El escrutinio cósmico del socialismo Una trayectoria del devenir histórico de la realidad social (II)

El trío de coordenadas utilizadas para graficar didácticamente la trayectoria del devenir histórico de la realidad social, toma en cuenta la existencia de las determinadas relaciones necesarias que existen entre sus bienes, fenómenos o procesos, al igual que de la naturaleza sistémica de nuestro enfoque nace el hecho de que la relación establecida y practicada entre el entorno cósmico y la realidad social se revele a través del eje de la gráfica que tiene que ver con la dupla de principios opuestos y complementarios que está integrada por la separación y la integración.

En dicho gráfico podemos observar:

1. La etapa prenatal del devenir histórico de la realidad social clasista que finaliza en la posición 0 de la gráfica, donde la congregación humana, por estar inmersa en el vientre de su madre Tierra, asumió la categoría particular, sus elementos constituyentes adquirieron la naturaleza singular y el entorno cósmico se adjudicó la cualidad general.
2. La etapa inferior del devenir histórico de la realidad social que abarca el tramo que va desde la posición 0 a la postura 8 del gráfico, en la cual la congregación humana se desprende del vientre de la madre Tierra y comienza a vivir la realidad social su etapa postnatal que va desde la el esclavismo hasta el capitalismo después de transitar por el feudalismo. En esta etapa, la realidad social, los tro conjuntos constituidos por la congregación humana, el entrono medio ambiental, los productos de la actividad pretérita y los productos de consumo y los elementos constituyentes de este trío de conjuntos, adquieren las categorías general, particular y singular, respectivamente.
3. La etapa superior del devenir histórico de la realidad social que abarca el trecho que avanza desde la posición 8 a la posición 16 de la gráfica, en virtud de la cual la realidad social vive la transición del capitalismo al socialismo sin alterar, en ninguno de los conjuntos ni componentes de la realidad social, el papel que ha jugado en la etapa precedente en lo que se refiere a lo general, lo particular y lo singular.
4. En el punto 8, correspondiente a la cúspide del capitalismo, se genera el cambio cualitativo que tendencia del tutelaje de la familia del principio de fragmentación que caracteriza la etapa inicial del devenir histórico de la realidad social. Como resultado del progresivo balance homeostático o ecológico de los influjos de las opuestas y complementarias familias de principios de fragmentación e integración del código de la realidad social, la vivencia de la sociedad se va transformando en la armoniosa convivencia mediante la cual se sorteará el inminente y actual peligro que significa la desaparición de la vida humana en nuestro planeta Tierra.

La realidad social es una totalidad cuyos componentes de los conjuntos de la congregación humana, del entorno medio ambiental y de los bienes se mantienen en unas interacciones de cuya perennidad surge la categoría absoluta de su dinámica que ha incitado a los estudiosos a inventar los aspectos, factores, etc., opuestos y complementarios a través de cuya contrastación se ha podido desplegar el proceso de aprehensión que avanza desde la apariencia hasta la certeza.

Al igual que podemos conocer la trayectoria de un objeto en el escenario espacio-temporal mediante la elaboración de ecuaciones o igualdades entre dos expresiones algebraicas, denominadas miembros, en las que aparecen valores conocidos o datos y desconocidos o incógnitas que se relacionan mediante operaciones matemáticas, si hacemos uso del bisturí cognitivo del que resulta esta bisección virtual, podemos aprehender el devenir histórico de la realidad social mediante la construcción de fórmulas en las que se muestren las cuantías relativas que, con respecto al tiempo, poseen los influjos de sus medulares principios opuestos y complementarios.

Esto nos permite imaginarnos a la trayectoria del devenir histórico de la realidad social como el lugar geométrico formado por los puntos de aplicación de los vectores resultantes de las fuerzas representativas de los dichos opuestos y complementarios influjos. A partir de los gráficos A, B y C antes mostrados y tomando como referencia las formaciones sociales denominadas esclavismo, feudalismo, capitalismo y socialismo, exploraremos el sendero recorrido y aún por recorrer de algunos de los medulares duetos de principios que juegan en el tutelaje de la realidad social.


nicolasurdaneta@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1245 veces.



Nicolás Urdaneta Núñez


Visite el perfil de Nicolás Urdaneta Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: