La encrucijada de la Revolución Bolivariana: solo el pueblo salva al pueblo

La encrucijada en que se encuentra la Revolución Bolivariana es definitiva para su existencia y la del pueblo que verdaderamente esta comprometido con la causa del progreso y la construcción del Socialismo del siglo XXI. Nuestra misión y compromiso es transitar por esta difícil coyuntura en que, para que podamos vencer estos obstáculos, tenemos que tomar decisiones dolorosas pero necesarias, no podemos seguir con la enfermedad terminal que esta corroyendo La Revolución por dentro a punta de pañitos tibios, es decir, a punta de la pastillitas que nos da el Dr. que sabe que estamos muriendo pero que no se decide a hablarnos claro para que con esa verdad poner nuestros asuntos en orden y que no nos agarre desprevenidos, sin hacer nada por los nuestros y por nuestros asuntos llegado el momento del desenlace final, más o menos es así lo que nos sucede, quizás de haber sabido a tiempo de su problema, el enfermo hubiese conseguido alguna solución que le prolongara la vida o que le diera un segundo aire de salud junto a su familia.

Mucho hemos construido, el Comandante Presidente ha realizado esfuerzos si se quiere sobrehumanos para darles voz y presencia a aquellos que estaban ocultos y en terrados por toneladas de inmundicia capitalista, para dignificarlos, y si se quiere acercarlos a la llamada clase media, ahora tienen vivienda digna o están en el proceso de tenerla, buena alimentación, educación y becas para sus hijos, medicina etc., el Comandante ha querido darles todo lo que se les había negado, y sin embargo para este Soberano La Revolución llega hasta ahí, nadie les ha explicado que para tener “derechos hay que crearse obligaciones”, la casa se empieza a construir por las bases y no por las ventanas y el techo; y así se ven situaciones en donde la falta de compromiso y lealtad, la falta de doctrina es imposible de ocultar, “para que votar por Chávez, ¿para que me quiten mi casa que me regalaron?...para que me cobren las cuotas que no me han cobrado desde que me entregaron la casa?...cosas como estas hemos escuchado y peores de aquellos que no tienen la menor idea de lo que es una Revolución, y si a esto le agregamos la cantidad de dinero que se mueve a través de los Consejos Comunales y la falta de seguimiento del Ministerio de Las Comunas y de “Fundacomunal” un ente que aun no ha entendido para que sirve, le agregamos un punto a la arruga que se sigue corriendo hasta que ya no tengamos salvación.

Y no entendemos el porque se sacrifica a todo un pueblo, a toda una lucha a toda una gestión por causas que desconocemos pero que forman parte de lo que “no se le ha dicho al pueblo”, si somos un solo gobierno, si la soberanía radica en el pueblo, como ¿es que se lo mantiene en la ignorancia?, ¿porque insistimos en no querer ver las motivaciones de la oposición y la ultraderecha apoyada por el Imperio y sus aliados para destruirnos?, ¿como es que seguimos en la política de la defensa a cuanta basura mediática se quiere inventar acerca de nuestro proceso y no radicalizamos de una vez por todas La Revolución?…¿Y no será que le tememos a que nos llamen”antidemocraticos o parecer antidemocráticos”? mas ¿de cual Democracia hablamos, de la Democracia estilo Yanqui, o será la Europea, que por un lado aparentan ser los paladines de los derechos civiles y defensores de la humanidad y por el otro lado le caen a bombazos y exterminan pueblos y ciudades enteras?, o por el contrario la democracia Socialista que estamos construyendo y que a pesar de tantos errores siempre dignificara más al ser humano, más ¿alguien le ha hablado claro y sin tapujos al pueblo? y es que en eso radica la sobrevivencia de La Revolución Cubana, el acompañamiento a la gestión del Compañero Fidel por el pueblo Revolucionario a sido el eslabón definitivo, porque siempre al pueblo Cubano se le ha dicho LA VERDAD, se lo ha convocado para la toma de las grandes decisiones, se le ha explicado de los peligros que ha amenazado al pueblo y las posibles consecuencias, se le ha tomado en cuenta al gobernar, esa amalgama y no otra es la clave del proceso cubano.

Ahora si hemos llegado al final del túnel, tenemos que decidir si queremos permanecer adentro en la sombra y la oscuridad hasta que perdamos todo lo que hasta ahora se ha hecho, y con ello perder la misión que nos ha sido encomendada o por el contrario, salimos a la luz, asumiendo todo lo que eso significa y conlleva, pero con la alegría y la dignidad, la conciencia y la paz de haber cumplido con nuestro pueblo y con la patria y por ende con los pueblos que ven en nosotros la oportunidad de la humanidad nueva y libre esa oportunidad que ha sido negada durante tantos siglos de lucha y de historia a nuestros pueblos.

Confiamos en el Líder.

anazaicon@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1547 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor