Metafísica y Socialismo

El “Ser” del socialismo se dice en muchos sentidos pero siempre referidos a una sola cosa y no por mera homonimia

Los atributos y afecciones del “socialismo como compuesto de categorías” no deben confundirse con el “Ser” en cuanto tal, es decir su objeto con sus principios y la sustancia como causas y categorías. Afecciones y atributos.

Caracteres plausibles concernientes a cada uno de ellos en facultad universal de explicarlo aplicativamente concreto y real utilizando la ciencia del objeto y la ciencia del principio que son la misma ciencia, porque poseer la ciencia de un objeto significa conocer sus principios y sus causas.

Ahora bien, el método que se apoya en tales fuentes es el método dialéctico. Para un saber “metafísico” reflexivo dialécticamente hilvanado, “socialismo del socialismo“.

La “Metafísica” del Socialismo en potencia y acto contemporáneo en Venezuela se escruta con conocimiento de causa; al hablar de la “Metafísica” en virtud de que ha devenido, precisamente de la paciente configuración “esencia de la moralidad la vida en sí” transicional, once años ya cumplidos, para la concreción causal del socialismo puro y razonado. No como infinitud sino como certeza y verdad del “Ser” de la razón pura, sin subjetivismos piadosos.

Se explica tanto desde el punto de vista del “Ser”, es decir, de la existencia, como desde el punto de vista de la noción del concepto.

Tal vez se trate del intento de constituir una ciencia que no recoge de manera sistemáticamente unificada y definitiva el carácter del “Ser” del socialismo absoluto definitivo y primero “por ahora”.

Pero es obvio, que en la mayor parte de las ciencias socialistas, si podemos denominarle así, desde sus múltiples modos y figuras ensayadas en sus distintos contextos de orígenes evolutivos parten de una ontología, en todo caso cierta pues existe una teoría irrefutablemente práctica, que se establece hacia la ciencia como virtud en el mundo y en Venezuela, desarrollando un nuevo tipo de filosofía política peculiar, existiendo una ciencia socialista que contempla la sociedad de las ideas necesarias en praxis de dialéctica en curso metafísico en cuanto ente social de movimiento y lo que le corresponde de suyo como justicia social.



Esta ciencia eficaz exigente se identifica con las que llamamos particulares pues todas especulan en general acerca de la “sociedad tipo” su estoicismo, escepticismo en cuanto sociedad endógena considerando los accidentes particulares prevalecientes en cada una.

Evidenciado por los movimientos migratorios de conciencias en su transición adquisitiva desde un pseudo capitalismo inhumano hasta un socialismo humanista como centro del pensamiento del fenómeno mismo del cambio; de recuento de los éxitos y de los fracasos, de las omisiones, de los errores y también de aciertos,

-inéditos por cierto-.



Sus categorías y sustancias son la rebelión de la incomoda individualidad hecha un saber soberano; conciencias en movimientos que les ubica legítimo por añadidura y, que se va relatando así mismo en la medida en que lo va edificando la necesidad y el placer y no las contradicciones, una obra limpia. Con sus aporías por supuesto.

Empero y con todo, ello no obsta para considerar su gran creación de libertad de autoconciencia especulativa como una teoría llena de frescura de vigor en el rigor donde se ha logrado constituir un concepto de socialismo que en la general opinión es valido mundialmente. Puede mudar no es la figura de lo inmutable.

En el fondo se trata de un esfuerzo por reordenar, para la filosofía del socialismo contemporáneo la validez en clave crítica e histórica la cuestión del sentido de su ¿metafísica? Partiendo de la discusión perenne y relativa de su unidad temática siempre enriquecida por el mundo suprasensible y la ley como diferencia, no solo de la formación cultural y obra del filosófica de Karl Marx en particular esencialidad solamente, sino introduciéndose en la compleja problemática teorética de la certeza y la verdad de la razón que gravita en torno a su espectacular desarrollo como significado.

El registro de las más importantes interpretaciones de la “metafísica del socialismo“, su génesis, análisis desde la ciencia lógica dialéctica para una epistemología que le estructura vitalmente es fuente inagotable de reflexiones y controversias contribuyendo así a superar conciencias, lagunas y errores fatales que propician el enconado debate violento o no entorno a la vigencia aplicativa metódica de su naturaleza epistemológica y de su claro objetivo, la justicia social no como ilusión o cosa inalcanzable. Es el concepto práctico de cosa social común.

De ahí, precisamente donde proviene la fuerza inmanente al tema y problema planteado que se propone reconstruir, “metafísica” del socialismo que propicia el debate acalorado con la intención de acrecentar certezas que deslindará sesgos desde la historiografía misma.

Por cierto, se puede considerar el término “socialismo del socialismo” desde la efectiva presencia de una feliz síntesis entre el contenido de la investigación y la exposición práctica concurrente como una provocación sutil a pensar mientras se práctica.



Inteligentemente forzando a la sociedad en la experiencia de esta certeza a pensar de tal manera que se introduce obligadamente en su dinámica estructural, aspecto que no ocurre en el pretendido neoliberalismo hegemónico donde su sociedad es un simple receptáculo objetual modulado de una serie de proposiciones falaces que eventualmente son asimiladas por la individualidad o peor aún por su techné filosófica, de privaciones que le sustentan y no participa ni protagoniza en síntesis productivas ya que no son capaz de dar razones válidas de sus propios principios esgrimidos. Contradictoria y de tercero incluso para multiples identidades.



Lo que sí ocurre con el “socialismo del socialismo” hasta ahora con hechos de ciencia de la experiencia de la conciencia es el experimento real in situ de la práctica de justicia social inmersa en derechos humanos universales mediante estatutos de correlato que emergen mediante formas de protagonismo intelectivo y manual, auto-justificación y auto-fundamentación que le confieren validez de ciencia a la vez absoluta y auto-suficiente.



Dependiendo de ella alguna manera el resto de los sistemas políticos de gobierno como el objeto de esta certeza con principios y, es en éste sentido que cobra “lo verdadero y lo falso” el desarrollo de la conciencia hacia la ciencia. Libertad como significado de la concepción estructural de una “Metafísica del socialismo” para la formación del presente como una filosofía socialista.

Arteawao2003@yahoo.es



Bibliografía

G.W.F. Hegel, Fenomenología del Espíritu

Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela 1999

Nietzsche, F. La Gaya Ciencia

Heidegger, Martín. La pregunta por la cosa

Proyecto Nacional Simón Bolívar, Primer plan socialista de la nación PPSN 2007--2013--Venezuela



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3015 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a96751.htmlCd0NV CAC = Y co = US