La profesión como excusa para ser impune e inmune introito

A medida que los humanos se fueron haciendo más diestros (y paralelamente más siniestros), fueron ascendiendo en la pirámide social del poder. Más diestro (o más siniestro) no significa más inteligente. Sino más astuto, más sagaz. Los inteligentes aparecieron mucho después. Siguen siendo minoría, pero poco a poco han ido teniendo acceso a algunos escalones en esa pirámide social. La diferencia es que mientras a los inteligentes los mueve el altruismo (socialismo), a los sagaces y astutos los mueve el egoísmo (capitalismo). Así, Chávez es altruista, pero Leopoldo López y cualquier líder de la oposición (y muchos de los que los siguen) son egoístas. Ambos esgrimen los títulos como sables. Mientras los inteligentes guardan sus títulos, o cuando mucho los cuelgan, y demuestran con su trabajo que tienen una profesión, que aprendieron, los astutos y sagaces se los restriegan en la cara a todo el mundo. Y los utilizan como escudo.

LOS “COLEGIOS” DE PROFESIONALES

Aquí se agrupan. Y se atrincheran. Y comienzan a matarse entre ellos (los egoístas) para ascender a la posición Alfa. Y beneficiarse ellos primero (y a veces únicamente). Mientras que los altruistas se agrupan para buscar beneficios al grupo. A todos. Y así vemos como los “Colegios” están en manos de los egoístas porque nuestras universidades eso es lo que más producen. Ya era hora para que comenzara el cambio.

HISTORIA

Hace muchos años, yo recuerdo que en el Colegio de Ingenieros nunca hubo solidaridad automática. Si un ingeniero se metía en problemas legales e iba a juicio y después lo condenaban con cárcel, ese era su problema, no el del gremio. Cuando mucho había una solidaridad sentimental. Pero hasta allí. Bastó que llegara Chávez para que la tortilla se volteara. Ahora hay profesiones aparentemente intocables. Si uno, que es don nadie, le echa mierda a un médico por mala praxis, lo más probable es que ese médico trate de joderlo a uno cuando uno vuelva como paciente. Pero hasta allí. En la medida que la protesta se hace más pública entonces entra en batalla el gremio. Y olvídense que cualquier médico capitalista lo va a perdonar…. “que se muera ese coño e’ su madre….”. Lo matan de dos maneras: o no lo atienden y dejan que se desangre, o en el quirófano le cortan la yugular por equivocación (o el hígado, o las bolas, que es peor). Esa es el arma de los médicos. Y en cualquier profesión existen armas para joder al que se meta con “ellos”. Una de las armas más arrechas es el escarnio público. En especial si el enemigo es “público”. Es decir, si el enemigo es alguien, por ejemplo, del gobierno. O de la farándula. Y el único gremio que tiene este cañón escarniador es el de los comunicadores sociales. Y por eso son los chantajistas más arrechos del mundo. Y por ese chantaje nadie se mete con ellos. Y el que se mete con ellos es porque o no les tiene miedo, o no tiene techo de vidrio, o no tiene bardas para poner en remojo. Como Chávez, por ejemplo. Este carajo sí es arrecho.

LA POLÍTICA Y LOS GREMIOS

Las noticias las resaltaban antes con la profesión del o los involucrados. Pero no para desprestigiarlos sino para llenar la cuartilla. Pero hay profesiones y delitos donde es imposible ocultar el hecho. Por ejemplo, entre los humanos machos existen pederastas. Y siempre salen a la luz pública cuando los agarran in fraganti. Pero si es un cura católico enseguida resaltan la profesión. Si es un albañil nadie le para bolas, ni siquiera el gremio de albañiles. Por lo general, sin cura católico comete un delito y lo agarran, lo más probable es que la profesión salga en negritas y a varias columnas (por supuesto, no en un diario católico. Aquí cuando mucho lo niegan).

LOS EXCELSOS CHANTAJISTAS

Los que tienen acceso al cañón: “…si te metes conmigo, te quemo…”. La mayoría de los comunicadores sociales de la oposición manejan este chantaje. Y nadie se mete con ellos (hasta que llegó Chávez) por ese chantaje. Y utilizan la profesión como escudo. Si agarran a un periodista robándose un cambur el hecho lo disfrazan: “…un periodista fue víctima de una vendedora de cambures porque éste le reclamó que los cambures estaban muy caros…”. Y queda la vendedora de cambures escarniada públicamente. Dígame si sale una foto de la camburera. Ese periodista, con cañón y todo, no vuelve a ir a ese mercado ni a balazos. Porque a la camburera y su gremio le importa un pito el escarnio público. Y de que lo joden, lo joden. Si su vida ha sido un escarnio total, que más puede esperar ella?

LOS CAÑONEROS Y LA POLÍTICA

Y ahora, en estas épocas tumultuosas, todo el mundo está pendiente de la política. Y así los periodistas, como tienen la ventaja del cañón, abusan. Al de a pie tiene dos recursos: o exige derecho a réplica (que se lo van a dar el día del carajo), o no le para bolas. Hay otro recurso: el de la justicia. Por los métodos convencionales o por el corleónico. Los italianos niuyorkinos, como ya sabían que la justicia convencional no los iba a apoyar, contrataban al Padrino, Don Vitto Corleone, y éste, muy diligentemente les resolvía el problema. Que un policía me está martillando, deme el nombre y lo mando a joder.

EL BUNKER OPOSICIONISTA

En esta guerra mediática los cañones de Navarone los tiene la oposición. Pero a ésta se le está acabando la infantería. Y ahora han tenido que utilizar a algunos cañoneros en el frente de batalla. En las esquinas repartiendo volantes y provocando con insultos a los chavistas. Ya no más aire acondicionado y lejos del mundanal ruido. No señor, pa’ la avenida Urdaneta, pa’ la avenida Baralt…. A mojarse ese culo… Y les dicen: “… Recuerden que ustedes son periodistas y por lo tanto intocables…” Y estos güevones se lo creyeron. Y los cayeron a piña. El que a hierro mata a hierro muere. Y por allí salió un gremialista, Eleazar Díaz Rangel, a defender a su gremio. No señor… Ellos no estaban allí ejerciendo la profesión…. Ellos estaban provocando a chavistas en un nido de chavistas…¿Qué querían ellos? ¿Qué los trataran con guantes de seda? Qué bolas Eleazar…. O sea, que si a un periodista loa agarran in fraganti en plena pederastia, ¿tú lo vas a defender a priori? A coñazo limpio hay que sacarlos….¿cómo se mata una cascabel? ¿pidiéndole permiso?... A lo mejor hasta esos carajos estaban intoxicados… La Fiscalía debería hacerles exámenes toxicológicos…. Porque ¿a quién se le ocurre ir a un nido de chavistas a insultar y a gritar contra Chávez? Tiene que estar drogado.

EL CHAVISMO Y EL PERIODISMO

Ya está suficientemente claro que allí hubo una riña colectiva. Estos tipos fueron a provocar y salieron jodidos. Si estos provocadores eran periodistas, ¿por qué no mencionan las profesiones de los que se defendieron? Ahhh… porque estos no tienen cañones… Y recurrieron al método corleonérico.

Este artículo lo escribí arrecho porque leí unas noticias de la Agencia Bolivariana de Noticias donde siguen afincándose en el hecho de que a los que jodieron eran periodistas…. No joda…. Sácamelo… Hasta cuando…. ¿o es que los periodistas bolivarianos también se solidarizaron con sus colegas? Lo que faltaba…. Chao.

LGRIVEROB@CANTV.NET
Maturín, 15 de Agosto del 2009.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2209 veces.



Luis Rivero Badaracco


Visite el perfil de Luis Rivero Badaracco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: