Socialismo o Reformismo (IX)

En la superación de la profunda crisis que vivió el capitalismo europeo en las primeras décadas del siglo XX. En la responsabilidad del estallido de la I y II Guerra Mundial, y en el ascenso del fascismo al poder, y por supuesto, en la aplastante derrota del movimiento revolucionario, mucho tiene que ver la traición de los socialdemócratas, derechistas socialistas y comunistas europeos. A esto debemos sumarle, que el stalinismo conculcó toda la fuerza revolucionaria bolchevique, engañó y sometió a casi todos los Partidos Comunistas del mundo a su interés y mandato. Las condiciones objetivas y subjetivas históricas se dieron, pero la pérfida política reformista se impuso en el seno de la clase trabajadora.

El reformismo salió descaradamente en la defensa del sistema capitalista. Promovieron el “economicismo” y el no a la participación política activa. El capitalismo era para ellos mejorable. Tenía capacidad de auto reformarse y mejorar las condiciones de los trabajadores. La burguesía apela al cooperativismo y a la falsa cogestión. Para los reformistas la evolución es el camino pacífico al socialismo. El socialismo decían, no saldrá de la revolución, sino del seno del mismo capitalismo. Los socialdemócratas impulsan el parlamentarismo, que es en sí el mismo reformismo. Las burguesías nacionales apoyaron el fortalecimiento de las élites sindicales, logrando así inhibir a los trabajadores. El programa revolucionario de los Espartaquistas del año 19, había sido secuestrado por los reformistas socialdemócratas. Las 8 horas de trabajo diarias y el sufragio eran para los reformadores enormes conquistas. Los obreros fueron perdiendo las luchas de calle, territorio vital para todo proceso revolucionario. La burguesía se replegaba para tomar fuerza y dar luego el zarpazo. La aristocracia obrera continuaba su labor traicionera. En el marco de la crisis, Antonio Gramsci, advierte que: después de la crisis capitalista no vendrá el socialismo. El Partido Comunista debería ser más que un organismo de la clase obrera. La fábrica y no la célula debería ser la forma de organización. La huelga era una vía válida. No es el partido el que crea las condiciones históricas, esto sería desconocer la historia misma, las condiciones son parte del proceso que ocurre en la historia cotidianamente. No se puede confundir organización con aparato burocrático. El fascismo era un movimiento de masas. El Estado tal como lo enseñó Marx, era el centro de las disputas entre el interés público y el interés privado.

Por su parte, Clara Zethin, Rosa Luxemburgo y Mehring denunciaban constantemente la actitud traicionera de los socialdemócratas y muchos socialistas y comunistas .Lenin crea la III Internacional, la misma que Stalin se encargará de cerrar. Los mencheviques caen atrapados en el reformismo. En el Partido Comunista Italiano hay tres tendencias: Bordiga el radical. Gramsci el moderado centrista, y Togliatti, el reformista derechista seguidor de Stalin. En Inglaterra el socialismo cristiano toma fuerza. En España La República cae y por mucho gritar de “La Pasionaria” de que no pasaran, pasaron y Franco se quedó por 36 años en el poder. Los reformadores habían propuesto un socialismo sin revolución. El socialismo era suplido con el evolucionismo. Para ellos, el pensamiento de Marx había muerto. León Trotsky, llamaba a “enfrentar la realidad”.Pronto vendrán las purgas, las expulsiones, los exilios, los asesinatos políticos, los campos de concentración. Los reformistas buscan articular los contrarios, papel que vendrá perfectamente a cumplir la ideología como “falsa consciencia.”El burocratismo era el poder estatal mas el interés privado. Todo esto abrió las puertas a las guerras y al fascismo. En los años 30, los Estados Unidos instigan confrontaciones en Europa. Buscaron, liquidar a la joven revolución bolchevique (ya burocratizada desde la muerte de Lenin),y dividir a Europa. Luego entrarían con su dominador Plan Marschall. Mientras, el reformismo vociferaba la conciliación de clases. Stalin cambiaba el socialismo por la defensa de la URSS. El socialismo ya no debería ser mundial, sino en cada país por separado. Stalin entra en el reparto neo colonial del mundo (Tratado de Yalta).La Guerra Fría ( 1950-52) encubre aspiraciones expansionistas de Estados Unidos y de La Unión Soviética. En 1958, Mao denuncia el camino capitalista de la Unión Soviética y afirma que los Estados Unidos “son tigres de papel”.

Todo este reformismo socialdemócrata, socialista y comunista de derecha, pasará intacto a la América Latina y los Partidos Comunistas que aquí se irán fundando desde 1918 en adelante tendrán esta mácula nefasta. El APRA EN Perú. El PRIN en México, Acción Democrática en Venezuela, y los demás partidos socialistas y socialdemócratas que se fundaron en todo el siglo XX en Latinoamérica, están vinculados a esta tragedia política. Esto explica en buena parte, lo ocurrido en estos tiempos en “nuestra América”.

jesus_vivas@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3004 veces.



Jesús Vivas

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: