Venezuela: bella por dentro y por fuera

"No debe haber sectarismo posible cuando se trata de un esfuerzo como el que estamos haciendo, en el cual lo importante es el colectivo mucho más que el protagonismo de alguien".

Hugo Rafael Chávez Frías

(Palacio de Miraflores, 24 de febrero de 2006)

Es innegable que ante el manifiesto ataque del imperio norteamericano contra nuestro país, arreciado por un injusto bloqueo aprobado por el Presidente Donald Trump, el pueblo venezolano ha reaccionado con más unidad y con un firme impulso dado por el Gobierno Revolucionario del Presidente Nicolás Maduro, para alcanzar una mayor productividad.

Existe una sentencia que señala: "los pueblos se crecen en las dificultades". Esto es precisamente lo que ocurre con el pueblo venezolano, el cual resiste estoicamente ante la guerra económica y los ataques de una oposición - enloquecida y lacaya – que no descansa desde la llegada al poder de nuestro Comandante Hugo Chávez, en diciembre de 1998.

La lucha ha continuado tenaz e incansable bajo el liderazgo del Presidente Nicolás Maduro, quien además ha tenido que enfrentar con buen pulso y con el apoyo de la unión cívico – militar, los frecuentes ataques de los enemigos, quienes desde el exterior y desde nuestro propio país, tratan de destruir los sueños de libertad y las conquistas de la Revolución Bolivariana.

Gracias a un esfuerzo inmensurable, el Estado venezolano ha respondido a los mandatos y al legado del Comandante Hugo Chávez, quien marcó los lineamientos de la Revolución Bolivariana, no sólo en el Plan de la Patria sino el sentir del pueblo venezolano, quien resiste con valor los ataques de los eternos enemigos de la "Estrella del Sur".

Uno de los proyectos que actualmente han sido puestos en marcha en Venezuela son las misiones; programas sociales que nacieron bajo el calor del Comandante Chávez y que ahora ha continuado el Presidente Obrero Nicolás Maduro, quien ha creado nuevas misiones como, por ejemplo, la Misión "Venezuela Bella".

Esta última misión se ha puesto en marcha en más de 100 ciudades del país, con la restauración de importantes avenidas, edificios, museos históricos, iglesias y plazas que ofrecen otra semblanza o un mayor colorido, junto a nuestros incomparables paisajes naturales que amamos todos los habitantes de las diferentes poblaciones de Venezuela.

En realidad las manifestaciones que por un profundo sentimiento de amor por la Patria son algo más que una canción, lo cual nos motiva a decir "Llevo tú luz y tu aroma en mi piel y el cuatro en el corazón"; canción que se ha convertido en un verdadero himno popular.

Hoy el sentimiento profundo de Patria debe rebasar y superar el odio de los enemigos internos y externos, quienes se han prestado, a oscuros intereses, para traicionar los valores y hasta el orgullo de ser venezolanos.

Otros - quienes se fueron con su odio al imperio - lanzan desde allí sus destellos de desespero y sus ansias manifiestas de seguir siendo lacayos y perritos falderos del Norte.

Si bien la Misión "Venezuela Bella" cuenta con valiosos recursos destinados para restaurar y mejorar el paisaje urbano del país, como una buena intención, esta debe trascender y mostrar obras más allá de una pintura o de una acción cosmética, tal como lo dijimos desde el mismo momento en que fue creada la citada Misión por el Presidente Maduro.

En escritos publicados a través de los medios de comunicación dijimos que "no queríamos ser pájaros de mal agüero" ante el nacimiento de esta nueva Misión, pero a la vez manifestamos que el secreto estaba en el seguimiento correcto al uso y a la inversión de los citados recursos.

No podemos desperdiciar esta magnífica oportunidad – a pesar de la crisis - de contar con este abultado presupuesto en euros y bolívares soberanos, para rescatar avenidas, monumentos, plazas y edificaciones históricas, que en la mayoría de los casos, estaban olvidadas y desaparecían por la falta de mantenimiento en todo el país.

Al igual que la Misión Vivienda, creada por el Presidente Chávez y la cual ha sido exitosa, no podemos descuidarla y mucho menos bajar la calidad en su construcción o la belleza de sus diseños.

En el caso de la Misión Venezuela Bella; si bien es cierto el Presidente Maduro no puede andar por todas las ciudades del país supervisándola, por ahora se tiene que conformar con las imágenes maquilladas que le envían algunos Alcaldes y gobernadores a través de la TV.

Para bien del uso equilibrado de los recursos invertidos, que son cuantiosos, la coordinadora de la Misión Jacqueline Farías, debería hacer una gira sorpresa por todos los estados del país y observar de manera directa, el avance de las obras y contrastarlas con los recursos destinados en los presupuestos para su ejecución.

En el caso de las viviendas (Misión Vivienda) se debe mantener la selección óptima y la calidad de los materiales de construcción, al igual que la calidad de sus acabados y diseños, muchos ejecutados con la participación extranjera (China, Irán y Turquía).

La preocupación por una Venezuela Bella va mucho más allá del maquillaje. Somos los propios venezolanos quienes debemos cuidarla y utilizar los instrumentos legales o constitucionales que tenemos, para hacer contraloría social y cuidar su buena ejecución y el correcto uso de los recursos que pertenecen a todos los hijos de la Patria de Bolívar.

Debemos evitar que se repita la historia del pasado. Es decir, impedir a toda costa que empresas de maletín y venezolanos de mal corazón, desde el exterior o desde nuestro propio país - amantes de una invasión - impidan el éxito de la Misión "Venezuela Bella".

Los traidores a la Patria o lacayos del imperio, junto a la quinta columna, sólo quieren aprovecharse de los recursos de la Revolución para desviarlos a sus bolsillos, gracias a la corrupción que siempre han practicado.

Venezuela debe ser bella por dentro y por fuera. Por eso pedimos al Presidente Nicolás Maduro que este mosca y pendiente con quienes le ofrecen a través de los videos o transmisiones de TV (incluso gobernadores o alcaldes), obras resplandecientes con maticas ornamentales de todos los colores, al igual que amplias camineras y avenidas, remozadas con pintura a granel.

¡Ojo pelao Presidente! que no le metan gato por liebre y mucho menos, que le muestren imágenes por TV con escenografías de maquetas y fachadas de la Misión "Venezuela Bella".

Por el bien del país Presidente Maduro, deseamos de todo corazón que no le sigan mostrando imágenes con ranchos remozados por la Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor, al peor estilo de la IV República, con la solapada intención de abultar así las cifras y las estadísticas de la exitosa Misión Vivienda.

¡Alerta Presidente! queremos de verdad verdad, una Venezuela bella por dentro y por fuera. El ejemplo de una auténtica "Venezuela Bella" lo tenemos en el estado La Guaira, con el Gral. García Carneiro, un verdadero ejemplo a seguir por toda Venezuela.

¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 665 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a281816.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO