El General: Memoria del pueblo soberano

Quizás, la más conocida y expandida expresión de Ezequiel Zamora sería aquella clasista: Oligarcas temblad, ¡Viva la libertad ¡De igual manera pudiera decirse de esta otra: ¡Tierra y hombres libres! Resulta indudable que existen otro montón de expresiones que definen la personalidad política, social e histórica de este soldado. ¡Elección Popular, horror a la oligarquía! ¡Luchamos para proporcionar una situación feliz a los pobres…! Podría inferirse que cada expresión del general comporta una propuesta, una moción de lucha. Una opción con un categórico perfil de resolución. ¡La tierra para quien trabaja!

Ezequiel Zamora viene al mundo el 1 de febrero de 1817. Ello parece decirnos que en el año 2020 se cumplen 203 años de su natalicio. Descendientes de inmigrantes españoles, de las islas Canarias, su familia se dedicada a un oficio que era considerado por las clases pudientes de la época como una actividad vil: ejercería el comercio. Tuvo cinco hermanos más y fue hijo de José Alejandro Zamora Pereira y Paula Correa Rodríguez. Su padre combatió y murió en la Guerra de Independencia. Sus abuelos, ambos canarios, Francisco León Zamora y Juan Zamora de León, se dedicaban a la venta de ganado en los llanos. Juan se radicaría en Villa de Cura en el año 1761 con Margarita Pereira, de tal unión nace Alejandro Zamora Pereira, padre del General del Pueblo Soberano. Su arraigo con el pueblo bien pudo traducirse en aquella expresión: Hablar siempre con el pueblo, escuchar siempre al pueblo. Ezequiel Zamora viviría apenas 43 años. ¡El Cielo Encapotado anuncia tempestad! ¡Por el pueblo siempre! ¡Compañeros, ni ahora ni nunca, la vergüenza de las cadenas!

Margarita Pereira, madre de Zamora, decide partir con sus vástagos de Cúa a Villa de Cura. Allí Ezequiel instala una pulpería. Un descontento popular recorría a la patria, durante el gobierno de José Antonio Páez. La crisis económica de la década de 1840 se había producido producto de la caída internacional de los precios del café. Aquel contexto histórico social impulsa a Ezequiel a incorporarse al partido Liberal y decide participar en las elecciones de 1846 al lado de Antonio Leocadio Guzmán. El boicot del gobierno conservador impide la realización de las elecciones. La respuesta no se hizo esperar, el 7 de septiembre de 1846 se sucede la insurrección campesina, el pueblo bucólico se alzaría en armas alcanzando a toda la nación. La revuelta de Guambra se realizaría con la arenga: ¡Tierra y hombres libres! Pero la ausencia de organización, la derrota y fusilamiento del Indio Rangel y el apresamiento de Zamora hacen culminar la rebelión. Aquel alzamiento le ganó el nombre a Ezequiel Zamora de General del Pueblo Soberano. Somos la conciencia igualitaria y niveladora del pueblo venezolano alzado contra los últimos privilegios oligárquicos y dispuesto a cumplir del modo radical aquellas consignas sociales que se pretirieron y retardaron desde la independencia.

En el año 1848, Zamora es puesto en libertad por medio de una amnistía del entonces presidente electo José Tadeo Monagas. Este había roto con el paecismo. El mismo Monagas incorpora a Ezequiel a sus filas con el rango de primer comandante de las milicias. Resultaba necesario enfrentar el levantamiento de Carlos Soublette y José Antonio Páez en los llanos centrales. Se trataba de dar una respuesta al asalto del Congreso. Los caudillos regionales, en el 1849, apoyan a Monagas y El Centauro, sale derrotado en la Batalla de los Araguatos. Ello pone fin a la guerra civil de 1848-1849. ¡Marchemos federales, en recia multitud! Ahora lucharemos como un solo hombre, para ganar; para generar la más grandiosa de las victorias ¡La libertad!

Todavía se debate si Zamora tuvo esclavos. Sin embargo, en el año 1854 participa en los debates y disputas sobre la Ley de Abolición de la Esclavitud. Sus propuestas e iniciativas estuvieron dirigidas a que se les entregara las tierras productivas a los esclavos. Pero la solicitud es rechazada por la mayoría del Congreso que, no obstante, aprobó el pago de una indemnización por cada esclavo liberado. Pago que solicito el mismísimo Zamora como propietario de los mismo. Lucharemos para transformar a cada hombre en un libertador ¡Por la tierra! Nuestra victoria y nuestro heroísmo debe ser premiado con el triunfo de nuestros principios y el derrocamiento de la tiranía.

En el año 1851 el presidente José Gregorio Monagas nombró a Zamora comandante de armas de la Provincia de Coro. Siete años más tarde, en el año 1858, Julián Castro, quien era el comandante en jefe del ejército, se alza contra Monagas y lo derrota en la Revolución de Marzo. Son expulsados del país los líderes del partido Liberal, incluyendo a Zamora y a Monagas. Páez regresa al país y Julián Castro le cede el poder al partido Conservador.

Afirmaría Zamora: Luchamos para proporcionar una situación feliz a los pobres… Los pobres nada tienen que temer, no tienen nada que perder, que tiemblen los oligarcas, no habrá ricos ni pobres, la tierra es libre, es de todos. Se dice que el pensamiento socialista libertario de Pierre Joseph Proudhon influyó en Zamora. Laureano Villanueva llegó a afirmar: el General tenía ideas socialistas. También llegó a aseverar que el Liberalismo y la Federación eran entendidos por Zamora como formas políticas para que los pueblos se gobernaran a sí mismos y no para imponerles gobiernos. Me llaman el caudillo campesino, el general de los esclavos; pero les recuerdo, aquí en estas tropas no hay esclavos, todos somos hombres libres.

Desterrados y exiliados se reorganizan en las Antillas y Nueva Granada dirigidos y bajo el mando de Juan Crisóstomo Falcón. Entre tanto Zamora desembarca en Coro. Transitaba febrero de 1859. Entonces se desempeñaba como Jefe de Operaciones de Occidente. El 20 de febrero de 1859 bajo el grito de la Federación inicia la larga Guerra Federal. Se alzan en armas las provincias de Coro, Barinas, Apure. El mismo Zamora organiza un gobierno provisional de Venezuela. Transcurría el 26 de febrero de 1859. De esa manera, dirige el ejército federal. El 23 de marzo de 1859 es triunfador en la Batalla de El Palito. A partir de allí inicia su tránsito hacia los llanos occidentales. Se apodera de San Felipe, el 28 de marzo del mismo año, y organiza al estado Yaracuy. El 14 de junio de 1859 toma la plaza de Barinas. Aquí le conceden el título de Valiente Ciudadano. Las fuerzas del gobierno conservador retrocen y se instalan en San Carlos de Austria. Ezequiel Zamora invade a Guanare y a Barquisimeto, pero se refugia en Portuguesa. Un nada desestimable botín le acompaña.

El 10 de diciembre de 1859 comienza la Batalla de Santa Inés. El ejército conservador es derrotado. Ello constituyó una victoria decisiva en el proceso de la Guerra Federal. Luego de Santa Inés, Zamora emprende el camino hacia Caracas, pero en el ínterin decide atacar San Carlos, cuya plaza estaría defendida por el comandante Benito Figueredo con 700 hombres al mando. Es precisamente en San Carlos del estado Cojedes donde será asesinado el General Zamora. El 10 de enero de 1860. Transitaba los 42 años. Ya para 1846, tenía el rango de General con apenas 29 años de edad. En el año 1849, alcanza el grado de Primer Comandante de Milicias y en el 1851, dos años después, ostenta el grado de Comandante de Armas de la Provincia de Coro. Entre el 1856 al 1860 ejerce el grado de Jefe de Operaciones del Ejército Federal Occidente. Encabeza la insurrección campesina del año 1846.

"La federación encierra en el seno de su poder

el remedio de todos los males de la patria.

No, no es que los remedia; es que los hará imposibles".

"La conciencia de nuestros derechos y nuestro valor

harán simultáneo, decisivo y omnipotente el movimiento

de los pueblos de Venezuela por la última y

más gloriosa de sus conquistas: el sistema federal".

Venezuela y el proceso Bolivariano dignifica al General del Pueblo Soberano. Ezequiel Zamora sería esencialmente un estratega militar y líder político, que emprendería la lucha por la reivindicación de los derechos de los campesinos y de las clases sociales explotadas y humildes de la Venezuela de entonces. Rememorar al general como personaje destacadísimo en el marco de la Guerra Federal, (1859-1863), significa reivindicar a un patriota que ha sido sistemáticamente soslayado, ofendido por las clases dominantes y por los políticos de la derecha. En el año 2020 se cumplen 203 años de su natalicio, el 1 de febrero. Hijo de Alejandro Zamora, quien participa en la Guerra de Independencia y muere combatiendo como un soldado de la causa patriota. Su madre una fémina aguerrida y defensora de los ideas y causas independentistas: Paula Correa.

Se ha dicho de Ezequiel Zamora: Luchador incansable; su pelea contra del latifundio y la oligarquía venezolana estaba inspirada en la búsqueda de un estado de justicia social e igualdad para toda la población campesina. La fundamentación conceptual-histórica y filosófica de la Revolución Bolivariana tiene una de sus tres raíces y es precisamente, junto al pensamiento Bolivariano, Robinsoniano, está el Zamorano. General del Pueblo Soberano, un salto a la inmortalidad le pertenece. Su ejemplo es uno de los más significativos legados revolucionarios. Líder y estratega militar venezolano. Reivindicamos tu memoria histórica, tus ejemplos. Evocamos tus batallas por los derechos de los campesinos. Si tenemos que emprender otra Guerra Larga serás nuestro siempre General del Pueblo Soberano. Tierras y hombres libres para siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1077 veces.



Efraín Valenzuela

Católico, comunista, bolivariano y chavista. Caraqueño de la parroquia 23 de Enero, donde desde pequeño anduvo metido en peos. Especializado en Legislación Cultural, Cultura Festiva, Municipio y Cultura y Religiosidad Popular.

 efrainvalentutor@gmail.com

Visite el perfil de Efraín Valenzuela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Efraín Valenzuela

Efraín Valenzuela

Más artículos de este autor