Pura verdad, pero es mentira

PURA VERDAD, PERO ES MENTIRA

INTROITO
Venezuela es actualmente el laboratorio mediático con más “movimiento”, con más “actividad”, en el mundo entero. No por ser Venezuela, ya que éste es un pobre país tercer mundista con altísimos ingresos petroleros pero paradójicamente con más de 80% de pobreza, sino porque está en marcha un proceso experimental para demostrar que los amos del valle, los dueños de la “libre empresa” (“libre” se refiere a sin control por parte del Estado), la oligarquía, son los verdaderos patronos, los dueños de un país. Y para ello disponen de un ejército virtual poderosísimo: sus “mass media” (Radio y TV, Periódicos, Revistas, etc.). Sin embargo, es bueno aclarar que los “mass media” públicos, los que pertenecen al “Estado”, en la gran mayoría de los países del mundo, con muy pocas excepciones, Venezuela y Cuba entre ellas, están en manos directa o indirectamente de la oligarquía, es decir, que en esos países todos los medios de comunicación masivos, públicos y privados, pertenecen, están a la orden, son manejados, por la oligarquía.

La oligarquía criolla se mal acostumbró a mandar. Que pueden hacer lo que les venga en gana, y nadie, nadie, en “su” patio, les puede reclamar. Pero, y es importantísimo aclararlo, ellos son meros operarios del Imperio gringo, y por supuesto cuentan con el respaldo de la máquina de guerra más perversa que existe en la actualidad.

Por las buenas o por las malas ellos consiguen adueñarse de un país, al cual ven como una mera empresa, con insumos y mano de obra abundantes y baratos, y un mercado libre consumidor sin restricciones de ninguna clase. Y cuando quiebre la empresa-país, generalmente por secamiento de sus insumos y de su mano de obra, pues simplemente se mudarán a otro y seguir como buenos parásitos viviendo de las miserias ajenas.

Por las buenas se adueñaron (y se adueñan) de países siguiendo en general el mismo formato: con el cuento de elecciones libres, a una población prácticamente analfabeta, a la cual mantienen agüevoneada con los “mass media”, le imponen candidatos mesiánicos que en esencia no son más que peleles del imperio.

Por las malas es cuando, por azar, diría yo, alguna sociedad despierta y se sacude, o trata de sacudirse, la someten a la fuerza con golpes de estado, o inventan cualquier vaina que justifique una invasión. Piensen nada más en Jacobo Arbenz y en San Salvador Allende.

Algunos dirán “...pero esto no es nada nuevo…, esto es cotidiano…”. Sí, es verdad. Pero lo novedoso del experimento “Venezuela” es que el gobierno actual, electo con las reglas de juego de la oligarquía, ganó limpiamente, y les ha puesto freno (no como yo quisiera, pero peor es nada) a sus desmanes, y los ha hecho ponerse, aparentemente, a la defensiva. La oligarquía sabe que su fuerza “armada” hoy día en Venezuela son los “mass media” privados, y también sabe que cuando esta fuerza sea derrotada cuentan con la bélica del tío Sam. Y en Venezuela se está dando una guerra (la guerra del fin del mundo, diría yo) entre los Bolivarianos, dirigidos por Chávez, y la oligarquía, ésta representada en los “mass media” privados. A esto es lo que yo llamo el experimento “Venezuela.”

HISTORIA
¿Por qué la oligarquía permitió que esto pasara en Venezuela, es decir, que perdieran la conducción, la propiedad, del Estado? Yo creo que el inicio de la debacle actual de la oligarquía venezolana comenzó con el desgaste paulatino de los políticos tradicionales, sus esclavos de toda su vida, pero en este caso me refiero a los puntofijistas, los que por más de 40 años fueron sus testaferros (piensen en Rómulo, Caldera, Pompeyo, Teodoro, etc.). Necesitaban buscar a alguien con la cara “bien” lavada que les permitiera seguir en el poder, de dueños de Venezuela. Pero primero necesitaban a alguien diferente, alguien desechable, que les diera el tiro de gracia a esos politiqueros desprestigiados que ponían en peligro su hacienda.

Este desgaste, principalmente moral, empujó la candidatura de Chávez en algunos sectores populares de Venezuela. No es que Chávez tuviera una maquinaria electoral. No. El mismo deterioro institucional de los partidos políticos tradicionales y de sus dirigentes, AD, COPEY, MAS, hizo que Chávez surgiera como una opción, al principio con poco poder, pero comenzó a subir poco a poco en las encuestas (creo que es bueno decirlo: sin el apoyo de los “mass media”, en particular los privados, Chávez no hubiera llegado ni de tercero). Y allí fue donde la oligarquía se equivocó. Auparon a Chávez para salir de los partidos tradicionales, ya puro bagazo, y darle “vida” a su nueva agenda, la nueva oligarquía política venezolana, representada en los partidos clasistas (puros blancos y ricos) “Proyecto Venezuela” y “Primero Justicia”. Pero no creyeron en su propio poder mediático de crear un “monstruo” indestructible. Ellos creyeron que así como le dieron vida a la candidatura de Chávez, así podían matarla. Y después que Chávez acabó con el viejito Alfaro Ucero, se metió de lleno contra el candidato WASP: el frijolito de Carabobo, Salas Röhmer. Se unieron todas las fuerzas oscuras, la vieja y la nueva oligarquía, gastaron millones de dólares en propaganda electoral, pero no a favor de su candidato, el ario Salas Röhmer, no. En contra de Chávez. La campaña fue feroz, despiadada, pero ya el comandante había agarrado “momentum”, y así éste arrasó en las elecciones de 1998. Se les escapó el monstruo que ellos mismos habían creado. Pero no se dieron por vencidos. No señor. Enseguida comenzaron a engolosinarlo. A adularlo, a jalarle bolas. Pero Chávez resultó terco. Y además, la población electoral venezolana, todo el pueblo, principalmente los más pobres, como que hubieran despertado de una pesadilla y se enlistaron en el ejército chavista.

Y así ganó el referéndum la Constitución Bolivariana, contra la cual los dueños de los “mass media”, toda la oligarquía, enfilaron todas sus baterías. Nuevamente gastaron millones de dólares en propaganda contra la nueva Constitución. Los “mass media” se encadenaron día tras día las 24 horas. Pero, para sorpresa de ellos, perdieron. Ganó Chávez nuevamente. Y así en las elecciones subsiguientes los chavistas ganaron casi todas las gobernaciones, la gran mayoría de las Alcaldías y Consejos Legislativos Regionales, la mayoría en la Asamblea Nacional, que es la que designa a los miembros del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), del Poder Electoral, al Fiscal General, al Contralor General, al Defensor del Pueblo. Y así se designó a los representantes de todos estos poderes, con la excepción de los del Consejo Nacional Electoral, que fueron escogidos por la Sala Constitucional del TSJ. Para desasosiego de la oligarquía, de los dueños de los “mass media”. Perdieron en su propio terreno y con sus propias reglas. Amazing. Y desde allí comenzó la planificación del experimento “Venezuela”. Ya que contaban aún con una parte sustancial, muy sustancial, del poder político y económico del país.

EXPERIMENTO Nº 1: CREACIÓN VIRTUAL DE UN PARO
En Diciembre del 2001 la asociación empresarial FEDECÁMARAS, muy poderosa, con muchos dólares, en una alianza anti natura con la Confederación de los Trabajadores de Venezuela (CTV), muy poderosa, y también con muchos dólares, llamó a un paro general el día 10. El paro fue un fracaso, debido entre otras cosas a que la mayoría de los obreros y empleados pertenecen a las empresas del estado (petróleo, gas, minería), y éstas no se pararon. PDVSA no se paró. El transporte público no se paró. Solo cerraron los grandes comercios: tiendas y los grandes centros comerciales. Pero, y aquí viene el primer experimento: los “mass media” hicieron ver que Venezuela estaba completamente paralizada. Este fue el primer gran éxito de los “mass media”: de un parito, limitado prácticamente a las zonas ricas y de clase media de Caracas, hicieron ver un gran paro nacional. Aplicaron el virtualismo. Y muchos se lo creyeron. Muchos. No hubo contra ofensiva del gobierno chavista, o al menos no se dejó sentir. Y el experimento resultó exitoso: en muchas partes de Venezuela, en el “mundo” entero, se sembró la semilla del anti chavismo. Y ésta germinó y el anti chavismo comenzó a crecer. El nuevo monstruo se puso en marcha. Pero había que alimentarlo, mantenerlo, repotenciarlo, mejorarlo.

EXPERIMENTO Nº 2
Y después de este primer triunfo, la oligarquía, envalentonada, atacó con más fuerza: a los venezolanos que creyeron el mojón del paro se les bombardeó inmisericordemente con mensajes ya no subliminales sino claros y de frente, y los disoció sicóticamente, capaces de matar a Chávez y a sus seguidores. Todavía muchos están así. Todo diciembre del 2001, enero, febrero, marzo, del 2002, solo se escuchaban cañonazos mediáticos contra Chávez y sus seguidores, los cuales gracias a esos cañonazos, cada día eran menos. Lo que más arrechaba era que el gobierno de Chávez no contraatacaba. Parecía estar contra las cuerdas aguantando esa andanada de coñazos en las bolas.

El otro frente de ataque de la oligarquía fue contra el gobierno pero desde adentro con sus esclavos infiltrados: militares, ministros, gerentes de PDVSA, el SENIAT, el Banco Central. Hubo pronunciamientos militares abiertamente contra el gobierno. La nueva legislación venezolana, propuesta por Chávez en la Constitución Bolivariana, impedía tomar acciones inmediatas. Y los “mass media” aprovechándose de esta debilidad jorungaban la herida. Y llamaban públicamente a la desobediencia civil, y convocaban manifestaciones a la cual cada día se sumaban más disociados.

Y fue tan efectivo que lograron sacar a Chávez del poder el día 11 de Abril del 2002: Gracias a un masivo apoyo mediático, a otro inclemente bombardeo anti Chávez durante la semana previa las 24 horas del día, la oligarquía a través de sus “mass media” le hizo ver al mundo que Chávez estaba solo, que no tenía apoyo. Le montaron la trampa, y los disociados, envalentonados por la droga mediática, trataron de invadir el palacio de Gobierno. Y fueron repelidos. Pero hubo muertos. Y fue la excusa para que los militares traidores sacaran a Chávez del gobierno con la amenaza de bombardear el Palacio si no se entregaba. El experimento resultó positivo, y así la oligarquía, a través de uno de sus cipayos, Pedro Carmona Estanga, recuperó la presidencia de la República, la gerencia de la empresa.

TPP (TRAUMA POST PARTO)
La oligarquía y sus esclavos no salían de su asombro. Y por eso creyeron que habían ganado, cuando la verdad era que el rival Chávez sí se había caído pero aparentemente de un resbalón. Y se confiaron en que el tigre estaba muerto y se fueron de parranda. El día 12 de Abril los “mass media” se encadenaron nuevamente para festejar el nacimiento del nuevo gobierno, el de la nueva oligarquía. Pero cometieron la torpeza imperdonable de creer que Chávez estaba solo, es decir, se creyeron sus propias mentiras. Y en menos de 48 horas el tigre se despertó y los hizo salir corriendo. Y todavía muchos corren.

APOYO JUSTICIERO
Pero no se rindieron. Y entonces los jefes oligarcas les ordenaron a sus empleados Magistrados del TSJ, a una precaria mayoría, que dictaminaran que no hubo golpe de estado sino un vacío de poder que obligó a unos militares (“sus” militares) “preñados de buenas intenciones” a tomar las riendas del poder para entregarlas inmediatamente al monigote de Pedro Carmona Estanga, un sigüí de la oligarquía. Y así el TSJ amarró al gobierno chavista con esta decisión. Para el día de hoy ya la oligarquía no tiene el poder del TSJ. Todavía le quedan muchos jueces, pero ya Chávez está saliendo de ellos. Todo dentro de la Ley. La marmita de la oligarquía agarró más presión: perdió el poder de la Justicia.

EL ORO NEGRO
Si bien los gerentes de PDVSA no participaron activamente en el “paro” patronal de Diciembre del 2001, es bien sabido que la procesión venía por dentro. La inmensa mayoría de los gerentes y empleados de PDVSA se consideraban superiores, intocables, inalcanzables, aún por el gobierno. Para el golpe del 11 de abril del 2002 su participación y apoyo logístico fue determinante. Y aún así Chávez los perdonó ¿Craso error? No creo. Chávez es militar. Les abonó el terreno para que terminaran de emerger esas malezas y después eliminarlas con mayor facilidad y efectividad. Tal como sucedió ¿Chávez pendejo? Yo te aviso.

EXPERIMENTO Nº 3
En Octubre del 2002, aupados por los “mass media”, un grupo de militares activos se declaró en rebelión y se instaló en una plaza pública de un sector de Caracas que está bajo el gobierno de un alcalde golpista, hijo de oligarcas, y militante del partido Primero Justicia. Y este alcalde permitió los mayores desmanes y violación de leyes que se hayan visto en Venezuela. Y todo en vivo y en directo por TV. Las 24 horas del día. Este eterno carnaval permitió mantener “caliente” el ambiente anti Chávez, haciendo creer al mundo que Venezuela estaba al borde de una gran guerra civil. Este experimento permitió la fortificación, la reunificación, del anti chavismo. Y de verdad lo repotenció. El experimento funcionó de manera adecuada. La gran mayoría de los jefes militares permanecía en sus cuarteles, aparentemente fieles a Chávez (por lo menos respetuosos de la Constitución), pero el experimento hizo ver al mundo que Chávez había perdido el apoyo de los militares. Cinco generales, unos coroneles, y hasta personal de tropa (comprada), mediante el truco mediático se convirtieron en un ejército. Esto permitió llevar a efecto el experimento subsiguiente.

EXPERIMENTO Nº 4
Es que los gerentes (afortunadamente ex) de PDVSA son bien brutos. Con el perdón de Chávez agarraron nuevos aires, nuevos bríos, y la oligarquía los utilizó y juntos comenzaron a planificar la próxima batalla contra los Bolivarianos. Y así el 3 de Diciembre del 2002, junto con los empresarios oligarcas, sus esclavos de la CTV, y los militares rebeldes (estos últimos repotenciados en el experimento anterior), iniciaron un saboteo a la industria petrolera muy bien planificado y aupado por Luis Giusti, ex presidente de PDVSA y actualmente asesor de Bush en asuntos petroleros.

Durante todo Diciembre del 2002 y Enero del 2003 no hubo producción de gasolina o gas doméstico. Escondieron alimentos básicos. Y los “mass media” a todo pulmón. Las 24 horas. Pero el paro fracasó. Los gerentes golpistas y miles de empleados de PDVSA fueron expulsados de la empresa, y ésta agarró su ritmo productivo muy rápidamente.
Este experimento por supuesto fracasó. Los oligarcas no encontraban explicación. Porque junto con la pérdida de PDVSA también perdieron a los militares. Los que estaban alzados en la plaza Francia de Altamira. Habían perdido el poder político. Con sus propias reglas. Y ahora perdían PDVSA y los militares. Ya comenzaban a desesperarse.
El saboteo petrolero fracasó pero la oligarquía no descansó. Enseguida comenzaron a planificar el próximo experimento.

EXPERIMENTO Nº 5
Los “mass media” no descansaron. Tomaron nuevo impulso y en una jugada sin precedentes los oligarcas obligaron (O-B-L-I-G-A-R-O-N) al gobierno a ceder. Junto con la OEA, otro brazo ejecutor de la oligarquía, sentaron al gobierno en una mesa de “Negociación y Acuerdos”. Los planes de la oligarquía eran obligar a Chávez a renunciar. O por lo menos llamar a elecciones generales. Así de sencillo. Creyeron que lo tenían contra las cuerdas, grogui. La idea de Chávez era obligar a la oligarquía a que entendiera que había que respetar la Constitución Bolivariana. Chávez es muy inteligente, y lo logró. Por lo menos en el papel. Ni estaba grogui ni estaba contra las cuerdas.

Cuando digo que los “mass media” obligaron al chavismo a conversar, lo digo porque existiendo la Asamblea Nacional, con diputados electos por el pueblo, tanto chavistas como de la oposición, los chavistas tuvieron que sentarse a conversar con representantes electos por los “mass media”. A su manera. A dedazo limpio. Gracias al inmenso efecto propagandístico de la TV y prensa escrita privada, representantes chavistas electos por el pueblo tuvieron que sentarse con unos personajes siniestros escogidos en conciliábulo por la oligarquía. ¿Por qué cedió el chavismo? Buena pregunta. Para mí fue un triunfo de la oligarquía. Pero lo bueno vino después: al final no se llegó a nada. Chávez los puso a correr en el ring, al mejor estilo de Cassius Clay, y los cansó. Y los “mass media” desesperados tuvieron que calarse esto. Su triunfo se volvió agua en arena. El experimento fue un éxito en el sentido que los “mass media” hicieron que Chávez le reconociera beligerancia a la oposición cuando ésta estaba a la desbandada. Le diera estatus internacional. Y así esa minoría anti chavista se reagrupó nuevamente y se creció. Afortunadamente solo de manera virtual. Y si bien Chávez siguió en el gobierno, ya la oligarquía se preparaba para otro experimento: El referéndum presidencial. De verdad que no aprenden.

Es bueno aclarar que simultáneamente con todos estos procesos, el chavismo se fue fortaleciendo en el aspecto mediático. En su programa dominical Chávez contra atacó, y cuando dijo que no vieran más a la TV privada, el pueblo dejó de verla, y cuando dijo que no compraran ni leyeran más la prensa escrita de la oligarquía, el pueblo dejó de comprarla y de leerla. El “raiting” de la TV privada pasó de casi 90% a menos del 30%, y los periódicos que una vez marcaron pauta en Venezuela, con más de 200 mil ejemplares diarios, con 4 o más cuerpos, pasaron a ser panfletos con no más de 20 mil ejemplares diarios y 2 cuerpos escuálidos. Se han mantenido “vivos” gracias a los aportes de la CIA. Pero aún así son referencia muy importante en el exterior, y esto es extremadamente peligroso, porque aún vencidos, o casi vencidos, por el chavismo, les queda el inmenso soporte del tío Sam.

EXPERIMENTO Nº 6
El referéndum al cual ellos no querían llegar, pero Chávez los guió hasta allí. Como militar, el presidente fue tremendo estratega. Y ahora la oligarquía no sabe qué hacer. Sabe que está perdida, y como animal herido es capaz de cualquier cosa. Por eso Bush está desesperado, aguantando coñazos en su propia casa y también fuera de ella. Tal como era de esperarse, a pesar de la inmensa inversión (inversión, no “gasto”) de la oligarquía, Chávez ganó el referendo. Yo no diría que cómodamente porque tener 40% en contra no es conveniente. Por eso la oligarquía desconoció el triunfo de Chávez. Pero a llorar al valle. Esto no tiene vuelta atrás. Y en las elecciones de Octubre para gobernadores y alcaldes el chavismo arrasó en toda Venezuela.

Pero, y siempre hay un pero, ellos, los gringos y sus esclavos, los oligarcas criollos, aprenderán: cuando veas las bardas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo, lo cual quiere decir que a Brasil, Argentina y Uruguay, les aplicarán programas mejorados. No pueden darse el lujo de tener más de un Chávez en su patio trasero ¿Por eso sacarían a Lucio Gutiérrez? Los gringos tienen muchas papas calientes que Chávez les ha puesto en las manos. Bolivia. Los países del CARICOM. Guyana. Surinam. Por eso su desespero en Colombia y Paraguay. Ya la OEA no es su Ministerio de Colonias. En México se les está invirtiendo la tortilla. Y todo por culpa de Chávez.

PURA VERDAD, PERO ES MENTIRA
Para muestra un botón: el diario Clarín de Buenos Aires (de la oligarquía) publicó una pequeña nota sobre un mitin de Chávez (el 6 de Junio del 2004) en Caracas. Decía que según un representante de la oposición no se congregó más de 150 mil personas. Esto es verdad. Es verdad que lo dijo el representante de la oposición. El manipuleo de la información está en que había mucho más de 150 mil personas ¿Por qué el periodista no buscó una mejor fuente? Es así como una gran mentira la hacen ver como pura verdad. Y éticamente no se ha dicho mentira. Bombardeo mediático de este tipo es constante, y por montones, en Venezuela. Afortunadamente, y gracias a Chávez, muy poca gente lo ve. O lo lee.

CODA
Evidentemente que los próximos experimentos mediáticos que se instalarán en Venezuela tienen que ser sumamente elaborados. El tema “exterior” principal tiene que ver con aislar a Venezuela a fuerza de billete verde. Ya comenzó con los llamados países bananeros. En el “interior” el tema principal tiene que ver con el desprestigio de las Instituciones. Y por supuesto el blanco prioritario es el Consejo Nacional Electoral. Si se deslegitima éste, todos las demás Instituciones, cuyos representantes son legitimados por éste, quedan automáticamente desvalorizadas. Caldo de cultivo para futuros experimentos.

Otro frente de batalla se abrió hace un tiempo. De manera muy astuta. Infiltración de agentes enemigos. Muchos no se han dado cuenta pero yo sí. ¿Cuál es el fuerte de Chávez actualmente? Su poder comunicacional ¿A través de quién? De VTV. ¿Por qué creen ustedes que sacaron a Diógenes Carrillo? ¿Un ex guerrillero con tremendo poder de convocatoria y con programa reafirmador del chavismo? Sape… Lo de “La Hojilla” es otro caso. Me da pena ajena decirlo, pero uno de los problemas eternos de la llamada “izquierda” es que todo el mundo se cree comandante cuando ni siquiera llega a soldado raso. Todavía me acuerdo cuando en “La Hojilla” proferían la salida del aire de los programas de TV de la oposición. “Pronto le tocará al matacura”, decían. Éste nunca les paró pero ni media bola.

Ahora se estará cagando de la risa. ¿Por qué pelearon los de “La Hojilla”? ¿No habrá por allí una mano peluda? Yo no creo en brujas, pero de que vuelan vuelan.

LUIS RIVERO BADARACCO
LGRIVEROB@CANTV.NET


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3465 veces.



Luis Rivero Badaracco


Visite el perfil de Luis Rivero Badaracco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: