L;os ejemplos de un pueblo decidido a construir el Socialismo...

* La Burocracia del Estado, una tarea mal hecha.
* La Vía Chilena al Socialismo y la Vía Venezolana al Socialismo Bolivariano
* La pequeña Burguesía Venezolana


Este pueblo, el mismo de Bolívar, de Sucre, de Urdaneta; pueblo irreverente, incansable, decidido y determinado, cubre de esperanza el esfuerzo de todos por hacer la revolución socialista. Han sido bastantes las críticas en torno a la derrota del 2 de Diciembre, muchos análisis, muchas apreciaciones coincidentes en su gran mayoría y sobre todo, muchas demostraciones de madurez política y capacidad analítica por parte del pueblo llano, que es realmente lo que nos interesa destacar. Las páginas de Internet dedicadas a estos menesteres, a cuya cabeza en el país sin duda se encuentra ésta, la de aporrea, abrieron las compuertas para hacer esa catarsis colectiva necesaria, sobretodo en momentos en donde la derrota nos coloca en un profundo estado de reflexión, reflexión necesaria para aprender al máximo la lección.
Por una parte nos dimos cuenta de lo mucho que se ha logrado, igualmente observamos y pudimos detectar un conjunto de fallas y darnos cuenta de las equivocaciones que hemos tenido durante un buen tiempo; muchos pensamos que a estas alturas habíamos logrado ocupar espacios importantes dentro de los sectores medios de la población y sobretodo en la burocracia estatal, la realidad lacerante nos golpeo la cara y nos recordó que no, no hemos avanzado mucho allí, que estamos aún en medio de muchos prejuicios pequeño burgueses, sin embargo, una vez más el pueblo, el pueblo humilde salió a colocar su pecho, su frente en función de consolidar por primera vez en este país un proyecto socialista, contundente y con mucha fortaleza. La fortaleza estriba justamente en la procedencia de la conciencia Chavista entre los más humildes; siempre hemos sostenido que la verdadera revolución solo será hecha por la clase más deprimida, es la única capaz de derrumbar el sistema capitalista y sobre sus cenizas crear el sistema socialista, no obstante, siempre hemos tenido "debilidades" por los sectores medios profesionales, pensamos erróneamente que en masa, estos sectores, se movilizarían al planteamiento del Socialismo Bolivariano, sobretodo por la inmensa "carga histórica" y trascendencia que representa una propuesta de este tipo, lamentablemente los resultados nos demostraron otra cosa.

LA BUROCRACIA DEL ESTADO: Una tarea muy mal hecha...
Con las excepciones que en realidad existen, pensamos que con buenos sueldos, buenas herramientas de trabajo (Vehículos, Oficinas, Espacios, etc.,) ese sector sería fácilmente ganado para la propuesta del Socialismo Bolivariano hecha por el presidente, las reacciones y la displicencia posterior de una gran parte de ellos, nos indica con señal clara, que no eran muchos los comprometidos realmente con el proceso de cambios. Podríamos decir que la tarea en este sector de la administración pública fue un desastre, de cerca de dos millones de empleados públicos, de el estado tradicional, creo que no llegamos a captar ni siquiera una tercera parte, son los muchos que aún cuando se visten rojos rojitos, participan en marchas y a "garganta suelta" gritan uh ah, Chávez no se va..., a la hora de seleccionar entre el viejo estado y el nuevo por construir de la mano del pueblo, prefirieron el estado parapléjico de la cuarta república. Con lo que respecta a las misiones, no podemos negar que la mayoría se mantuvo firme, pero también se detectan los "cachitos" por esos lados.
Sería interesante que esa sala situacional que se creó para las inscripciones del PSUV y la conformación de Batallones, iniciara desde ya un trabajo en función de ubicar, de manera porcentual, este trabajo habría de hacerse con extrema responsabilidad, sin caer en los excesos tipo "lista Tascón", pero si para saber, desde el punto de vista organizacional, donde estuvieron las fallas, sería un trabajo coordinado con mucha responsabilidad, por un equipo de alto nivel del PSUV; esto arrojaría resultados seguramente muy interesantes y aleccionadores.

LA VIA CHILENA AL SOCIALISMO Y LA VIA VENEZOLANA AL SOCIALISMO BOLIVARIANO.

Es importante, aún cuando son odiosas, las comparaciones, ubicar ciertos elementos de las luchas históricas de los pueblos, ciertos paralelismos, para cotejarlos con nuestras realidades actuales, son imprescindibles; así como es imprescindible conocer nuestra historia, el pensamiento Bolivariano, Robinsoniano y Zamorano, en el contexto Venezolano, no podemos soslayar las experiencias de la derrota de la "vía Chilena"; sin ánimos de caer en pesimismos, por el contrario, con la firme voluntad de aprender de aquellos errores de los camaradas Chilenos. Primero que todo es importante señalar que lo ocurrido en Chile antes y después del aciago Septiembre de 1973, nos enseña que, aún cuando existen momento en los cuales, tácticamente hay que retroceder, estratégicamente es imposible hacerlo; por las referencias que tenemos, podemos sacar las siguientes conclusiones:
1.- El pueblo Chileno, sobretodo su clase trabajadora, logró unos niveles de desarrollo organizativo superior incluso a la capacidad de la propia estructura orgánica de la unidad popular, en Venezuela no hemos superado ese nivel en la parte orgánica, hay una simpatía y ciertos niveles de compromiso, pero no hemos buscado la forma de "encontrarnos" y coordinarnos para poder hacer un trabajo más audaz y efectivo.
2.- Las fuerzas políticas aglutinadas en "La Unidad Popular", partido Comunista, partido Socialista, la disidencia socialcristiana, socialdemócratas y otros, jamás se plantearon romper con el sistema "democrático burgués" y jugaron a respetar el estado para "irlo transformando en la colonización de fuerzas de izquierda, es decir, ir transformando las instancias del estado que progresivamente se iban conquistando", no obstante, no se plantearon por ejemplo una reforma como en el caso venezolano, reforma que por cierto representa un salto cualitativo en vías al socialismo. En Venezuela se planteó una reforma que en realidad lo que representaba era un salto hacia el socialismo, de hecho no era una reforma, era una transformación profunda. En Chile, cometieron el error de "jugar" con el sistema burgués y el sistema terminó aislando y burocratizando a un montón de funcionarios hasta llevarlos a la derecha, o a prácticas semejantes a la derecha, ésta se aprovechó de esas debilidades, generaron confusión y duda, convirtiendo a la masa de empleados públicos, salvo las excepciones pertinentes, en una "barrera" de contención opuesta a los cambios y al poder popular, en Venezuela aún cuando Chávez sostiene con fuerza y valentía unos principios socialistas muy concretos que no dejan duda alguna sobre su determinación y rumbo socialista, el resto de la burocracia estatal no asimila de la misma forma estos planteamientos, se aferran a las posiciones cómodas, se escudan en temores y prejuicios. La derecha no desaprovecha estas grietas, en la campaña en contra de la reforma se afincaron allí; tenemos como ejemplo de ello las propagandas de "La Panadería y la Carnicería", el gobierno sintió el "gancho al hígado" y se reaccionó otorgando créditos y realizando operativos que "enmendaran la plana" con respecto a algo que era necesario atacarlo de manera estructural, es decir, atacar la causa, no el efecto. La causa de estos temores no se conseguirían en solo "mensajes publicitarios", es necesario un trabajo de politización de un sector en donde el éxito ha sido muy flaco, nos referimos al sector de la clase media. Mas adelante comentaremos algunas consideraciones sobre este particular.
3.- Las fuerzas armadas Chilenas no fueron tocadas ni con el pétalo de una rosa, el resultado ya es conocido por todos; el exceso de "confianza democrática e institucional", amarró a Allende y lo condenó a una "derrota segura" al no poder interferir dentro de las FFAA y orientar un trabajo ideológico; en Venezuela resulta distinto; Chávez siempre ha manifestado que la revolución Venezolana "es pacífica pero armada", además, logró internalizar y descubrir en el interior de esas fuerzas armadas el espíritu revolucionario de el Bolivarianismo y por ende el socialismo es permeable en todo el que honestamente se considere bolivariano. El proceso Venezolano reencontró la "raíz histórica" de su ejército, que no es otra cosa que un ejercito anticolonialista, antiimperialista, revolucionario, popular y ahora tendrá que ser antisistema capitalista, representa el pueblo en armas, para ello los niveles de conciencia política deben superar los actuales y lo mismo se tiene que orientar en sentido del cuerpo, es decir, de la institución armada.

Allí está el detalle, como diría cantinflas. Si partimos de la certeza de esta hipótesis, entonces el rol del ejército es vital en Venezuela, claro, corrigiendo las fallas existentes y profundizando la teoría revolucionaria de Bolívar en el seno de la fuerza armada. Allende siempre fue visto con recelo por la fuerza armada, para ello lo conminaron a firmar un "acuerdo de garantías" para poder asumir el poder, Chávez, por el contrario viene de allí, del ejército heredero de Bolívar, de Sucre, de Ribas y eso ya es bastante, construyó durante 20 años un movimiento en sus entrañas que por razones lógicas tiene ramificaciones y la semilla se esparce en generaciones posteriores. Las manifestaciones de identificación con el socialismo dentro del FFAA son más factibles, sobretodo porque el ideario Bolivariano está vivo, incluso más que dentro de la propia reserva en donde seguramente se infiltran elementos nocivos para el desarrollo de un ejército socialista bolivariano.
4.- La falta de una organización política más monolítica, con una ideología, una doctrina, una disciplina, una visión de conjunto; la Unidad Popular era una confluencia de organizaciones similares a lo que fue aquí el polo patriótico, en Chile no se avanzó en función de construir una sola organización, en Venezuela se está intentando; el PSUV, a pesar que muchos escépticos critican, es una vía que lo que falta es que quienes a veces criticamos aportemos en lo político y organizativo para lograr la construcción de este gran partido, en cualquier espacio, por más inhóspito que este sea, importante por su cantidad pero grande fundamentalmente por su calidad, Maneiro y la eficacia, es necesaria retomarla en lo que es la construcción del PSUV.

El PSUV, a pesar que muchos se hacen de las ilusiones de la vuelta del Polo Patriótico, la verdad verdadera es que ya Venezuela superó esa etapa y quiéranlo o no el PSUV tiene que ser el "GRAN PARTIDO DEL PUEBLO VENEZOLANO PARA LOGRAR CONSTRUIR EL SOCIALISMO"
5.- El papel de la pequeña burguesía reformista en Chile se apoderó de toda la estructura política con poder real y chocó contra las aspiraciones del poder popular fundamentalmente con las estructuras organizativas de los obreros, en Venezuela, se hace un esfuerzo, aún cuando sabemos que estamos en manos de esos sectores pequeño burgueses que hacen tanto daño, sin desconocer que muchos son revolucionarios, la creación del PSUV ha tenido tantos inconvenientes y es bueno, sobretodo porque creemos que Chávez está absolutamente claro que debe ser el pueblo quien dirija el partido y los sectores medios que participen en él, deben estar formados por una profunda conciencia socialista, ahora, no se puede fortalecer una conciencia socialista usando corbatas de mil dólares y tampoco viviendo "extremadamente bien". Esto hay que revisarlo, si queremos hacer la revolución, el poder debe ser ejercido por el pueblo y quienes cumplan funciones de dirección son los primeros que deben dar el ejemplo, que bueno sería que todos los funcionarios de alto rango hicieran un gesto de hacer un pote y donar parte de su salario al partido y a su estructura de organización y formación, para crear una escuela de cuadros en donde se formen los camaradas que estarán en el Congreso Fundacional del PSUV y de otros tantos que quieren aportar y necesitan formación política, herramientas para ello como periódicos, folletos, revistas y otros; allí tiene presidente una idea para ver "quien es quien", y no es que queramos ver esto desde un punto de vista retaliativo, a lo mejor uno puede entender que los camaradas tienen los medios para vivir mejor que muchos, pero ¿No es Bolívar el principal ductor de este proyecto? Den un paseo por la vida de Bolívar, del Che y de tantos otros revolucionarios, entre ellos el presidente Chávez y veremos que todo es sacrificios. ¿Se justifica entonces que un alto dirigente nuestro sea asiduo visitante de los restaurantes más caros del país y otras banalidades? Además, ¿Seremos comprendidos por nuestro pueblo que se le pide a diario sacrificios? Se les dejó casi solos en este pasado proceso electoral, en muchos sitios pasó eso.

El ejemplo es vital para romper con las cadenas del sistema capitalista, para ello es menester que nuestro pueblo eleve los niveles organizativos y políticos, su cultura general y su capacitación política, allí está pues una idea para que todos los que en el país desempeñen un cargo de representación popular aporten de su sueldo un porcentaje adecuado para la creación de esta escuela de formación de cuadros socialistas "Simón Bolívar", hasta me atrevo a sugerir un nombre, es la única vía posible; los enemigos de la revolución incrustados en la burocracia estatal harán todo lo posible para evitar esa formación, es por ello que las misiones como la Ribas y la Sucre requieren de una profunda revisión y reorientación en función de "formar el hombre nuevo", además de la Escuela de Cuadros que tranquilamente puede funcionar en los espacios de UBV; de esa escuela de cuadros, financiada por el partido, se generará todo tipo de material para la formación del pueblo con amplia cultura política, se creará por esta vía unos niveles de disciplina y conciencia que harán a la revolución inderrotable.



LA PEQUEÑA BURGUESÍA …



Nosotros no podemos soslayar este grave problema que tenemos, el viejo estado burgués sigue vivo, aún no se huelen ni las flores del velorio de este sistema, aunque se hace esfuerzos, algunos más, otros menos, pero tampoco podemos desconocer valiosos aportes de una buena cantidad de camaradas, sin embargo, el problema no es del comportamiento individual o aislado de algún colectivo, el ataque debe ser estructural y con alto contenido político-ideológico y dirigido en contra del sistema capitalista. No podemos quedarnos de brazos cruzados y permitir que la derecha se posesione de un sector tan valioso como la clase media. En la clase media están la mayoría de los técnicos, profesionales y el recurso humano necesario para enrumbar el país, desde el punto de vista técnico profesional, además no tienen que ser nuestros enemigos, pero si no hacemos un trabajo político ideológico dirigido a este sector, la propia dinámica los convierte en "estorbos" del proceso. Las medidas espasmódicas los lanzan a los brazos de la derecha que los aliena, los enajena y los convierte en sus "brigadas de choque" que generalmente son la carne de cañón del fascismo. Igualmente esa clase media profesional se encuentra en todas las instancias de la administración pública, esto representa un verdadero problema para la marcha del estado hacia el socialismo; como hemos definido antes, la clase media le cuesta adaptarse a los cambios, sus prejuicios y su enajenación, la hace mezquina, poca solidaria y fácil presa del fascismo. Ahora, la clase media no se conquista con "regalarle carros, casas, computadoras, etc.". Todo esto se hace acá pero el efecto es contrario a lo que queremos, la clase media no solo hay que resolverles sus problemas materiales, que por ser un sector con un profundo complejo de inferioridad, entre más le das, más quieren; se olvidan de la solidaridad, del amor al prójimo y cuan capitalistas perversos se lanzan en una carrera de locura en pos de lograr el tan ansiado "ascenso de clase", por eso en el país los resultados de los enormes esfuerzos de este gobierno revolucionario para con la clase media se han vuelto "sal y agua".

En este sentido creo necesario que se diseñe un estratégico trabajo ideológico que ayude a elevar el nivel de formación política y compromiso revolucionario de este sector, para ello es imprescindible elaborar planes dirigidos al sector público, sector que alberga a la gran mayoría de la clase media profesional; hacia allá hay que hacer algo y tiene que ser convertir a la teoría bolivariana y socialista en los "libros de cabeceras" de estos sectores, los debates y discusiones tienen que ser permanentes, la agitación perenne. Es necesario ir casando a estos sectores con los humildes que en el fondo rechazan, por su gran complejo de inferioridad con respecto a las clases altas, a la pequeña burguesía le cuesta aceptar a los humildes, sienten temor al ver un humilde porque piensan que caerán a ese nivel, es por ello que hay que desterrar de la mente de esos sectores toda esa mala conseja y para ello se requiere de elevar vertiginosamente los niveles de conciencia social de esta clase media venezolana, de compromiso con la revolución, no basta con entregarle el apartamento y el carro, es vital entregarle la sabia de la revolución que son las ideas.

Para este trabajo quiero hacerle un reconocimiento especial al camarada chileno Sergio Anacona, fotógrafo de profesión, revolucionario militante y testigo presencial de muchos datos sobre el proceso chileno y buenas conversaciones sobre nuestra situación actual, al igual que excelente traductor de material producido en distintos idiomas, más adelante esperamos compartir en colectivo de discusión este tipo de materiales; pero en este trabajo, sobretodo en lo referente al proceso chileno, nuestras conversaciones me fueron absolutamente útiles para ofrecerles a ustedes, en estas navidades este material que puede servir de algo. Gracias…

Patria Socialismo o Muerte Venceremos…

latojeda@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2875 veces.



Luís Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor