El diputado cristiano Edgar Reyes: ¿excepción o regla entre las y los diputados impuestos por la dirigencia del PSUV?

En un video que está circulando en las redes sociales (ver: https://www.aporrea.org/actualidad/n361307.html), se puede ver al diputado recién electo Edgar Reyes, postulado por el Gran Polo Patriótico (GPP), con un arma de fuego en la mano reclamando a unos comerciantes por un supuesto incumplimiento en un negocio. "Leyendo" el video se destacan varios elementos de importancia. Primero, cómo es posible que un ciudadano, militante del partido cristiano ORA, porte una pistola 9mm, cuando en el país están restringidos la posesión y porte de armas de fuego. Esa arma no la adquirió ayer el mencionado diputado. Esto significa que hay personas que flagrantemente violan las leyes y que son apoyados por el GPP e impuestos como candidatos a cargos de elección popular. Segundo, el recién electo diputado Edgar Reyes compraba un teléfono con dólares en efectivo, tal como puede verse en el video. ¿De dónde obtiene dólares en efectivo un diputado revolucionario? Por lo visto el antiimperialismo chavista no incluye el antidolarismo. Tercero, el diputado Reyes en ningún momento oculta su identidad ni su filiación política. Las usaba como patente de corso para actuar en contra de una mujer. Cuarto, la actuación violenta del diputado Reyes, militante de un partido cristiano y miembro de alguna iglesia cristina, es una muestra de que el cristianismo no es una religión que resulte muy efectiva en fomentar la paz y el respeto hacia la mujer.

El diputado Edgar Reyes fue seleccionado por cooptación por la dirigencia del PSUV. Nos imaginamos el estricto procedimiento usado para seleccionar a las candidatas y candidatos revolucionarios que representarían al pueblo, que nunca fue consultado, durante los próximos cinco años en la Asamblea Nacional (AN). Tal vez el diputado Reyes no sea una excepción, su problema fue no contenerse y mostrar en público su verdadera personalidad. Pero, resultan más peligrosos aquellas diputadas y diputados electos del mismo genio del diputado Reyes pero que actúan en silencio, sin aspavientos. Pero estos no son los únicos que resultan peligrosos para la comunidad y el futuro del país.

Podrían resultar tan dañinas para el país aquellas diputadas y diputados que fueron impuestos por el PSUV que desconocemos totalmente y los que conocemos y sabemos que nunca han contribuido al avance del pensamiento y la acción revolucionaria. Esas diputadas y diputados solo estarán en la AN ocupando un espacio para hacer quorum y votando automáticamente según les ordene el partido. Diputadas y diputados que no estarán en la AN representando los intereses del pueblo que los eligió sino de la élite que los impuso como candidatos. Ninguno de esas diputadas y diputados se atreverá a actuar sin el consentimiento de la Sra Cilia Flores o del Sr. Nicolas Maduro hijo. No menciono al diputado Cabello porque el quedará relegado a un segundo plano, aunque figure en televisión y sea miembro de la Junta Directiva de la AN. Primera combatiente mata a capitán. Diputadas y diputados que tal vez nunca muestren un arma de fuego en público para amedrentar a un ciudadano, pero que por su actuación sumisa hagan más daño a todas y todos nosotros.

¿Es el diputado cristiano Edgar Reyes solo la punta del iceberg? Yo no creo realmente que él sea una excepción. Aunque también estoy seguro que entre las diputadas y diputados electos, aunque fueron impuestos como candidatos incluso por circuitos que ni conocen, hay gente decente. Diputadas y diputados que mostrarán algo de independencia y madurez política y sabrán defender los derechos de los trabajadores de esos circuitos y del resto del país. Diputadas y diputados que realmente serían la excepción. Quiero pensar que no todo está perdido, aunque no espero cambios substanciales en las políticas y prácticas de este gobierno.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2470 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: