El sentido de la coyuntura nacional (febrero-julio/2014)

En otros términos podríamos plantearnos una caracterizacion de la coyuntura nacional, estructurada a partir de los eventos desencadenados con los hechos violentos ocurridos en el Ministerio Público el 12 de febrero del año en curso y con la notificación pública, desde los grupos de la ultraderecha, de la activación de la denominada "Salida" como un plan conspirativo orientado a la destrucción sangrienta de la institucionalidad democrática bolivariana.

La caracterización de un corte temporal se refiere a las características principales de un tramo histórico determinado.

Antes de relacionarlas, conviene saber que la actual etapa es una coyuntura que reúne un conjunto de circunstancias contingentes y cambiantes que determinan la situación en que nos encontramos, de un amplio debate ideológico y político a propósito de la preparación del Tercer Congreso del Psuv. Se trata de un conjunto de procesos que se afectan entre si. Los ciudadanos, los militantes revolucionarios, los líderes populares, los intelectuales, debemos considerar varios niveles para el pensar político. El de los procesos de cambio profundo de un modelo de rentismo petrolero y de un Estado plagado de burocratismo y corrupción, en la perspectiva de una transición postcapitalista, y el de la coyuntura como escenario de cruce de tales procesos. En tanto resultante dinámica de los procesos y fuerzas de las que surge la coyuntura experimenta mutaciones notables. Por momentos se debilita, y por momentos se torna poderosa, subsumiendo en metabolísmos a los mismos procesos que le dieron origen. Pero lo esencial es ver cómo opera la noción en la práctica concreta de los colectivos revolucionarios y sus liderazgos, en las prácticas del pensar/actuar adecuado y pertinente en que participamos para evitar que tanta hojarasca epistolar y tanta verborrea y discrusividad desatinada confunda y desvié la mente de millones de militantes del socialismo revolucionario. Es lo que le da trascendencia a la voz esclarecida y firme del Presidente Nicolas Maduro, el conductor en pleno ejercicio de la sociedad y el Estado.

Las principales tendencias y características de la coyuntura se refieren a los siguientes aspectos:

Primero. El duro impacto en la psiquis y en la mentalidad del pueblo venezolano ocasionado por la muerte de su lider conductor, el Presidente Hugo Chávez, quien marcó de manera profunda el rumbo histórico de la nación soberano, democrática y popular en el siglo XXI.

Segundo. La elección del Presidente Nicolas Maduro como el sucesor de Hugo Chávez, encargado de la continuidad del proceso de transformación radical de Venezuela, para superar el capitalismo y el Estado rentista corrupto. Cuyo liderazgo se ha consolidado de manera acelerada por todo el conjunto de la sociedad.

Tercero. La deriva violenta y sanguinaria de la Oposición ultraderechista, colocada al margen de la Constitución política y asociada a poderes imperiales globales para destruir el Estado democrático nacional.

Cuarto. La crisis económica interna derivada de la crisis financiera global que ocurre desde el año 2008 cuando cayó Lehman Brother, el gigante bancario norteamericano provocando una bancarrota mundial descomunal, ocultada por la red mediatica del neoliberalismo; crisis nacional asociada también a la guerra económica contrarrevolucionaria y a la corrupción de capas burocráticas enquistadas en el manejo de la renta petrolera.

Quinto. La proliferación de fenómenos socioeconomicos de alto impacto como la inflación (puede llegar al 80% en los meses siguientes), la escasez, el desabastecimiento de alimentos, la especulación y el contrabando por la frontera occidental que representa una sangría monumental de la economía.

Sexto. La alta inseguridad y violencia urbana

Séptimo. El "golpe suave" implementado por los grupos fascistas desde el mes de febrero, acompañado de actos sanguinarios contra la sociedad civil y las instituciones estatales.

Octavo. El proceso de preparación y organización del Tercer Congreso del Partido Socialista
Unido de Venezuela a realizarse en los días finales del mes de julio, convertido en un gigantesco escenario de deliberación colectiva, el cual es también objeto del sabotaje desde el campo de la ultraderecha y los poderes imperialistas para impedir que dicha organización se consolide como la fuerza política hegemónica de la sociedad en su larga transición a un modelo socialista contemporáneo adecuado a las tendencias de la sociedad actual condicionada por la profunda revolución tecnológica, productiva y comunicacional que se desenvuelve en el ámbito planetario.

Noveno. Los altos niveles de conciencia política revolucionaria del pueblo que de manera disciplinada y consistente elude la provocación derechista, evitando desviarse de los objetivos trazados en el Plan de la Patria que cubre este periodo hasta el año 2021.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1109 veces.



Horacio Duque

Politólogo e historiador.

 horacioduquegiraldo@gmail.com      @horacio_DG

Visite el perfil de Horacio Duque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Duque

Horacio Duque

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a190619.htmlCd0NV CAC = Y co = US