Legislar es una acción política y debe ser revolucionaria

La aprobación de la Ley Orgánica de Cultura, por la Asamblea Nacional, no significa, en modo alguno, que “todo tiene su final”. A propósito de adquirir el libro Construir el Ecosocialismo, (para una ecología etnopolítica), cuyo autor es Andrés Bansart, publicado por la Fundación Editorial el Perro y la Rana, 2012, y luego de recorrer su intrincado y extenso índice, arribamos a la parte final, llamada Prospectiva, y cuyas palabras son demasiado útiles para exponer y utilizar como alegato: “No se trata aquí de concluir sino de ver cómo empezar. No se trata de sacar conclusiones sino de abrir un nuevo debate”. Al entrar en vigencia la Ley Orgánica de Cultura, y aún antes, se requiere de su estudio y análisis. “Anotar, borrar, modificar, hacer suyo u oponerse y proponer otras ideas…nada está dicho de manera definitiva…Elaborar un moción que “quiere presentarse como un documento de discusión”, Allí está la tarea de legislar: hacer la ley, crear la ley.

El momento histórico-social y la voluntad política exigían la aprobación de es norma orgánica cultural. Pero como afirmaría Aquiles Nazoa: “este asunto no esta definitivamente resuelto”. Entrompemos con alegranza la tarea de revisar, legislar, diseccionar, elaborar mociones. En todo caso, que desde el primer momento se emprenda la tarea de actualizar la Ley Orgánica de Cultura. Resulta impostergable crear una legislación cultural revolucionaria.

Desde la anterior perspectiva, con una normativa cultural particular, se ha transitado el camino de revisar, estudiar, analizar y elaborar un conjunto de propuestas, a través de la legislación cultural comparada, en torno a la vigente Ley de Fomento y Protección al Desarrollo Artesanal, del año 1993, y al Proyecto de Reforma y Adecuación de la Ley de Fomento y Protección al Desarrollo Artesanal, del año 2012.

A partir de la realización del Seminario Nacional de Artesanía Venezolana para el Siglo XXI, organizado por el Fundación Red de Arte del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, en junio de 2013, se propuso la mesa de Formación e Investigación, desde la cual se organizó e instrumentaría el Taller Permanente de Legislación Artesanal con más de cuarenta (40) horas académicas, tendentes a elaborar un conjunto de propuestas para alcanzar la reforma de la norma artesanal. En consecuencia, desde ese contexto de aprendizaje y de compartir saberes es que surgen los análisis, las iniciativas, los cambios propuestos. Es impostergable darle viabilidad a la actualización de la ley de artesanía; darle viabilidad de las distintas y diferentes mociones. Legislar es y será siempre una acción política y comprometido compromiso revolucionario


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1575 veces.



Efraín Valenzuela

Católico, comunista, bolivariano y chavista. Caraqueño de la parroquia 23 de Enero, donde desde pequeño anduvo metido en peos. Especializado en Legislación Cultural, Cultura Festiva, Municipio y Cultura y Religiosidad Popular.

 efrainvalentutor@gmail.com

Visite el perfil de Efraín Valenzuela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Efraín Valenzuela

Efraín Valenzuela

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a173051.htmlCd0NV CAC = Y co = US