Maduro va rumbo al juego perfecto

Cuando el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro, inició por el Estado Zulia, su gobierno de eficiencia en calle, escribimos, que el líder a quien el Comandante Supremo de la Revolución, Hugo Rafael Chávez Frías, le entregó la bola para que continuara confrontando al peligroso equipo de la ultra derecha fascista venezolana, arrancó por la goma y ponchando, porque es la mejor manera de desmontar la campaña de odios y descalificaciones de la godarria, a través de la canalla mediática bajo el argumento de ser un bruto por no tener un titulo académico universitario, es la eficacia gubernamental.

Hoy, luego de observar el excelente brazo del lanzador, pronosticamos que marcha hacía el No hit No run y es porque precisamente ha logrado algo fundamental en cualquier juego, que es sacar de sus casillas al contrincante. Maduro los está ponchando y conduciéndolos al blanqueo con sus propias estrategias y eso les llena de “arrechera”, expresión favorita del líder de la falange amarilla.

Sobran las razones, para sostener que el relevo del Comandante Eterno, Hugo Rafael Chávez Frías y su equipo le están tumbando la estrategia a la novena yanki, porque desde el primer episodio comenzó a lanzarles a la esquina de afuera, cuando esperaban la bola franca o adentro, razón por la cual no le han pisado la primera almohadilla, porque los ha venido ponchando uno a uno.

En primer lugar pensaron que frente al llamado irresponsable y criminal de Henrique Capriles Radonsky, para que sus huestes salieran a la calle “a drenar esa arrechera” (que les causó la derrota), el presidente Maduro y su Comando de Campaña iban a recoger el guante y salir a ponerse a la par de la irresponsabilidad de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) (Mesa de la Ultra Derecha), provocando una confrontación civil entre compatriotas, que independientemente de las diferencias ideológicas, somos venezolanos. Allí fue el primer ponche para esa dirigencia fascista cargada de odio, que bueno es insistir, que no debe quedar impune, que el Poder Moral, tiene que actuar y castigar de manera ejemplar a los responsables intelectuales y materiales de los once asesinatos de camaradas, de las lesiones ocasionada a un centenar y la perdidas materiales en perjuicio del Estado Venezolano y de la propiedad privada, durante las horas de locura, que el candidato derrotado sembró entre sus seguidores, luego del trauma post electoral, los días 14 y 15 de abril de 2013.El Presidente Maduro necesita de un buen cuadro , jugando con las señas al píe de la letra, para continuar su lechada.

El segundo ponche, para los operadores políticos de la franquicia contra la patria (la MUD), fue pensar que ante la arremetida contra el gobierno, “porque ha sido incapaz de acabar con la inseguridad”, el presidente Maduro, iba a salir con la consigna burguesa de “Plomo al hampa” y enviar los cuerpos de seguridad a las calles, con armas de guerra como si se tratar de enfrentar a un enemigo invasor, a bañar de sangre las calles, avenidas, carreteras y caminos reales del país, com o lo hizo Acción Democrática en sus gobiernos, a través de aquella consigna: “Disparen primero y averigüen después” o la Operación Vanguardia en los gobiernos de COPEI, que todavía está fresca la sangre inocente derramada por los excesos policiales en todo el territorio Nacional.

Pues no. El hijo de Chávez, salió con una alianza con los camaradas de la farándula, peloteros de las grandes ligas, futbolistas profesionales, pilotos del automovilismo internacional, estrellas olímpicas venezolanas y estrellas del deporte amateur nacional, con jóvenes intelectuales, músicos y creadores y, madres venezolanas, para ofrecerle una oportunidad, a quienes acorralados por la lógica capitalista abrazaron el mundo del delito, el amor a las armas y la cultura de la muerte como un mecanismo de defensa.

Para que rectifiquen, entreguen las armas y se acojan a la oferta del Jefe de Estado, el gobierno revolucionario bolivariano, les ofrece programas de educación, formación para el trabajo productivo y humanística que el proyecto socialista les garantiza para que se reinserten en la sociedad y dejen de atormentar a al pueblo y a sus familiares que son sus primeras víctimas, especialmente las madres.

Paralelamente y conjuntamente con el Consejo de Ministro, el presidente lanzó a la calle el “Plan Patria Segura”, que se concreta en una alianza estratégica entre el poder popular y el pueblo en armas, para combatir a quienes no tengan la voluntad de regeneración y pretendan continuar generando terror en las comunidades. Esto ha enardecido a quienes han hecho de la violencia, su filón político electoral, incluso con la siembra de paramilitares en las zonas populares de las principales ciudades del país, para que garanticen diariamente el alimento a la necrofílica canalla mediática, que se ha convertido en una suerte de ONG, para registrar y sistematizar los muertos que ingresan diariamente en las morgues, por las causan que sean, pero que al fin y al cabo son “culpa e' Chávez” y ahora, culpa también del “incapaz” del “inmaduro” para manejar la república.

El tercer estrocaut en línea, para el serpentinero Nicolás Maduro, que con su curva afuera y su recta de cien millas ha dejado al equipo “Majunche” con la carabina al hombro, ha sido el ataque a la guerra económica. Los mafiosos provocadores de la derecha escondieron y bajaron la producción de los renglones de primera necesidad para crear malestar en el pueblo y en busca de un nuevo “Caracazo”, como el de 1989 contra Carlos Andrés Pérez, para justificar la intervención militar extranjera en Venezuela. En su defecto esperaban la reacción “autoritaria del reegimen”, pero nuevamente la recta de humo los dejó con el bate al hombro. El autobusero de Miraflores, en vez de caerles a palo, como esperaban los citó a su despacho, para verse las caras, mirarse a los ojos y poner en claro las reglas del juego, para que no les tome por sorpresa las medidas que se tomaran contra quienes continúen asociándose para delinquir. Ahora le toca el turno a otros provocadores, dueños y operadores de los llamados canales de TV, que son el estercolero infame, conque ensucian el sique de nuestro pueblo, y que necesario es llamarlos a rendibú.

Pero a parte de estos casos puntuales, el líder a quien Chávez, responsabilizó por su morral de la historia, mediante esa actividad de el gobierno de la eficiencia en la calle, está acabando en buena parte con las cobas de uno que otro irresponsable, que nunca faltan y que tanto daño le hacen al proceso. El reunirse en asamblea con la gente del pueblo sin intermediarios, le permite tener una diagnóstico y una visión real de lo que requiere cada región. Lo más importante, no son asambleas, para la retórica y las promesas, sino asambleas para tomar decisiones y suscribir compromisos, que de inmediato quedan en manos de los gobernadores y del poder popular, para ser ejecutados con plazos establecidos. Esta es la mejor manera de darle en la madre a quienes pretenden continuar manipulando a la población carente de formación político ideológica. Por estas y muchas razones más, es que afirmamos, que Maduro marcha rumbo al juego perfecto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4693 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: