, al atacar esos abusos. Así nacen también los cuerpos de leyes, que aunque en algunos casos tuvieran un espíritu humanista, al final son desconocidos por los poderosos que controlan al estado y quienes deben aplicar esas leyes, desvirtuando su esencia para favorecer al poderoso. En el estado capitalista actual, todo su funcionamiento a en beneficio del capital y en detrimento de la gente. La justicia entonces se vuelve servidora de quien puede pagarla y de quien puede hacer que ese espíritu del legislador, sea interpretado a conveniencia de quienes son el poder en el estado. Cuando ese mismo estado es asumido en sus funciones por intereses favorables al pueblo, entonces procede anarquizarlo nuevamente para volverlo a su origen a defender solo los intereses de los poderosos
. 
   El estado del estado actual capitalista
 No cabe duda, cuando se quiere imponer el caos y la anarquía, lo primero que se ataca son las instituciones que tienen como función garantizar la justicia, la equidad y el respeto a los derechos de todos. Esas instituciones son atacadas desde afuera de su cuerpo, mediante el desprestigio propagandístico, la calumnia, la mentira, el acoso, etc. y desde adentro con la complicidad de funcionarios que no cumplen con su responsabilidad de manera premeditada.  Existen instituciones globales o cuasi globales que aglutinan a los estados con la aparente función de ser factor de equilibrio frente a las divergencias entre los estados. Pero allí también llega el efecto detractor capitalista, mediante personas que ingresan a la institución con la intención premeditada de sabotear internamente el funcionamiento o aplicando su competencia de manera sesgada, e injusta. Caso ONU, OEA, CIDDH, BM, FMI, TPI, CIADI, etc. Una vez logrado eso, lo demás es asunto de imposición de la fuerza bruta, física, o militar, según sea el caso. De allí sigue, aplicar métodos engañosos e inventados para cubrir unas apariencias que serán blandidas como excusas para justificar las agresiones contra terceros.
 Escenarios de violaciones de derechos
 
 Al existir instituciones debilitadas, el violador de derechos, tiene, o cree tener asegurada, su impunidad. Es así que se pasea por el vecindario local o global, haciendo lo que le venga en gana, asumiendo funciones que no le competen o denunciando supuestas situaciones de delitos cometidos por otros, delitos que comete él y los achaca a otro para  dar respuestas de fuerzas, con la excusa de hacer justicia. Así puede pasar en una comunidad pequeña, mediana o grande; es decir en un barrio, pueblo, ciudad, país, continente o el planeta en general.
 
Todo delincuente lo primero que hace es fortalecer sus capacidades de hacer daño con relación a los demás. Una vez conseguido eso; usa esa fortaleza para imponer su voluntad de forma tal que sus crímenes, siempre tendrán una justificación aparente.
 

 Para nadie es secreto, que existen muchos hechos históricos y comprobados, en el cual una nación por ejemplo, se ocasionó a si misma daños físicos y materiales, para después endilgárselos a otros con la finalidad de justificar una acción violenta en procura de objetivos determinados. Así, esa nación saltó por encima del derecho internacional, utilizando para ellos la mentira como factor justificativo. Esa cobarde práctica de auto agresión conveniente se ha utilizado repetidas veces en diferentes épocas históricas con la misma finalidad. La última fue la destrucción de unas edificaciones monstruosas que hasta le resultaban muy costosas para su mantenimiento en función. Me refiero al fraude del ataque a las torres gemelas en El bajo Manhattan. Con esa miserable acción se justificó el ataque a varias naciones del medio oriente, para la modificación geo estratégica, militar, política, económica y social de toda una región.
 

 El problema de toda esta farsa, es que es conocida tarde o temprano en todo el mundo como lo que es. Más los gobiernos de los países del orbe, callan. Miran silenciosamente como uno a uno, se van manejando las mentiras mas viles, para justificar las invasiones, el asesinatos de millones de ciudadanos civiles inocentes, la destrucción de las infraestructuras, el asesinato de lideres naturales, el derrocamiento de gobiernos legítimos, la imposición de títeres gobernantes, la descarada injerencia en asuntos internos, que hasta dicen quien puedo o, no gobernar en algunas naciones, pasando incluso por encima de las voluntades de las mayorías de los habitantes de esos países, y acabando, culminando en algunos caos con la desintegración de naciones, con el robo descarado e inmoral de los recursos naturales y energéticos.
 
Ese supra delincuente de hoy, es un cuerpo colegiado de avaros ambiciosos y enfermos egoístas, enamorados del dinero y de la riqueza fácil. Son unos locos que pretenden erigirse en el gobierno mundial y que se rigen por las normas no tan tacitas del Sionismo judío internacional, en alianza con los dinosaurios chulos de elites de las religiones mafiosas, católicas, evangélicas. Son unos individuos tan depravados, que han convertido a la muerte en un negocio, la guerra en una inversión de lucro, la vida y las personas en mercancías. Su intención es desaparecer los estados nacionales, para constituir un súper estado global regido por ellos. Para eso ya están privatizando los ejércitos y las guerras. Su meta es tomar control mundial de las fuentes de agua dulce, las tierras fértiles, de la administración mundial de los alimentos y fuentes de energías. Ya tienen un órgano bélico de intervención militar, al que bautizaron OTAN: una organización terrorista marcial, que coordina los diferentes ejércitos de los países cómplices de la instauración del neo esclavismo mundial.
 
En esas circunstancias hasta la iglesia capitalista miente en sus dogmas, predicas y conductas avaras. http://ve.noticias.yahoo.com/cura-venezolano-afirma-timochenko-vive-finca-ad%C3%A1n-ch%C3%A1vez-144700321.html
 
 
 
(*) Abogado Bolivariano
Facebook: Javier Del Valle Monagas 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1480 veces.



Javier Del Valle Monagas (*)


Visite el perfil de Gipsy Gastello para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: