Gobernar. “Me desperté y el monstruo seguía allí” (III)

El siglo decimonónico, fue un siglo de tensiones y crisis severas en muchos países. “El capitalismo venía al mundo chorreando sangre por todos los poros.” La revolución industrial inglesa, la Revolución Francesa, las guerras napoleónicas (venta de armas inglesas y francesas de contrabando en el Caribe), La Comuna de París y   la barbarie colonial lo muestran.  La agudización de sus contradicciones, explican sus crisis.

Sobre el sistema capitalista, hay montañas de opiniones. “El Moro” fue implacable con los filósofos especuladores, los sofistas, en fin, los ideólogos(reaccionarios). Para Marx, el conocimiento es la articulación de la teoría con la praxis, construyendo vida social; haciendo revolución, sensibilizando a los colectivos para desideologizarlos, humanizándolos, para trasparentar su esencia: La historia como hechura social. No es contemplar el mundo, es intervenirlo para transformarlo. Lo concreto histórico, es un todo orgánico, sistémico y holístico. La vida   es resultado de esta complejidad. No solo pensar el mundo, hay que transformar la  vida.  “No se trata solo de interpretar al mundo hay que transformarlo” (Tesis XI a Feuerbach).

La revolución haitiana (colonia francesa), puso en dificultad a los principios igualitarios franceses.  La Comuna de Paris aterrorizó a la burguesía. Hablar de “Derechos Universales”, teniendo colonias en África, Asia y América, era hipocresía. Fue el bárbaro colonialismo el que le dio el verdadero y colosal empuje al sistema capitalista.

En América, a pesar de las guerras patrias, solo logramos “la independencia a costa de todo lo demás vienes” se quejaba El Libertador. La presencia de Zamora y los 70 años de guerras civiles, muestran los fracasos habidos en aquel siglo insurgente. Por doquiera, las luchas de clase afloraban. “Un fantasma recorre al mundo, el fantasma del comunismo”  

La burguesía europea de muy corta data histórica, asediada por constantes conflictos sociales, político y económicos, vio en la socialdemocracia un instrumento político a su favor; es parte de la modernidad capitalista.  Una “democracia plural” es buen disfraz político para la dominación. Partidos y partidarios en escena, con las ambiciones humanas a plenitud; la burocracia para “los electores”.

Las tesis socialdemócratas no niegan los cambios; los proponen de la siguiente manera: no a la violencia de clases, (1919, los socialdemócratas alemanes, asesinan a Rosa Luxemburgo) la evolución es el camino hacia el progreso. Competencia es prosperidad. La socialdemocracia superará al marxismo. En el capitalismo con las reformas, se puede hacer justicia social sin  tomar el poder. La convivencia de clases, en el aparato burocrático del Estado es la democracia. No es necesaria la dialéctica para hacer análisis sociales. Las crisis del capital, irán disminuyendo y las condiciones de los trabajadores mejorando. Los aumentos salariales, reducirán al mínimo la plusvalía.   Un hegeliano “Fin de la historia”.

A los controles socialdemócratas, hay que agregarle las deformaciones   que el régimen estalinista, hiciera a obras   marxistas.  Desarrollaron una espantosa burocracia. Inventaron una UNIDAD y lucha de contrarios, que permitiera conciliaciones clasistas. Nuca los contrarios han estado UNIDOS (en la filosofía asiática, se reconcilian los opuestos, ejemplo el Yin y Yan. En la griega se oponen. Marx tomó la dialéctica de Hegel, despojándola de Dios) El estalinismo llevó la dialéctica a limites seudocientíficos, colocándole leyes. Se llegó a pensar en una “Dialéctica de la Naturaleza”. Stalin promovió el socialismo en un solo país. Lenin esperaba que la revolución rusa, se continuará en Alemania, no fue así. Los teóricos estalinistas difundieron la falsa e imposible idea, de que los Modos de Producción de Marx, eran el transito horizontal y progresivo inevitable de toda la humanidad para llegar al comunismo. El propio Marx en carta respuesta a Verla Salzuchi advirtió, que su tesis sobre los Modos de Producción, eran validos SOLO para Europa occidental. Carta, curiosamente oculta hasta después de muerto Lenin. 

“El Manifiesto”, escrito pensando en las condiciones de Europa, no tiene explicaciones sobre “nuestra américa” más que su señalamiento sobre el colonialismo.  Más aún, no olvidemos que Marx, llamó a la clase trabajadora a la unidad mundial: “proletarios del mundo, unidos, vosotros no tenéis nada que perder, salvo las cadenas que te atan”

Muchos ingenuos, y otros interesados, propalan la idea de que la convivencia de clases es la democracia. Lo es, para la democracia burguesa, pero no lo es para la democracia popular. También en Grecia se habló de democracia, siendo una SOCIEDAD ESCLAVISTA.   

En el s XX, por fin el pueblo fue Gobierno: “Todo el poder para los Soviets”, pidió Lenin   en 1918.  En 1919, es asesinada por el gobierno socialdemócrata de Alemania, Rosa Luxemburgo. Lenin, esperaba lo que pudiera ocurrir en Alemania. Muere en 1924, y desde antes de su muerte (ver Testamento Político de Lenin) Stalin venia acumulando mucho poder: controlaba al  ejército  y al partido. Le quedaba un hueso duro de roer: Trotsky, (fundador del Ejército Rojo y de la Revolución bolchevique). Lo metió preso, le quitó la nacionalidad, lo expulso de Rusia y ordenó su asesinato. El partido comunista de Rusia, progresivamente fue controlando a los partidos comunistas del mundo.   El socialismo murió en Rusia con su creador.

La crisis del sistema continuó. 1902 el Bloqueo Naval a las costas venezolanas por barcos de guerra europeos, bajo pretexto de cobrar deudas. “La planta insolente del extranjero” vocifero C Castro. En verdad, Europa quería ver, hasta donde EU, era capaz de aplicar su Doctrina Monroe y la aplicó; movieron 14 mil efectivos militares en el Caribe. Entre 1914 y 18, la Primera Guerra Mundial. En 1930 estalla la crisis de la economía gringa, y se extiende por Europa. El capital apela a un recurso extremo: el fascismo. Italia, Alemania, Portugal y España en alianza fascista, se lanzan contra Rusia: Segunda Guerra Mundial. En 1948, Mao libera a su pueblo. En 1960, Fidel hará lo mismo. Venezuela tenía y tiene lo que mueve al mundo: petróleo. Para Marx, el desarrollo de las fuerzas productivas, permitirían el paso: “de la consciencia en sí a  la  consciencia  para  sí” en los trabajadores. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 621 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: