Quien no tiene liderazgo, al menos, debe tener plena consciencia de ello

Para muchos expertos en la materia; incluyendo el área militar; se entiende y es generalmente aceptado que: el liderazgo, es un arte, capacidad, condiciones y características naturales, que posee una persona, para guiar, influenciar, comandar y conducir a otras personas bajo su responsabilidad; todo esto desde las bases formales de las teorías hasta ahora esgrimidas por los investigadores e investigadoras en la materia. Ahora bien; si bien es muy cierto que todo eso es una realidad; no es menos cierto, que así como se define, científicamente y de acuerdo con todo los parámetros, y protocolos metodológicos de la investigación, el significado y definición del concepto liderazgo, se debe entender de esa forma, debemos también aceptar, que existe una forma empírica de asumir y aceptar, la interpretación desde el ámbito comunitario y popular de ese mismo concepto como lo es el LIDERAZGO COMUNITARIO, y de esa manera asumirlo como un fenómenos político, social y cultural de nuestra, querida y amada patria Venezuela...

En ese sentido y en virtud, de nuestras condiciones histriónicas comunitaria “DETODEDOS” (es la persona que sin saber hacer un coño hace de todo en nuestras comunidades y así se gana la vida); en fin, lo cierto del caso, es que, como seguramente, y estoy absolutamente convencido, de que eso fue así, de que por el titulo, muchos pensaron que los cañones, espadas y las bayonetas, estaban apuntadas hacia mi camarada y hermano sobrevenido NICOLAS MADURO MOROS; y pues no, los y las que pensaron semejante barbaridad, se han pelado, ciertamente hay muchas cosas que reprocharles al camarada presidente, tal y como en su momentos se los reprochamos al papa de los helados de la revolución bolivariana HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, porque tan igual como CHAVEZ, nuestro hermano NICOLAS MADURO, le ha tocado lidiar, amigos, enemigos, adversarios y racioneros, en el acontecer diario de su cortísima gestión como presidente, aunque muchos y muchas alegaran, que ya había un plan trazado y un camino comenzado; sin embargo es menester, que no debe haber sido nada facil, en tratar de caminar sobre los zapatos de HUGO CHAVEZ, nadie que allá conocido a ese monstruoso del autentico y genuino significado del concepto LIDERAZGO, puede solicitarle tan descabellado milagro, a nuestra camarada, hermano presidente NICOLAS MADURO...prosigo con el cuento...

...Lo verdaderamente cierto del caso, es que cuando me refiero a la conciencia que deben tener, las personas que en la actualidad, se están metiendo en el mojón de que ellos y ellas son los sustitutos y sustitutas del liderazgo que ausente nos dejo HUGO CHAVEZ, deberían retornar a la realidad, porque mas temprano que tarde, los tiempos de Dios, harán realidad lo perfectible de su razón de ser, y luego entonces, tendríamos que ir buscando una nueva ciudad capital para nuestra patria, porque no habrá espacio en caracas para depositar tanto llanto, cuando los habitantes de esta ciudad, tengamos que dar el ejemplo, a que nos insta nuestro himno nacional...y como para que no todo se quede ahí, permítanme parafrasearles, al tiempo de recordarles, palabras mas, palabras menos, algo que en su oportunidad, llego a decir el gran JESUS ROMERO ANSELMI, en una entrevista con (que lastima) Vanessa Davis; Chucho Romero dijo algo así como esto: (OJO, no es textual)

...no debemos seguir construyendo dioses mediáticos, porque le estaríamos haciendo un gran daño al proceso revolucionario, y estaríamos condenando a la extinción a los verdaderos y auténticos lideres comunitarios, que desde hace muchos años viene haciendo un trabajo, dentro de nuestros sectores populares, desde hace muchos años y nunca fueron reconocidos, hoy la revolución debe reivindicarlos...

...algo asi, o muy parecido a esto dijo “CHUCHO ROMERO”; por lo que estimo que nuestros dirigentes, que de esa cosa, si lo podemos catalogar, deberían al menos reconocer, que no son tales, y por lo cual deberían permitir el paso a la oportunidad, de que vuelva a florecer la figura emblemática de los liderazgo comunitarios, es decir, permitirle el paso al caudal humano inmenso de nuestras comunidades, de personas altamente capacitadas, para emprender y desarrollar las nuevas estructuras políticas, para la creación de un sistema político acorde con las nuevas realidades de nuestros tiempos, para llevarle “la mayor suma de felicidad posible a nuestro pueblo”; y no la restitución, remodelación y maquillaje, para restablecer un sistema político obsoleto ya fracasado...piénsenlo, y ya déjense de cosas...

Hay todo un pueblo expectante ¡cuidado! Con las equivocaciones, pues sabemos a donde terminan todas ellas.

CHAVEZ vive, en la consciencia y en la memoria de todos los pueblos pobres del mundo


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2005 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: