El Arado y el Mar

El PSUVCH, la esperanza con Chávez, se pronuncian frente a las elecciones

Luego del asesinato del Comandante Chávez, el país fue sometido a un golpe de restauración del capitalismo y liquidación del ensayo Socialista. El madurismo fue muy eficaz en la primera etapa de esta tarea, arrasó con la economía de propiedad social, comenzando por PDVSA y el petróleo; la reversión aún no se detiene, amenazan con privatizarlo todo, hasta lo inimaginable. Persiguió a los hijos de Chávez, a los que se mantienen fieles a su legado: la marcha hacia el Socialismo, contra la lógica del capital, “cuidado con el reformismo”.

En el empeño liquidacionista, el madurato tuvo éxito, en lo económico arrasó con la propiedad social, base material del Socialismo, anuló al psuv, el instrumento político de la construcción del mundo nuevo, desmanteló la organización social, el poder popular, y con una masiva avalancha de descrédito, de calumnias, contra los líderes chavistas leales, los aisló de la masa.

Hoy la situación es: el capitalismo luchando por estabilizar su dominación política, en consonancia con los avances capitalistas. Y frente a esta dominación insurge la resistencia Socialista, encarnada entre otras organizaciones, en la Esperanza con Chávez y con el PSUVCH, cuyo papel fundamental es la resistencia a la restauración capitalista, al madurismo como forma actual del capitalismo. Y la restitución del camino de Chávez, el Socialismo.

Las elecciones maduristas son un intento de revivir el pacto político capitalista, construir un neopacto de punto fijo, volver a la cuarta renovada, que aísle a las opciones Socialistas, y simultáneamente distraiga a la masa, la conduzca hacia peleas subalternas, al apoyo a sus verdugos, evite el cuestionamiento del sistema, anule la discusión de los problemas fundamentales. Es el sistema ideal para el capitalismo, lo emplean con éxito en todo el planeta. Aquí se han topado con un problema, la ideología forajida del madurismo, que impide la alternabilidad base fundamental de esa dominación política capitalista. El madurismo se resiste a dejar el poder, fuera del gobierno no tienen futuro.

El madurismo, en correspondencia a su ideología, ha construido una red de seguridad que incluye al ejecutivo, y a todos los otros poderes, ha fundado una legalidad que le permite, por ejemplo, hacer leyes a su imagen y semejanza, dictar orden de aprensión a la carta, destruir reputaciones, y construirlas a su conveniencia, un día alguien es el patriota mayor, y al día siguiente es un traidor a la patria. Sumergidas en esa legalidad se dan las elecciones.

El madurismo, haciendo uso de su poder ha tallado las elecciones a su conveniencia, inhabilita, persigue, hurta partidos, de todo ha hecho. Hoy se presenta un cuadro electoral más o menos estable, uno de los lados del pacto consiguió un candidato que reúne, aparentemente y por ahora, las condiciones que le imponen para participar, y el otro bando tiene a maduro exhibiendo un raquítico porcentaje de aceptación. Todos los candidatos, estos principales y los subalternos, el chiripero, son los mismos, varían en la cachimba, pero todos son capitalistas agentes de los imperios. Frente a este paisaje, la Esperanza con Chávez y el PSUVCH, manifiestan:

En estas elecciones no hay un candidato fuera del capitalismo, un candidato del chavismo, del socialismo. Pase lo que pase en ellas, gane quien gane, todo seguirá, en esencia, igual, o peor, el capitalismo envalentonado viene por el petróleo y la privatización hasta del aire. La miseria para las mayorías vendrá acompañada de la opulencia de las elites. La crisis se profundizará, el país será subastado a los privados.

¿Qué hacer?

La Esperanza con Chávez y el PSUVCH proponen la abstención, pero la abstención militante, como preparación espiritual y material, para las luchas que necesariamente vendrán luego de las elecciones. Es mentira que la abstención beneficia a uno de los bandos, al contrario, cuestiona, castiga, rechaza al tinglado de engaño que los dos bandos han edificado. Es necesario abstenerse para pedir en la práctica un gobierno distinto al que proponen maduristas y mariacorinos.

Un gobierno que proteja a PDVSA, que regrese a los días de la Roja Rojita, el corazón y músculo económico del país, motor para la construcción de la nueva sociedad. Que libere a todos los presos políticos, que restituya la propiedad social, que reconstruya el tejido de la organización social, el verdadero poder popular. Un gobierno que convoque a elecciones a la brevedad posible a elecciones verdaderamente libres. Que sea capaz de defender el Esequibo. Un gobierno que rescate la dignidad del país, el respeto frente al mundo, que rescate la pasión, el orgullo nacional de los que construyen un futuro viable, y no sea un gobierno lastimoso que tengan que venir los gobernantes del continente a pedirle que sea juicioso.

Es necesaria la abstención, ya la masa lo intuye, pero para conseguir un nuevo gobierno diferente al de madurismo y mariacorinos, una abstención con sentido, con propósito, de desechar las elecciones y prepararnos para la lucha por el Socialismo. Con Chávez.

(Es una buena noticia que estas dos organizaciones, la Esperanza con Chávez y el PSUVCH, exploren la unidad en la acción)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1050 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: