El Proverbio socialista chino del Pescador y la visión socialistoide del señor Perdomo

De acuerdo al proverbio chino, cuando "se enseña a pescar", es necesario los implementos de pesca, la caña, la carnada, el bote, ciertas condiciones para enseñarle a pescar al pescador, hacerlo profesional, darle orientación, inducirlo a dominar la ciencia y el arte de pescar, nos preguntamos si es realmente lo que nos quiere decir el señor Perdomo, acerca de lo que es socialismo, porque de serlo, los implementos de trabajo deben estar en manos del pescador y de quien aprende el oficio, no en manos extrañas, en nuestro caso de "capitalistas", quienes monopolizan los medios de producción y tan solo prestan los implementos de trabajo para que les trabajes, quedando el pescador pescando para otros y no pescando para así después de haber aprendido el duro oficio de la pesca.

¿Habrá comprendido el señor Perdomo el proverbio chino, que en el capitalismo quienes aprenden a pescar terminan no pescando para si, sino pescando para los demás?, al menos eso creo, según la visión socialistoide se proclama la propiedad privada, entonces dice: "Yo creo que este modelo socialista en Venezuela para que no fracase, debe reformarse y adaptarlo a los tiempos reales de este siglo XXI, coexistiendo con el sistema capitalista como fuente de riqueza y de ingresos pero con leyes justas que le den bienestar al pueblo venezolano". Hay que ilústralo a este señor, la propiedad privada no es eterna, se sujeta a las leyes públicas, es susceptible de expropiación por utilidad pública, no lo olvide, esa "coexistencia" debe coadyuvar hacia la transición al socialismo, hacia el empoderamiento democrático, socialista de los trabajadores de "la caña de pescar", así como de los frutos del trabajo gradualmente. Y no trata de "Reformas", se trata de más socialismo, más poder para los trabajadores para que dominen la ciencia del gobierno, la gerencia de la producción, esto es lo que se debe aprender, "aprender a pescar" de acuerdo con el proverbio chino.

Existe una verdad insoslayable, discutir sobre socialismo en teoría es muy distinto a discutir sobre socialismo en la práctica, ahora bien, pregonar el socialismo y hacer otra cosa es muy distinto a lo que dice en teoría, no es lo mismo el cristianismo de los que muchos pregonan de ser cristiano, muy lejos están de la doctrina de Cristo, de la misma manera una cosa es la doctrina del comunismo científico y otra propagar a "los cuatro vientos" en la práctica, del dicho al hecho hay mucho trecho dice el pueblo, y esto es lo que se viene discutiendo en el país, a lo mejor no nos ponemos de acuerdo en lo que a discusión se refiere teórica se refiere, ¿qué cosa es el socialismo?.

Una discusión falso positiva sobre el socialismo socialistoide

En teoría la doctrina de los clásicos, de Marx, Engels y Lenin está clara, nos indican el camino, es la brújula, pero en la práctica se hace otra cosa, lo mejor que pueda alcanzar nuestra humanidad o nos desviamos de los mismos principios, de manera que los críticos del socialismo, en especial del "socialismo comunistoide"* o "socialistoide", cuestionan la praxis del socialismo, muchas veces con aparentes razones, desprecian la teoría, debaten sobre una materia que no es, también el gobierno da justificaciones, la coyuntura económica y política le añaden propiedades o argumentos de sobra que no se corresponde con la teoría del socialismo, diría que se debate con "ideas fantasmagórica" o ideas falsas o distorsionadas del pasado, del socialismo real del siglo XX, para concluir con un falsopositivo, argumentos insostenible a luz de la doctrina del socialismo científico.

Comenzaré por la definición teórica de mi colega Edgar Perdomo, el mismo señor Perdomo que en el anterior artículo** señaló que "el antimperialismo es Venezuela" al cual calificó de "un mojón de la revolución bolivariana", para señalar que es mentira "el antimperialismo", no existe tal antimperialismo, por consiguiente las sanciones de Trump no existen, son un invento del gobierno, que "la opción militar" de Trump a poner en práctica en Venezuela mediante la intervención encubierta o no, a través de las agresiones o guerra de V Generación es fantasía del socialismo bolivariano y por tanto, que la crisis económica de Venezuela es una crisis humanitaria, un desastre creado por la gestión de Maduro, es falso que haya sido inducido por el imperialismo, la oligarquía en complicidad con gobiernos vecinos, en espacial el gobierno colombiano. Negar esto es "estar ciego de bola", existe una estrecha relación entre el antimperialismo y el socialismo, puesto que no se puede lograrlo sino es enfrentarlo al poder necolonial, a quien pretende frenarlo, distorsionarlo, crear las excusas perfectas para agredirlo y matar la criatura al nacer, ya eso es historia en la antigua URSS como en los hechos mas reciente, en Libia y otros países.

Esta vez nuestro colega apuntar a discernir sobre el socialismo verdadero, dice tener una experiencia de 50 años sobre la materia para llegar a la conclusión de "adjurar del socialismo, de la ideología del socialismo", ¡vaya que perdida!, ya lo conocemos, todos sus artículos lo delatan de lo que no ha sido en la vida, y es que según el trovador cubano, "los hombres que luchan toda una vida son los imprescindibles", así que nuestro colega es prescindible en esta lucha del socialismo contra el capitalismo, no lo necesitamos, pero nuestra discusión "no es personal", respetamos su ideología sea socialcristiana o nó, eso no tiene importancia por ahora, lo que queremos conocer es su concepto del socialismo del cual ha adjurado. Comenzamos con una discusión teórica sobre el socialismo del señor Perdomo para luego pasar a una segunda etapa, en un segundo artículo, discutir los aspectos prácticos del socialismo en la revolución bolivariana.

Acerquémonos al "socialismo comunistoide" a esa visión distorsionada del socialismo, el "socialismo militar totalitario que señala Perdomo de la revolución bolivariana, "el socialismo de Estado", esa "visión socialistoide del socialismo" y que opone su concepto de lo que supone debería ser, afirma: "Un socialismo democrático se entiende, como algo contario al comunismo ya que son dos cosas muy distinta, porque en el comunismo (como el gobierno de Cuba, y Corea del Norte) su ideología es la eliminación de la propiedad privada, donde todo está controlado por el Estado, mientras que el socialismo democrático y moderno es un sistema que combina la propiedad privada y los monopolios estatales, porque este sistema busca que todos tengan las mismas oportunidades ,y que el dinero que se gane sea acorde al trabajo realizado, mientras que en el comunismo no hay distinción de clases porque todos son pobres salvo los gobernantes, ya que el comunismo es un fábrica de pobres muy eficiente".

Resulta que este caballero incansable crítico de la revolución bolivariana, nos ilustra que el "socialismo es contrario al comunismo", señala a Cuba y Corea del Norte de comunista, ¡vaya que ingenuidad!, que "la propiedad privada está eliminada" en el comunismo. Como se ve que este critico no hay leído ni siquiera "El Manifiesto Comunista", se parece mucho al señor Andrés de Chene, como pecan de ignorantes, no es posible vivir el siglo XX, sobrevivir al XXI, y desconocer "El Manifiesto" es como decir que desconocen la Biblia, confunden a sus lectores, debemos cuestionar sus "verdades falsopositivas", la pos verdad de la que hacen uso, sepa señor Perdomo que el comunismo es una sola etapa, pero antes hay que pasar por etapas transitorias, más o menos largas, de eso dependerá la conciencia de cada pueblo, la primera etapa del comunismo es el socialismo, diría la primera fase, aquí no se elimina del todo la propiedad privada, para su satisfacción, es gradual, coexiste, es una transición, como tampoco desaparece el mercado ni el Estado, en cambio es verdad que en el comunismo si, la propiedad privada no hace falta, ella desaparece puesto que la propiedad adquirida fruto del trabajo, del esfuerzo personal, esa propiedad es la que sobrevive.

En capitalismo, el pez más grande se come al chico

El problema clave es "la propiedad privada" como un problema neurálgico para comprender el comunismo, sabemos que en el comunismo desaparece, pero no así en su primera etapa, el socialismo, el capitalismo se encarga de ello, prepara todo el escenario, el progreso de la industria, de las corporaciones y su papel como monopolios, así mismo el rol que juega el imperialismo moderno, arrasa con la propiedad privada de miles y millones de campesinos, con la propiedad del pequeño comerciante, del mediano o pequeño productor, en una palabra con el pequeño burgués sometiéndolo a las leyes del mercado, "el pez más grande se traga al pequeño", la ley de los monopolios encarnadas en las corporaciones, son las mismas leyes de centralización y concentración del capital que activan las fusiones y absorciones, de manera que el capitalismo industrializado, corporativo somete a los países, subyugan las naciones, las subordina a sus intereses, los coloca a trabajar para sus fines, quiere decir que los convierte en naciones proletarias, empobrece a los pueblos, los expropia, privatiza sus recursos y hace una fábrica de pobres países en el mundo, en parias del mundo, sino vuelva la mirada hacia África, siglos de explotación de la cuna de la civilización ahora emigrantes forzosos a Europa, huyendo de la guerra, ni qué decir del capitalismo en América Latina, el continente cuyo capitalismo dependiente fabrica más desigualdad social del mundo, más pobreza social de acuerdo con la Cepal.

El comunismo y el socialismo socialistoide de Perdomo

Pero volvamos al socialismo, según esta visión "socialistoide" de Perdomo, se descubre que Cuba y Corea del Norte son comunistas, y lo son, una cosa es que digan serlo, porque en definitiva han construido el socialismo, y otra cosa es que hayan llegado finalmente a su segunda fase, al comunismo, cosa absurda, no es cierto, puesto que el mercado existe en estas sociedades además del Estado, sino fíjense en los aparatos de defensa, los ejércitos, las tropas militares, todo esto existe como Estado para defender al socialismo de las agresiones imperialistas, mientras exista el imperialismo el Estado no desaparecerá en ningún país que se declare comunista, en tanto el comunismo tampoco existirá, excepto los procesos que democratizan las funciones públicas, que paulatinamente las va asumiendo el poder popular, el pueblo organizado ejerciendo la voluntad pública, la voluntad de la nación. En el comunismo desaparece el Estado.

Sigamos analizando la visión socialistoide de Perdomo sobre el socialismo a lo que aspira como tal, es "el socialismo democrático y moderno es un sistema que combina la propiedad privada y los monopolios estatales, ….", parece ahí, nuestro colega nos habla de "socialismo democrático", una especie de visión socialista eurocentrista, donde pese a que han llegado al Poder los socialistoide europeos en Francia, España. Alemania, entre otros, nunca han cuestionado la propiedad privada capitalista, han hecho reformas, y han terminado expulsados del poder por el mismo pueblo con su visión de socialismo que de democrático no tienen nada, ni siquiera han llegado a cuestionar la democracia representativa, el liberalismo, por eso sirvieron solo para defraudar al pueblo europeo, la derecha volvió al poder, en particular la ultraderecha y es lo que se vive hoy en Europa.

Una distorsión de esa visión de Perdomo es creer que un "socialismo moderno combina la propiedad privada y los monopolios estatales", a ver como se menea esto, tenemos un país como Venezuela donde existe la propiedad mixta, pública y privada, no está en duda, pero afirmar que lo moderno del socialismo es esa extraña combinación donde rige los monopolios estatales, sin control popular, sin participación del pueblo, es un "socialismo estatista", donde no cabe participación del pueblo en esa combinación, socialismo es de por si antidemocrático, basta apreciar que socialismo es participación del pueblo en los asuntos públicos, sociales, económicos, políticos y culturales, socialismo es democracia como democracia es socialismo, el socialismo no puede ser "totalitario, militarista" por consiguiente teniendo en cuenta el protagonismo del pueblo, la participación popular, la nación es una, un solo cuerpo social, la unidad nacional. El pueblo lo es todo, unidad cívico-militar.

Remata Perdomo que para él, el socialismo es un "….sistema busca que todos tengan las mismas oportunidades, y que el dinero que se gane sea acorde al trabajo realizado, mientras que en el comunismo no hay distinción de clases porque todos son pobres salvo los gobernantes, ya que el comunismo es un fábrica de pobres muy eficiente". Señor Perdomo, no engañe abiertamente, el socialismo no le es suficiente que todos tengamos "las mismas oportunidades", fácticamente en el derecho positivo se ha refrendado las desigualdades históricas, las desigualdades sociales, de manera que no pueden ser iguales los ciudadanos, no pueden alcanzar los mismos derechos, en el capitalismo, la propiedad privada impone su fuerza, su poder avasallador, su riqueza acumulada, ningún trabajador puede tener las mismas oportunidades con los burgueses. Por eso Bolívar para resolver este problema, del hombre en libertad, se propuso cuestionar las leyes liberales, propuso, aplicar una "Política Fáctica" que otorgase a la sociedad "condiciones" que permitiese igualar a los hombres, puesto que por naturaleza nacen desiguales, igualmente por la misma sociedad histórica, resultado de la división social del trabajo, han nacido desiguales. El socialismo es igualdad de oportunidades e igualdad de condiciones para el desarrollo del hombre libre en sociedad.

El peor error de Perdomo en su cálculo político sobre el socialismo, es hacer creer que los resultados del trabajo, producto de esa extraña combinación, propiedad privada (capitalismo monopolista) y monopolio estatista, en dicha sociedad, "todos tengan las mismas oportunidades, y que el dinero que se gane sea acorde al trabajo realizado", pues bien quien trabaja en esa extraña sociedad hibrida de monopolios privados y públicos no le alcanza para vivir, porque no se remunera acorde al trabajo realizado, se explota el trabajo, se desvía del principio socialista, es decir de acuerdo a la norma del socialismo, "a cada quien según su trabajo y a cada quien según su capacidad", los frutos del trabajo no se socializan el trabajador no se apropia de su trabajo, sino veamos la distorsión que se ha creado, el socialismo que usted cuestiona, no existe señor Perdomo, usted se debate con fantasmas del socialismo, le repito una cosa se propaga y otra cosa se hace, pero usted lo asume como cierto el socialismo de la revolución bolivariana, cuestiona desde la idea de lo que no es socialismo hasta ahora.

Finalmente sobre el comunismo acusa nuestro sociolisto se cree que, "…..en el comunismo no hay distinción de clases porque todos son pobres salvo los gobernantes, ya que el comunismo es un fábrica de pobres muy eficiente". Vaya exabrupto por no decir otra cosa, si en el comunismo no hay clases sociales, cosa cierta, como dice luego afirma que hay gobernantes y gobernados, dirigentes y dirigidos, quiere decir que "si hay clases sociales", por tanto no estamos en presencia del comunismo, si es que no se eliminan las clases sociales, de igual manera, si digo que en el comunismo no hay clases sociales porque "todos son pobres" y agrego "salvo los gobernantes", entonces no estoy en presencia del comunismo, porque mientras unos sean ricos y otros pobres hay clases sociales, hay gobernantes y gobernados, existe el Estado, y en el comunismo no hay clases sociales, ni Estado, no hay diferencias sociales, de posición con respecto al modo de producción, sobre todo de posición dirigente frente a la sociedad, quienes dirigen la producción y el Estado. Se concluye la sociedad de clases son "fábricas de pobreza" en tanto que el comunismo no puede serlo.

La segunda conclusión practica es que la revolución bolivariana es socialista, inclusiva, socialista, no quiere decir que llegamos al socialismo, tan solo es una construcción, una tendencia política que ha logrado recuperar a la población hasta un lapso histórico, hoy todas esas conquistas sociales y económicas como políticas se ven amenazadas por las políticas agresivas del capitalismo, la creación de escasez, del acaparamiento, de la especulación, del ataque a la moneda nacional, de las sanciones económicas, de la caída de los precios del petróleo, en una palabra el imperialismo y la burguesía nacional juegan sucio en la política. Hasta ahora, el gobierno de Maduro no ha dado respuesta a esa panoplia de medios que socavan los logros de los últimos dieciochos años, que chantajean electoralmente a la población y que la extorsionan con fines políticos, enrostrándole la crisis económica como si fuera una causa del socialismo cuando detrás de bastidores, está el teatro del capitalismo.

Notas:

*Véase; Acosta, A.., "Un toque gerencial: el socialismo comunistoide de Andrés de Chene", https://www.aporrea.org/ideologia/a252813.html

**Véase; Acosta, A., "El mojón de la revolución antimperialista de Perdomo", https://www.aporrea.org/ideologia/a252856.html

Fuente consultada:

Perdomo Arzola, Edgar, "Venezuela es hoy: ¿Una fábrica de hacer pobreza?", Aporrea, 04/10/2017











 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 778 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a253205.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO