Los estados modulares. Cambiemos el criterio provincial

Desde los tiempos del Imperio Romano, provincia ha significado estado sometido. Este criterio resulta ya obsoleto y desfasado con los modernos y bolivarianos tiempos presentes.

Tradicionalmente, el Estado venezolano de las 4 repúblicas predecesoras ha concentrado el poder político y económico en la metrópolis, como fiel emulación tomada de los países imperiales que dieron en llamar provincias a los estados vencidos. El caso nuestro lo heredamos limpiamente de España y esta de Roma.

"Venezuela es Caracas y lo demás es monte y culebra", así recogió el pueblo la reiterada discriminación entre ciudadanos de primera y segunda categorías que ha reinado en nuestra "Provincia española" ( compuesta de otras "provincias" ya liberadas) hasta la hoy República Bolivariana de Venezuela en pleno proceso de configuración socialista del país, de sus nuevas instituciones, costumbres y modo de vida en general.

Ese arcano tratamiento discriminatorio y opresivo debe ir cambiando. Una manera expedita para transitar hacia ese cambio y dejar atrás el provinciano criterio de una metrópolis y otros estados sometidos a esta pudiera ser que el gobierno vaya transformando a profundidad y uno por uno las provincias actuales, los actuales estados provinciales.

Se tomaría un estado piloto, este se modernizaría socialistamente, y luego otro y otros hasta equipararlos en la modernidad de la nueva república bolivariana y socialista que estamos formando con el desequilibrio actual que hasta ahora se ha limitado a ensayarlo primero en Caracas y luego en algunos estados con algunos progresos allá, otros acá.

La soberanía, la independencia y la unión se logrará plenamente cuando las actuales y separadas provincias se constituyan en metrópolis sin nada que envidiarle a la capital.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 952 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: