Vamos a ver qué pasa

¿Vamos a ver que pasa?

El proceso político venezolano, es un proceso de alternativas variantes y se ajusta a las medidas, de los que, lo quieran llevar a los espacios teóricos y filosóficos acomodaticios del momento que se esta viviendo. El proceso político venezolano da para todo, en el, se puede ser Marxista, Leninista, Trotskista, Bolivariano y hasta masoquista, mientras queramos conservar a la medida de las posibilidades, el espacio ganado, estratégicamente mediante algún tipo de engaño comunicaciónal.

Pudiéramos decir que el proceso político venezolano es bastión y trinchera de los teóricos fracasados, del pasado reciente de los progresistas en Venezuela.

Con la presencia de HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRÍAS, en la primera magistratura del poder en Venezuela se pueden desarrollar; todas, absolutamente todas las teorías, y se pueden hacer los mas profundos análisis de las tesis revolucionarias habidas y por haber; tanto es así, que en este proceso político revolucionario, mediante el engaño se nos han colado por la baranda, algún que otro ultraderechistas y han sobrevivido.

La novedosa forma de hacer política en Venezuela ha venido experimentando cambios interesantes, y vamos a hacer algunas comparaciones, como por ejemplo:

ANTES si usted pertenecía a un partido de izquierda, era perseguido por los políticos del proceso de la derecha, y si daban con usted, era detenido y lo encerraban en cualquier cárcel del país; y le aplicaban una máxima que decía:
“Enciérrenlo y voten las llaves”

AHORA, si eres líder de este proceso político de izquierda, revolucionario, socialista y Bolivariano, eres perseguido por los del proceso contrarrevolucionario y te matan.

Estos dos ejemplos, para no perder el hilo del asunto que me trajo hasta esto. Ahora bien.
En este proceso político revolucionario democrático y socialista, donde la consigna más fuerte es “Todo el poder para el pueblo” y la máxima es “Democracia participativa y protagónica”, al parecer no es tal, cuando se tocan intereses cercanos a los interesados, de hacer de este proceso político, un espacio mucho mas participativo e inmensamente mas protagónico. Con el presidente HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, en el poder, hoy en día usted puede expresar las más insólitas teorías, porque hay LI-BER-TAD de hacer y deshacer, mientras no se vuelvan locos los contrarrevolucionarios.

El proceso político venezolano ha venido experimentado, un estado de paranoia colectivizada, que si bien tiene su razón de ser, no es menos cierto, que muchos las están exagerando, para favorecerse estratégicamente en el concierto de las contradicciones y el desconcierto; porque mientras tú lleves la voz cantante, la orquesta toca a tu ritmo, y muchas veces sin tomar en cuenta al director de la orquesta.

Ahora voy por lo que me trajo aquí. En este proceso político, revolucionario, socialista, Bolivariano y CHAVISTA, existen espacios y programas abiertos de “participación popular”; donde te limitan la participación, y te indican un libreto, de lo que puedes decir, y de lo que no te permitirán expresar; porque al parecer si tocas algunos intereses, o si por casualidad denuncias, al que patrocina ese espacio, eres editado y sacado muy revolucionariamente del programa, sea televisivo o sea por frecuencia de radio. En fin, el proceso político venezolano, de nuestro comandante en jefe HUGO CHÁVEZ, estará en peligro mientras existan aduladores que no le digan lo que hay que decirle, y mientras le oculten las cosas que no están bien.

Ocultarle la verdad al presidente CHÁVEZ, es RENOVAR la mentira y la traición, en la REVOLUCIÓN.
Hasta la victoria siempre.

CHÁVEZ, SOCIALISMO O MUERTE

jesuschua59@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2823 veces.



Jesús (Chúa) Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: