Chávez, Socialismo difícil

Latinoamérica todavía se encuentra en una situación donde la acumulación de dinero y capitales es más importante que la moral. En este momento el modelo cultural, la creatividad, ya no es espiritual, sino que el orden para la construcción de nuevos valores culturales es política y jurídica, este estadio esta dominado por categorías políticas que ponen en juego la propiedad y el poder económico, para crear, utilizar y manejar sistemas de información y producción aunque se trate de una planificación pública, tenemos una clase dirigente tecnócrata, que se define por su capacidad de manipular el proceso, y por el otro lado manejan una defensa y contra ofensiva cultural. Está clase dirigente no maneja solo la economía, extiende las áreas de consumo a la organización de la recuperación social, los pueblos no pueden oponer a estos procesos ni sus intereses ni sus necesidades económicas, sino la totalidad de la experiencia como objeto para el cambio.

El conflicto de la transición se sitúa en un sistema de tiempo y se define a través de el, el doble discurso en estos momentos, es la expresión directa de la tensión entre la acumulación de los procesos revolucionarios y la llegada al socialismo. Un país que persigue un nuevo socialismo, el modelo cultural, los sistemas económicos, las políticas, la educación, la salud deben ser definidas en si mismas por la experiencia y el desarrollo científico, pero a condición de no considerarla por actores concretos que han fracasado. En cuanto sigan actuando o se los permite intervenir, hay que estar preparados para aceptar el doble discurso, las relaciones de oposición y dominación de grupos del mismo proceso, no solo de clases opuestas. Estas personas son las que impiden pasar a un nivel mas elevado de desarrollo socio económico al pueblo. La distancia que separa la acción política de la izquierda, con la conciencia del pueblo, es la acción histórica de la población para alcanzar el socialismo.

Les pregunto ¿Por qué diría yo que el socialismo del siglo XXI en las clases sociales, no es mas que una falsa conciencia? O es un instrumento conciente de dominación para disimular el poder. Fuera de Chávez que parece el único convencido del nuevo socialismo ¿Cuál es la ideología de la clase dominante?. La izquierda y mas aun la revolución o un sistema socialista no es para la clase dominante misma, que muchas veces la utilizan como propaganda, un cálculo concientemente llevado, y esto no se observa a simple vista se lo ve únicamente cuando una nueva clase social se apoya en la influencia del poder político y religioso como fuerza de orden. Pero la religión no es un modelo cultural de una sociedad revolucionaria. El llamamiento a la religión no es más que un aspecto de una alianza para evitar la caída de una clase construida sobre la apariencia del poder. Un pueblo revolucionario, no puede concebir la vida social por una elite cínica.

La política de siempre es una dominación de poder, en la medida que existan dominantes y dominados, no vasta con decir que el pueblo interpreta diferentemente los elementos de la izquierda política en la reforma constitucional venezolana. Por falta de ideología socialista en el pueblo, y en la dirigencia, por falta de convicción socialista, la población no es mas, que en ultima instancia una hipótesis destinada a dar cuenta de un conflicto que seria total. Mi impresión, es que algunos puntos de la reforma, actualiza algunas virtudes del pensamiento socialista de Chávez, lo que no alcanzo a percibir aun, son las diferencias con el socialismo clásico. Por ahora no es una estructura de dominación que este asociada a la idea de contradicciones para que se den de manera natural y casi automáticamente reclamos en la reorganización de la sociedad. Pero el hecho es que cierta tradición del socialismo no acepta la contradicción independientemente de la acción social, a no ser que la reforma constitucional poco le importa al pueblo, como constitución, mas no como lealtad a Chávez que se procesa de manera independiente de la reforma, y cuya aceptación ronda el 63%. Sin embargo es una posición difícil, se trata de buscar un socialismo con pensamiento abierto y como tal presenta al pueblo opciones para seguir adelante. La pregunta es ¿Cuándo no haya mercado y bonos que pasará?.

Si la reforma constitucional, evita que el pueblo sea definido en relación con lo material, pero si con su capacidad de transformarse a si mismo a través del trabajo y de su capacidad para crear, entonces lo que encontramos no es una situación natural, sino una actuación de la sociedad ya que son actores conflictivos que luchan por el control de su propio poder, y al no estar capacitados para transformarse así mismo, ya que no es un sistema de valores y principios para la organización social del pueblo, si en leyes, para que la justicia sea buena o mala desde el punto de vista de los beneficiados o afectados la ideología que es parte de la moral seguirá siendo una falencia.

Mientras el gobierno tiende hacia el futuro (Proceso-Transición-traspaso) el mismo pueblo parece y mas la clase burguesa, con la incorporación de una nueva clase social, están orientadas hacia el pasado, en la medida que crean un sistema para mantener la herencia material y en la medida que recoge los beneficios de las rupturas frecuentes y las nuevas gerencias de la clase dirigente. Los temas de los conflictos políticos y sociales están tan fuertemente marcados por el peso de la estupidez histórica, como por el peso de tratar de construir una nueva sociedad., una nueva sociedad en proceso, la resistencia prolongada por un antiguo sistema , de los conflictos de clases y si está es considerable, cárguese los nuevos conflictos sociales al dominante dominado por el poder, el pueblo, y a los funcionarios dirigentes que consideran al futuro como personal, en términos políticos, económicos, en la gestión publica. Se oponen a la adopción de la nueva sociedad. En la izquierda social moderna, el sistema disputado el trono, desde el cual se organizan las luchas sociales es de tipo económico, mientras que en el socialismo clásico se organizaban en torno a temas culturales y espirituales también.

Las conductas sociales y culturales de la población, no es mas que el conjunto de intereses de su clase, la lucha por intereses económicos y de poder se sitúan desde los consejos comunales hasta muy arriba del gobierno, pasando por las gobernaciones y alcaldías, se defiende la clase a la que se pertenece. Es claro que existen otros medios a la que también la persona pertenece, familia, trabajo, negocio, empresa, vecindario, iglesia, que originan otros intereses. En fin los estudios sobre el comportamiento electoral, están programados para el porcentaje de abstención siempre en disputa, oscila entre un 40 aun 63 %, por eso la masa electoral no es el determinante principal de los votos, en una elección o referéndum, y está gente que se abstiene, ejerce un poder decisorio, como efecto multiplicador en cada una de las clases a la que pertenece, influyen negativamente con el conformismo en los procesos. Las conductas del pueblo son los movimientos sociales, es importante aclarar que un movimiento social no puede reducirse a una expresión política de poder e imponer un análisis en términos económicos. Un movimiento social es una disposición moral, humana, colectiva, orientada hacia la transformación del sistema basada en la educación y la solidaridad para atacar directamente la desigualdad social, construida por el poder. Grave error que los consejos comunales, se olviden que son movimientos sociales integrados para integrar, a esos mas de quince millones de venezolanos (as) que conforman el padrón electoral, en la búsqueda del socialismo el 2 de diciembre del 2007.

A nivel de instituciones y dirigentes los actores son fuerzas sociales definidas en un sistema mas complejo de decisión, son parte de la sociedad pero limitada por la unión en la indecisión, ya que no puede conciliar todos los intereses económicos y políticos que aparecen como coacción. Las discusiones son directas en las negociaciones, en donde la política y la politiquería, no terminan por adaptarse a la búsqueda de un nuevo modelo económico y social. En fin, el nivel de la revolución no se define por su situación relativa en el sistema, ni por su participación en un nivel de decisión, sino por su relación directa con el pueblo y en como este lo acoge para su crecimiento. Al mismo tiempo la revolución no es un dato como sistema social, tampoco es un espacio infinito para la discusión de interés, debe y puede ser sometido siempre a revisión para mejorar las necesidades de la población.

Un proceso revolucionario, es puramente social por la voluntad del pueblo y creada para la practica del humanismo, no podemos contentarnos con afirmar que es un sistema colectivo, tenemos que trabajar para que lo sea, con criterio y conciencia, que definan la conducta de la población a un nivel ético. La unión, es un elemento, sino el más fundamental de una revolución para el crecimiento de la izquierda revolucionaria. No es un campo vació para enfrentar al imperio, si no un modo para aprender a existir orientado y estructurado hacia el socialismo. No podemos permitir fortalecer la revolución desde las reformas, siempre necesarias, tenemos que fortalecerla desde nuestra convicción, con alma, vida y muerte si es necesario.

rcpuma061@yahoo.com








Esta nota ha sido leída aproximadamente 4328 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: