Apartheid globalizado, tsunamis asiáticos e invasiones racistas en África

No importa cuales fueron las verdaderas causas geofísicas del mega-terremoto y tsunami japonés, una cosa es muy clara, esto es sólo el comienzo de un siglo de las peores catástrofes naturales y tecnológicas por venir. También en casos como este, la desinformación mediática domina el escenario. Sin embargo, todos los daños que se reportan, especialmente sobre la explosión del reactor en la central nuclear de Fukushima, al igual que la de Chernobyl en 1986, acompañada por el escape de radiación atómica, indica que la humanidad está sentada sobre una bomba de tiempo que puede volar a nuestro planeta fuera de su órbita en una sola reacción en cadena incontrolable.

Nuestros grandes líderes corporativos de la OTAN, como verdaderos "sabuesos" globales, más precisamente, como agentes del "humanismo militar", no tienen otra cosa que hacer sino preparar un ataque beligerante, de hecho, un brutal "asesinato " - que para ellos figura como "daño colateral" - de miles de hombres, mujeres y niños inocentes que con toda probabilidad morirán pronto en Libia.

Nuestro orden internacional se ha convertido en una peligrosa mezcla explosiva del apartheid globalizado, tsunamis asiáticos e invasiones racistas en África.

Para la mente pensante es evidente que los magnates corporativos actuales están más interesados en el negocio petrolero que en la protección de vidas, de sus propios trabajadores, especialmente en la costa oeste de los EE.UU. Cuando se necesitaría a la OTAN para que salve vidas o por ejemplo les prestara ayuda para los pobres trabajadores japoneses, entonces no hay prioridad ni voluntad. Aquí vemos nuevamente lo que es la discriminación social y el racismo; la vida de un pobre beduino, un tuareg, un camellero o un japonés no vale un centavo. Es obvio que si las Naciones Unidas lo aprueban, entonces, si es necesario, estos pobres diablos 'merodeadores' y migrantes podrían ser fácilmente enviados a la eternidad celestial por medio del humanismo militar.

Con HAARP o con otras armas geofísicas de destrucción masiva - al igual que con la geo-ingeniería - dondequiera que las élites del poder lo deseen, sus gendarmes corporativos alrededor del globo podrían producir sequías, inundaciones, tsunamis y terremotos. Incluso pueden sacar a un planeta fuera de su órbita. El clima se está volviendo "loco", anormal y lo mismo vale también para los miles de temblores y terremotos ocurridos recientemente.

Debido a que todos estos crímenes son considerados "desastres naturales", es imposible de atrapar a los culpables in fraganti. Este vandalismo imperialista ya tiene una larga historia racista, specialmente en relación con el continente africano.

Como Marx y Engels han advertido en 1848, debido a la producción anárquica no planificada, los capitalistas han liberado poderosas fuerzas naturales del mundo inferior, las que luego no logran controlar. Quieren controlar los cuerpos y las mentes de miles de millones de personas, pero no pueden saciar su propia hambre voraz e insaciable por el poder, el petróleo y las ganancias.

¿Es esto el posible crepúsculo de la Humanidad?

En retrospección histórica, veamos ahora las raíces imperialistas de este drama mundial. A mediados del siglo 20, en el sur de África, los racistas del apartheid exigieron que las tierras ancestrales de los pueblos indígenas bantú y khoisan fueran "tierras del hombre blanco". Hace mucho tiempo ya, "Nuestra visión es que en todas las esferas los europeos debemos conservar el derecho a gobernar el país y mantenerlo un país para el hombre blanco."

En pocas palabras, esto es lo que Johannes Gerhardus Strijdom ... (1954 - 1958), el Primer Ministro de Sudáfrica del apartheid ... nos informó acerca del vandalismo imperialista en África. (1)

Al igual que en el siglo anterior el empresario imperialista Cecil John Rhodes - dueno de la British South Africa Company - consideró a Rhodesia su propieded privada y personal, de manera similar hoy los Estados Unidos y su brazo armado, la OTAN y sus aliados consideran a África  (y por supuesto el resto del mundo) su propiedad privada donde a su antojo y capricho saquean los recursos naturales, derrocan gobiernos e invaden territorios; nada ni nadie puede parar esta barbarie inhumana. En lo siguiente vamos a aclarar algunas prácticas coloniales olvidadas.

Lo que está pasando actualmente en el norte de África, especialmente en Libia, y que fácilmente se podrá extender a América Latina, a Venezuela, es la  'Segunda Conquista' corporativa. Tiene mucho que ver con el racismo, las mentiras, los falsos positivos, la corrupción, la apropiación de tierras, el saqueo de los recursos naturales y el genocidio de pueblos enteros. Pero eta vez la conquista imperialista se centra en el control físico y mental, en el 'dominio de espectro completo', generado tecnológicamente por un Holocausto Mental global planificado. La razón para la generación de una mentalidad esclavista además de complejos de inferioridad en las fábricas de la ideología oficial y los medios de comunicación es evitar que los esclavos asalariados africanos jamás salgan del Moloch corporativo cerrado y crean lo Nuevo, trascendan este "valle de lágrimas" hacia la emancipación humana.

Shakespeare ya nos dijo en 'Hamlet' que lo inesperado puede ser posible:

"Horacio: Oh día y noche, pero esto es maravillosamente extraño!
Hamlet: Y por tanto, como un extraño darle la bienvenida. Hay más cosas en el cielo y la tierra, Horacio, de las que se puedne soñar en tu filosofía " (2).
 
A. El punto de vista ideológico racista de la historia africana

En un escrito anterior, nos referimos a la discriminación social y al racismo, como elemento esencial de las relaciones capitalistas del tipo amo-esclavo a nivel global. Económicamente, el intercambio desigual en el mercado mundial, más que nunca refleja la super-explotación de las fuerzas internacionales del trabajo y los recursos naturales por el vandalismo corporativo. El reflejo ideológico en la superestructura de la barbarie imperialista contemporánea, también llamada globalización, es simplemente el racismo. Además forma una parte integral de los regímenes del apartheid y del sionismo. El nacimiento lógico y consecuente de un "gobierno único mundial" fascista del actual modo de destrucción capitalista , que militarmente ya está siendo puesto en marcha por los EE.UU. y la OTAN, conduciría  a un racismo virulento nunca antes visto, y posiblemente al extremo de un sistemático genocidio y ecocidio masivo global.

El comienzo de los ataques racistas orwelianos de doble estándar - que ahora utiliza una sofisticada  tecnología de guerra - ya se puede presenciar en Irak, Afganistán, Pakistán, Gaza, Sudán, Costa de Marfil y Libia. Es el advenimiento de una época difícil para la humanidad, para el quo vadis emancipatorio de los 'condenados de la tierra', para miles de millones de trabajadores, cuyo futuro se trunca progresivamente cada segundo por la hegemonía y la megalomanía racista.

B. El racismo en el lenguaje de Su Majestad

¿Qué pensará un ser humano africano, digamos de Ghana o del Congo - al que la madre naturaleza, la Nyx, lo dotó con su pigmentación negra de la piel para protegerlo de los peligrosos rayos del sol tropical - qué sentirá cuando lee las siguientes palabras que generalmente se utilizan peyorativamente y se asocian con las cosas oscuras y moralmente negativas, siendo el color de su propia piel negro? En el caso de la mujer de color negro ¿cómo se siente ella cuando la piel blanca, los ojos azules y el cabello rubio se suponen que sean los atributos de un ciudadano de primera clase? ¿Y de dónde va a importar una figura de 90-60-90 del 'estándar' de la 'belleza' internacional para convertirse en una 'reina' de la belleza, una 'Miss Universo'?

C. El conquistador cristiano identificó el mal y el diablo con lo negro, con el africano

Vamos a mencionar sólo algunas de las muchas palabras que el Moloch del control mental está generando permanentemente:

"Magia Negra, arte negro, humor negro, libro negro, gato negro, oveja negra, gorro negro, el Papa Negro, el monje negro, la negra María, viuda negra, mercado negro, corazón negro, agujero negro, aguas negras, lista negra, Lunes negro, Viernes negro, Sábado negro, negros musulmanes, África negra, continente negro, etc, etc, ... "

Estos son los mensajes ideológicos subliminales que recibimos en la educación, la cultura, la socialización y en todos los ámbitos de la vida. En el cristianismo se nos inunda la mente con ángeles blancos y demonios negros. Los conquistadores han perpetuado el racismo en su propio lenguaje. Identificaron el mal y el diablo con lo negro, con lo africano. Por eso no sólo necesitamos nuevas ideas, una nueva forma de pensar, sino también un lenguaje emancipatorio completamente nuevo.

Si no estudiamos la historia del racismo capitalista moderno, es decir, del reflejo ideológico de la superestructura del mercado mundial, de la división global del trabajo, entonces sería prácticamente imposible de entender cómo el quo vadis emancipatorio de África (y con ello de la humanidad) fue violado por el capitalismo-imperialismo colonial. El enorme grado del desprecio social, político y económico metropolitano, que se ha venido evolucionando durante los últimos siglos, nos indica la magnitud inhumana de la explotación y dominación despiadada de África.

En pocas palabras, la ideología racista siempre fue un encubrimiento
propagandístico de todos los crímenes de guerra que se han cometido contra la Humania del Sur y contra la humanidad en general. Como veremos más adelante, al igual que en el régimen del apartheid (y en otras partes), al igual que hoy en la globalización, esos crímenes coloniales de genocidio fueron premeditados científicamente y perpetrados por medio de la exclusión violenta de los africanos de la especie del Homo sapiens. Los pseudo-historiadores europeos, los ideólogos sociales del lumpen, los teólogos oligárquicos y los políticos corruptos degradaron (y siguen humillando) a los pueblos de África; les dieron todo tipo de nombres peyorativos: monos y simios, cafres truculentos, no-blancos, no-europeos, no-seres humanos e incluso hijos de Ham. La ideología racista fue la excusa religiosa, la justificación del capitalismo para masacrar y esclavizar a millones y millones de habitantes del "Tercer Mundo", en nombre de la civilización occidental cristiana, es decir, de la acumulación del capital, al servicio de la sobreproducción de plusvalía, de extra-ganancias, al servicio del orden mundial y el poder global.

Según informes históricos, un comerciante de Túnez le preguntó al 'descubridor de la ruta marítima a la India', el famoso portugués Vasco da Gama lo siguiente en espanol: "El diablo te llevó o qué te trajo aquí?"

Sucintamente Vasco da Gama respondió: "Hemos venido a buscar cristianos y especias."

Esta respuesta la había anotado en portugués el amigo de Vasco da Gama, Velho Alvao. (3)

Claro, no fue ningún diablo que impulsó a él o a los amos coloniales, sino la relación capitalista entre el cristianismo y los grandes negocios que se estableció desde muy temprano y por consiguiente, también la esclavitud de todos los géneros. Durante la época europea de 'Dios, Oro y Gloria', es decir, de la conquista, el pillaje y el vandalismo, Vasco da Gama iba en busca de "cristianos y especias", que terminó en un Maafa, un desastre continental, en la caza transhistórica por el comercio transatlántico de esclavos. En realidad, era para iniciar un mercado capitalista mundial. Las clases dominantes europeas emergentes estaban organizando esa Primera Conquista cuidadosamente - por medio del "descubrimiento", la cristianización y la militarización - para esclavizar a millones de trabajadores contratados, al fin y al cabo, millones de esclavos asalariados africanos, 'emancipados' y baratos .

En el siglo 20 los esclavos asalariados africanos eran necesarios para los imperialistas como por ejemplo Cecil John Rhodes, para trabajar en la agricultura, las plantaciones y la minería e industria, especialmente en África del sur y central.

Como dijo Hamlet de Shakespeare, todo esto es parte de lo "maravillosamente extraño" lo que pasó (y lo que ocurre a diario) en la historia africana, de lo que muchos de nosotros sabemos muy poco hoy en día.

Es el control físico y mental... la explotación de la mano de obra física, la
dominación de la mente y la discriminación social, es decir, el racismo, ... la aniquilación de toda auto-reflexión, de la memoria histórica y de la resistencia social, a saber, el Holocausto Mental (alias la educación y socialización capitalista para la barbarie), que ha venido destruyendo la conciencia de clase histórica, la memoria de la clase trabajadora, la praxis revolucionaria y la teoría emancipatoria.

D. Incluso los académicos eruditos están cayendo víctimas de esta avalancha de propaganda fascista

Lo que siempre se nos ha dicho (y se nos sigue diciendo) en nuestros medios de comunicación, en las escuelas y universidades, era que la 'civilización europea', la 'democracia' y 'la paz mundial' se ven amenazadas por los indios salvajes, los asiáticos peligrosos y los musulmanes fanáticos religiosos. Hasta el día de hoy se difunden estas mentiras por los medios de comunicación también con todo lo relacionado al continente africano. La última desinformación diseminada por los medios corporativos sobre los eventos en Libia demuestra que la 'guerra de (des)información forma parte de las guerras mundiales actuales de la OTAN y sus aliados. CNN y otras agencias de noticias discriminan a los africanos que protestan en las calles del norte de África como "hordas histéricas". Esta actitud hacia los africanos tiene una larga tradición colonial. Según muchos ilustres filósofos europeos racistas de la Ilustración, los africanos eran parte de la "escoria de la tierra", la "carga del hombre blanco" o fueron considerados paganos sin alma y "marginados". Para ellos, los africanos forman parte de una especie inferior de "leñadores y portadores de agua" que han estado viviendo fuera de la realidad civilizada, vivían y siguen viviendo "fuera de la historia mundial" (Hegel): no tienen esencia espiritual, ni capacidades intelectuales.

La arrogancia y el racismo de las clases dominantes europeos y norteamericanos del pasado - que hoy siguen vivos en los "sindicatos internacionales del crimen corporativo" (Jane Buergermeister) - no conocían límites y esto sigue vigente hoy más que nunca.

Peor aún, bombardeados con propaganda racista, con todas esas grandes mentiras sobre los pueblos árabes, la mayoría de los trabajadores globales, especialmente los que viven en los países metropolitanos, ya han internalizado este racismo social y han desarrollado complejos de inferioridad; incluso creen en toda esta basura racista sobre los "terroristas". Hasta en Libia misma, Gadafi parece creer en los mitos estadounidenses de Bin Laden y Al-Qaeda.

Incluso los académicos eruditos están cayendo presa de esta avalancha de propaganda fascista, de toda esta 'información' y 'noticias', que vienen desde el imperio de Murdoch y el ya existente 'Gobierno Único Mundial' (estadounidense) post orweliano. En todas partes podemos encontrar galaxias de "información" que afirma la globalización corporativa. En cambio lo que defende la emancipación, lo que niega el terrorismo corporativo, lo que dice la verdad sobre Venezuela y Libia, lo tenemos que buscar como una aguja en el pajar global en llamas, en las nubes blancas de lluvia de fósforo en Faluya y Gaza, y en las 'chemtrails' en los países de la OTAN e incluso en Brasil y Sudáfrica.

Para que África hubiera sido capaz de aniquilar el racismo y el capitalismo, nunca bastaba agarrar un arma, desaparecer en la selva más cercana y matar a las fuerzas enemigas. De esta manera, nunca se puede parar a Microsoft, Murdoch, el Pentágono o la NASA.

E. La lucha liberadora contra el racismo y el apartheid global tiene que ser llevado a cabo en todos los frentes

Hace casi tres décadas, en 1983, el reportero de 'Cuadernos del Tercer Mundo' (México), German Wettstein, realizó una entrevista conmigo en Mérida (Venezuela) titulada "Es el momento para atacar". Más tarde Wettstein llegó a la conclusión de que yo era un "verdadero guerrillero académica".

Sin embargo, en esta entrevista traté de explicar la quintaesencia liberadora moderna del quo vadis contemporáneo de Humania del Sur. Le expliqué temas centrales relacionados con un futuro enfoque emancipatorio radical con respecto a la venidera auto defensa de nuestros pueblos oprimidos a nivel global. En cuanto a la organización de una internacional de los trabajadores, expliqué que la lucha de liberación contra el racismo y el apartheid global tiene que ser llevado a cabo en todos los frentes. Ya en aquel entonces enfaticé el papel central que la "guerrilla económica y tecnológica" tendrá que jugar en las futuras luchas socialistas. (4) Para leer esa entrevista, haga click en el vínculo de la nota de pie.

Nos guste o no, después de la masacre del líder guerrillero, Raúl Reyes en Ecuador por las fuerzas militares de los Estados Unidos y con una Venezuela pronto totalmente rodeada de bases militares yanquis, no tendremos más remedio que considerar nuevas tácticas y estrategias de auto-defensa. Después de Libia, nosotros, Venezuela, podría ser el siguiente candidato en la lista de la OTAN de los objetivos militares globales. No podemos darnos el lujo de esperar hasta que vienen por nosotros, uno por uno. La humanidad por lo menos tiene la obligación cósmica de desvanecer con orgullo y postura recta, en su combate legítimo por la vida, por la emancipación.

Hoy podemos darle las gracias a la pequeña misericordia del Pentágono por habernos concedido este maravilloso regalito, que es el Internet, como medio para tratar de difundir la verdad sobre la realidad mundial. Sin embargo, tengamos cuidado, porque para el imperialismo la libertad es esclavitud y ninguna mercancía capitalista es de gratis, esto sería demasiado bueno para ser verdad ... pronto este regalo de mil cabezas será totalmente restringido.

No olvidemos que en las actuales guerras de información que están haciendo estragos en Libia, África del Norte y Oriente Medio, se apagó ese nuestro querido juguete, el Internet. Esto se puede repetir en cualquier lugar en cualquier momento cuando fuera considerado necesario, pero más tardar, cuando el internet ha cumplido con el objetivo propuesto por los que lo controlan, que es la vigilancia global y el control mental además del amor por el Hermano Mayor.


Notas de pie:

(1) Para obtener más información acerca de "Educación para la Barbarie", véase:
Franz JT Lee, Anatomía del apartheid en África del Sur, una publicación del
Comité de Defensa Alexander, Nueva York, 1966.
(2) William Shakespeare (1564-1616), Hamlet, acto 1, sc. 5, l. 164-7.
(3) Véase: http:// www.jstor.org/stable/1595839
http://www.questia.com/PM.qst?a=o&se=gglsc&d=105026315
(4) Para la entrevista completa, visite:
http://www.franzlee.org.ve/marxengels16.html

http://www.franzlee.org.ve
franzjutta@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3384 veces.



Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: