El arado y el mar

Gran éxito de la primera reunión de la Comisión Preparatoria para la Constituyente Chavista

La reunión se dio en un ambiente propicio, a la orilla del mar, lejos de peligros y tentaciones, todo dispuesto para la reflexión. Asistieron representaciones de 12 estados y la Comisión Preparatoria en pleno. No dudamos en calificar la reunión de histórica, el Chavismo se reconoce a sí mismo, da así el primer paso para retomar el camino extraviado. 

La reunión, por razones obvias, se mantiene con suma discreción, sin embargo, a nosotros llegaron líneas esenciales de la discusión. Las trasladamos confiados en no cometer una ligereza que ponga en riesgo el trabajo de la Comisión.

La agenda fue muy rica y no alcanzó el tiempo para agotarla: el desarrollo del primer punto estuvo a cargo de un experimentado miembro de la Dirección Nacional del PSUV: 

“Las clases sociales, la lucha por la conducción de la sociedad y el papel del Chavismo. La necesidad de una Constituyente en la coyuntura actual para retomar el papel dirigente”. 

El debate fue intenso, las ideas abundantes, se señalaron errores y aciertos, y se concluyó en un comité que elabore una propuesta para el Congreso Constituyente del Chavismo a realizarse el 23 de noviembre.

En el segundo punto se elaboró un documento con la posición de la Comisión Preparatoria, aquí la discusión fue ácida, pero al final se aprobó el documento por unanimidad. Los puntos más resaltantes son: no es un movimiento divisionista; se apoya al Presidente Maduro y se le insta a retomar la senda socialista, única manera de defender al gobierno y a la Revolución. 

El tercer punto fue el estudio de Plan de la Patria, se acordó proponer al gobierno la edición de millones de ejemplares del mismo junto al discurso de Chávez en ocasión de su presentación en el CNE; estudiar los escritos de Miguel Enríquez, el dirigente chileno que advirtió a Allende del peligro reformista.

El cuarto se consumió discutiendo formas organizativas, la conclusión fue fortalecer las organizaciones propias del PSUV, construir una vanguardia que agrupe a los mejores militantes, a los más desprendidos, a los primeros a la hora del sacrificio y los últimos a la hora de los beneficios.

El quinto punto, recomendar a la dirección del PSUV una separación entre partido y gobierno, sobre todo en la dirección. Esto permitiría elevar el espíritu crítico que tanta falta ha hecho y reafirmaría el papel contralor que se diluye si controlado y controlador se funden en una sola persona.

En el  sexto punto no hubo consenso, quedó pendiente para la próxima reunión, que será en Mérida. Se trataba de la conveniencia de hacer del conocimiento público la constitución de la Comisión Preparatoria y su trabajo. Se impuso la tesis de la discreción. 

Por último, se acordó por unanimidad enviar a la dirección del PSUV copia de los acuerdos.

Como se comprende, hay motivos para estar alegres, la existencia de esta Comisión Preparatoria de una Constituyente Chavista nos habla de un gran espíritu reflexivo en la Dirección. La reunión indica pasos, pensamientos, argumentos en la vía de la revisión y la rectificación. Estamos seguros de que por este camino se seguirán cosechando avances.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2525 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a235064.htmlCd0NV CAC = Y co = US